Fútbol femenino colombiano, grandes logros deportivos sin un verdadero respaldo económico

Sábado, 27 Noviembre 2021 12:48
Escrito por

En los últimos diez años, los equipos de fútbol femenino colombiano se han destacado por ser competitivos a nivel internacional y dar resultados óptimos, tanto que tres clubes han llegado a finales de la Copa Libertadores Femenina: Atlético Huila, América de Cali e Independiente Santa Fe, esto pese a no tener el mismo respaldo económico y laboral que hoy en día tienen sus pares masculinos.

En los últimos cinco años, el balompié femenino colombiano ha sido un protagonista constante en torneos internacionales, en que tres equipos colombianos han disputado la final.||| En los últimos cinco años, el balompié femenino colombiano ha sido un protagonista constante en torneos internacionales, en que tres equipos colombianos han disputado la final.||| Foto: Dimayor.|||
871

Históricamente el apoyo económico no ha sido realmente significativo para las escuadras de fútbol femenino colombiano, siendo una proeza total que estos equipos sin casi recursos, en comparación de sus pares masculinos, logren rendir al máximo nivel futbolístico.

Jackeline Fonseca, futbolista profesional, le explicó A Plaza Capital  las causas del porqué algunos equipos femeninos rinden a nivel internacional ese al poco tiempo de preparación, los escasos incentivos y la falta de apoyo.

“Al momento que se acaba el torneo, los equipos que van a participar en torneos internacionales siguen concentrándose más de un mes ya terminada la liga colombiana lo que permite construir una identidad de juego y alcanzar los objetivos deportivos en el momento de participar en la Copa Libertadores”, afirmó la futbolista profesional.

Los últimos campeones del fútbol femenino se han caracterizado  por tener procesos deportivos de larga duración, lo que les permite afianzar una idea de juego y consolidar un trabajo con el objetivo en común de es ser protagonistas a nivel local e internacional.

Manuela Acosta, futbolista profesional afirmó que “hay tres equipos que sostienen a las jugadoras y continúan con los procesos deportivos. Son ellos los que han sido protagonistas a nivel internacional como Independiente Santa Fe, América y Deportivo Cali”.   

En el torneo profesional femenino en Colombia para el año 2021 tan solo participaron once equipos. Esta competencia inició el 10 de julio y finalizó el 12 de septiembre, es decir duró apenas dos meses, un tiempo muy reducido si se tiene en cuenta que el torneo masculino dura diez meses siendo esta la quinta edición realizada en Colombia con el objetivo de fortalecer esta disciplina deportiva.

Una de las causas por la que los equipos del fútbol colombiano que participan en la Copa Conmebol Libertadores Femenina y realizan una participación destacada es la continuidad de un trabajo futbolístico.

Los equipos femeninos que ocupan el primer y segundo puesto en el torneo local siguen preparándose para competir al más alto nivel futbolístico en la categoría femenina a nivel de Suramérica.

Para este año, los equipos colombianos participantes en el certamen internacional implementaron la doble jornada en la preparación previa al torneo continental, es decir, entrenar por la mañana y tarde, para mejorar el rendimiento atlético de las jugadoras. 

Según Manuela Acosta, “la liga local colombiana terminaba y un mes después se entraba a competir la Copa Libertadores. Los equipos que clasifican a la Copa Libertadores se siguen preparando un mes más para jugar en condiciones óptimas, con acompañamiento de otras áreas profesionales como psicología y nutrición”.

Daniel Chalela, periodista deportivo del portal periodístico digital la Hora del Fútbol Profesional Colombiano y redactor de Fémina Fútbol, explicó cómo funciona el balompié femenino colombiano y en qué situación se encuentra en este momento.

“Hace poco finalizó la quinta edición del torneo femenino de 2021 dejando como campeona al Deportivo Cali. Independiente Santa Fe fue la subcampeona, y como resultado de ello, ambas escuadras accedieron a la Copa Conmebol Libertadores Femenina”, afirmó Chalela.

A su vez, Daniel Chalela explicó que “cuando los equipos colombianos femeninos van a jugar la Copa Libertadores, realizan préstamos de jugadoras para reforzarse. Esto permite tener excelentes jugadoras para el torneo continental”.

Las promesas incumplidas

El Ministerio del Deporte se comprometió a realizar dos torneos femeninos para el año 2022, con una inversión de tres mil millones de pesos, para fortalecer así el torneo local y mejorar las condiciones laborales de las jugadoras.

Este tipo de anuncios en años pasados también se han realizado. Sin embargo, no se ha cumplido tanto así, que se ha reducido paulatinamente el tiempo de duración de la competencia.

“El Ministerio del Deporte ha prometido una inversión grande para el futbol femenino, y a la hora de la verdad no cambiaba el sistema del torneo. De hecho, se presentaban torneos mucho más cortos como este año que duró tan solo un mes y medio”, afirmó Daniel Chalela.

El periodista deportivo agregó que “la División Mayor del Futbol Colombiano (Dimayor) debería incentivar a los equipos profesionales a construir bases de fútbol femenino, para ayudar a la profesionalización”.

Para lograr este cometido, el ideal será construir un torneo más amplio con una mayor participación de equipos para realizar un torneo todos contra todos. Así las cosas, el torneo tendría una duración mucho más larga que en anteriores ediciones.

El 10 de febrero del 2020 las jugadoras profesionales, Manuela Acosta y Vanesa Córdoba afirmaron en un trino publicado el 10 de febrero.

La Selección, un ejemplo de trabajo deportivo

El próximo año será una oportunidad de oro para profesionalizar el fútbol femenino debido a que en Colombia se realizará la Copa América Femenina. Sin duda alguna esto permitiría una implementación de mejores condiciones laborales para las jugadoras.

Antes de la profesionalización, el gran referente que exponía al mundo entero el talento futbolístico de las mujeres colombianas era la Selección Colombia.

La Selección Colombia Femenina es un reflejo del talento del país, muestra de ello es la obtención de Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014, las medallas de plata de los Juegos Panamericanos y Juegos Bolivarianos del 2015, el subcampeonato de la Copa América en 2010 y 2014 y un tercer puesto en el 2011.

En la categoría sub-20 ha obtenido los títulos en los Juegos Bolivarianos en 2013 y 2017. En los torneos sudamericanos de la categoría, la Selección Femenina ha tenido buenas participaciones siendo subcampeona en el 2010, terceras en 2012, 2014 y 2015 y la mejor participación a nivel de mundial cuando obtuvo el cuarto puesto en el año 2010, celebrado en Alemania.

 A nivel de selección de mayores han participado en los mundiales 2011 y 2015, pasando a octavos de finales en su segunda participación. En los juegos olímpicos del año 2012 y 2016, fueron eliminadas en la primera fase. En la categoría sub-17, llegaron a ser campeonas del Campeonato Sudamericano Femenino del 2008.   

 Los escándalos del fútbol femenino colombiano

Pese a estos resultados a nivel internacional tanto en selecciones como en clubes, jugadoras reconocidas del fútbol colombiano han realizado denuncias por cuestiones de acoso sexual y corrupción.

El primer escándalo que se presentó fue una denuncia de acoso sexual contra el ex seleccionador de fútbol femenino Didier Luna, por dos integrantes de la Selección Femenina de Colombia sub-17. Entre las denunciantes se encontraba una menor de edad y la fisioterapeuta del equipo Carolina Rozo.

Carolina Rozo declaró que el entrenador le realizaba comentarios obscenos y la acosaba sexualmente, acciones que llevaron a la jugadora a confrontarlo. Por dichas reclamaciones, hubo una sobrecarga laboral sobre la fisioterapeuta por parte del entrenador, acosándola laboralmente.

En junio del 2020, el entrenador Didier Luna fue condenado a dos años y cuatro meses por injuria de vía de hecho agravado, luego de un preacuerdo con la Fiscalía para cambiar el delito de acoso sexual, este preacuerdo fue aceptado por la juez del juzgado 15 del Circuito de Bogotá.

La desigualdad en el fútbol femenino colombiano      

En el año 2019, dos jugadoras de la Selección Colombia Femenina de mayores denunciaron un trato desigual en materia laboral. Esto fue lo que dijeron en el momento del escándalo, “Nos sentimos amenazadas, no nos pagan, ya no nos dan vuelos internacionales, los uniformes son viejos, la federación ha cortado jugadoras por hablar, un empleado trató de vender mi propia camiseta" afirmaron las jugadoras en ese momento”.

En el año 2018, Atlético Huila quedó campeona de la Copa Libertadores Femenina. Pese a esto, las mismas jugadoras denunciaron que los premios obtenidos por ganar el certamen continental  irían al equipo masculino, queja que generó una ola de indignación en las redes sociales.

En el momento que estalló la polémica, el presidente del club Atlético Huila, Diego Perdomo, anunció que los premios eran para el club más no para las jugadoras.

Debido a la presión de los aficionados de fútbol sobre el club, la entidad deportiva dijo a la opinión pública que habían llegado a un acuerdo con las 20 jugadoras quienes fueron campeonas continentales para repartir los premios que obtuvieron al ser obtener el certamen continental

En esa misma coyuntura las jugadoras del torneo local aprovecharon para exigir un torneo profesional femenino con muchas más garantías a los respectivos directivos.   

El periodista deportivo Daniel Chalela, explica la importancia de mejorar las condiciones laborales de las futbolistas, a raíz de la realización de la Copa América Femenino en Colombia 2022.

“Con la llegada de la Copa América femenina el próximo año, es una oportunidad inigualable para invertir en el fútbol local y mejorar las condiciones laborales de las jugadoras y así dar el paso definitivo a la profesionalización”, afirmó el periodista deportivo.