Alexandra Vivas: La voz del patinaje en Colombia

Jueves, 28 Abril 2016 06:48

Alexandra Vivas, la destacada deportista Colombiana, campeona de patinaje y ganadora de once medallas de oro, ahora dedica su vida a entrenar jóvenes aspirantes del patinaje por medio de su escuela de formación AVIVAS.

|||| |||| Creative Commons Image||||
1179

Alexandra Vivas, la destacada deportista Colombiana, campeona de patinaje y ganadora de once medallas de oro, ahora dedica su vida a entrenar jóvenes aspirantes del patinaje por medio de su escuela de formación AVIVAS. Desde el año 2007, Alexandra y su esposo John William Torres, han tratado de fomentar el hábito del deporte con el fin de promover un estilo de vida más saludable y darle un mejor uso del tiempo libre. Además, la escuela de formación busca darle más fuerza al patinaje en Colombia y promover competencias mundiales para que más países se unan a la intención de hacer de este deporte un olímpico de verano.

El patinaje ha sido propuesto al Comité Olímpico Internacional desde el año 2005 cuando cumplió con todos los requisitos necesarios para participar en los Olímpicos de verano. Lamentablemente no ha alcanzado la mayoría de votos por parte del Comité, quedando fuera la competencia y dando paso a deportes como el golf y el rugby, que fueron incluidos para los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Muchos patinadores, incluyendo a Alexandra, se han retirado de las competencias por causa de dicha exclusión ya que los mundiales son el último paso para el patinaje.

Plaza Capital: ¿Cómo fueron sus inicios en el patinaje?

Alexandra Vivas: Mis inicios fueron en Cartagena. Yo nací en Bogotá, pero a mi papá lo trasladaron por el trabajo a Cartagena cuando yo tenía 3 años. Entré a estudiar en un colegio llamado Comfenalco en el que el deporte era supremamente importante ya nos inculcaban a hacer cualquier actividad extracurricular como arte, o en mi caso era el patinaje. A mí me encantaba la actividad física porque mi papá había jugado futbol a nivel amateur durante muchos años y eso siempre estuvo dentro de mí, el deporte siempre estuvo presente.

Cuando comencé a patinar tenía 9 años. Inicié en el colegio y allí dure casi toda la primaria tratando de combinar el estudio con el deporte. Después mi profesor habló con mi papá para que yo tuviera la oportunidad de ir a la liga de Bogotá para inscribirme a competencias a un nivel más serio y más organizado. Un nivel que yo consideraría más grande.

PC: ¿Qué competencias recuerda?

AV: En los Juegos Centroamericanos y del Caribe en el municipio de Mayagüez de Puerto Rico en el 2010 tuve 6 medallas en total: 3 de oro y 3 de plata. Desafortunadamente en Internet solo sale esa competencia y no se habla de las otras. Por ejemplo a nivel mundial estuve en diez selecciones Colombia en las que competí en Mayagüez, en El Salvador en el 2004, en los Panamericanos de Brasil en el 2007, en los juegos no olímpicos llamados World Games en Japón en el 2001 y gracias a Dios en absolutamente todas obtuve medallas de oro.

Para resumir en los mundiales a los que fui gané las 11 medallas de oro y muchas de plata y bronce. En panamericanos gané plata porque en la competencia no se gana por carreras sino por sumatoria de las modalidades. En World Games gane las tres (oro, plata y bronce) y gracias a Dios en el ámbito mundial destaqué al igual que en lo nacional mientras pertenecía a distintas ligas como la selección Bolívar y selección Bogotá, en la cual termine mi carrera.

PC: ¿Cómo nace la escuela de formación AVIVAS?

AV: AVIVAS nace por la necesidad de ayudar a los niños. Actualmente yo vivo en Álamos Norte donde queda en parque San Andrés. En el año 2006 me acababa de casar con Johan William Torres, un futbolista profesional, y ambos amantes del deporte. Nosotros salíamos a trotar a ese parque y vimos que había escuelas deportivas temporales, entonces, motivados por los niños y sus padres, hicimos una invitación a hacer un curso vacacional. Iniciamos con cinco niños y para el final de cueros ya teníamos veinticinco niños motivados y con ganas de seguir. Mi esposo me dijo que la única manera de apoyarlos era haciendo algo organizado y no algo temporal, así que organizamos la escuela ese mismo año y para el 2007 ya era un hecho que teníamos un club que ha crecido bastante en estos 9 años. Todos los niños que estén listos van a competencias distritales y nacionales.

PC: ¿Cómo ve la situación de la exclusión de este deporte en los Olímpicos de verano?

AV: No es olímpico, así de sencillo. No tenemos olímpicos y es una realidad. Aunque uno de mis argumentos para retirarme era eso porque ya había ganado 11 de oro en un mundial y algo más para mí era simplemente ganar una medalla más. No hay nada más alto que eso para el patinaje pero si para otros deportes. Afortunadamente yo ya tenía un plan de vida en que estaba en plan Samanta que es mi hija y eso lo cambia todo, pero en realidad esa es una de las dificultades del deporte.

Hay que tener en cuenta que para llegar a juegos olímpicos hay un proceso que no necesariamente es justo. El patinaje tiene sus fallas efectivamente ya que, por ejemplo, en la modalidad de carreras se ha tenido que modificar con tal de buscar que sea aceptado. Ya ha cumplido ciertos requisitos pero todavía le falta y la Federación Colombiana de Patinaje ha estado al pendiente de lograrlo.

Lastimosamente una realidad es que la potencia mundial de patinaje es un país considerado tercermundista, es decir Colombia. No es Rusia o Estados Unidos, ni tampoco es Corea, por lo que llevamos las de perder en cuanto a apoyo. Lo que si es cierto es un trabajo en el que hay que seguir insistiendo y nunca desistir como muchos deportes que están ahora y que tuvieron que aguantar muchos años de espera.

El golf, por ejemplo, es uno de los deportes que acaba de entrar ya que es políticamente y financieramente muy fuerte en muchos países. Este deporte cumple con los requisitos y además tiene influencia de la elite ya que de esta hay en todo el mundo, por lo cual se practica el deporte en todo el mundo. Es solo ver que se transmite por ESPN mientras que una competencia de patinaje no y es porque le falta fuerza.

PC: ¿Cómo motivan a los niños a seguir en el patinaje cuando el deporte se limita a competencias distritales, nacionales y una que otra mundial, y es poco probable que llegue a los Olímpicos?

AV: Para los niños no es problema ya que ellos tienen en sus objetivos es ganar una medalla y ya. No los afecta eso de los Olímpicos ya que muchos ni siquiera han ganado la primera medalla y para ir a los olímpicos hay que ser primero campeón mundial. Esto afecta no les afecta a todos los que hemos ganado medallas mundiales porque quisiéramos dar el siguiente paso, pero ese paso no existe, eso es todo.

Los niños solo ven importante el primero ser selección Colombia, después competencias pequeñas y eventualmente un mundial. Todos los deportes son de pasos, y cada paso es bastante duro de dar. Son escalones de objetivos, cumplir uno es llegar a otro, es de muchas metas no solo una y eso hace parte del trabajo psicológico que la escuela hace de enfocarlos en metas reales y alcanzables y no ponerlos a soñar con el paso olímpico que hoy en día no está. Además ser campeón mundial tiene sus ventajas.

PC: ¿Cómo ve el patinaje en Colombia?

AV: Es muy fuerte. Hace poco hubo un nacional de mayores y fue muy fuerte y competitivo. Las medallas no quedaron en un solo departamento y se fueron a distintos departamentos del país y eso es una buena señal ya que indica que el deporte tiene muchos años por delante.

PC: ¿Es cierto que el deporte en general en el país debe ser luchado y que no hay suficiente apoyo?

AV: Todo deporte amateur en este país necesita ganar algo para tener apoyo. En nuestro club los primeros patrocinadores son los familiares. A mí me paso al inicio en el que me toco con las uñas pero ahora yo veo que hay más recursos. En mi época en Cartagena era más difícil porque mi mamá era ama de casa y no producía dinero, dejando todo a cargo de mi papá. Pero ahora es más probable que ambos papás trabajen y tengan los recursos para apoyar a sus hijos en el deporte.

PC: ¿Cuánto cuesta todo el equipo para patinaje?

AV: El equipo cuesta dos millones de pesos en principio, y cada año hay que cambiar ruedas porque se gastan y no se pueden usar.

PC: ¿Cree que en las noticias se le da prioridad a deportes como el futbol o algunos deportistas?

AV: Es una realidad que se tienen que ganar para salir en noticias y ser importante para el país. Cuando yo estaba en la cúspide de mi carrera yo estaba en un programa del IDRD y Coldeportes que me apoyaban y me pagaban por medalla ganada. A uno no le falta nada y vive en abundancia porque estos programas están diseñados para personas que ganan con el fin de mantenerlos campeones. Es cierto que no hay programas para los deportistas que van a llegar o están en proceso de llegar a ser ganadores.

PC: ¿Qué mensaje de motivación les dejaría a otros deportistas?

AV: Que el deporte va más allá de la competencia y las medallas. Yo lo puedo decir después de todo lo que viví, gane, celebré, perdí y llore, que en realidad el deporte es lo máximo para un estilo de vida saludable. Es mi estilo de vida y estoy orgullosa, y espero que mi hija siga los pasos míos y de mi esposo. Ambos entendemos que todo lo que tenemos en este momento es gracias al deporte y la verdad creo que lo mejor del mismo es que es una alternativa a una vida espiritual, sana y productiva.

PC: Y por último ¿Qué le desea al patinaje?

AV: Espero que el futuro del patinaje sea más amplio para los jóvenes que con tanta dedicación entrenan y que se logre que el Comité Olímpico Internacional lo acepte para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.