Enfermedad bacteriana amenaza la producción de yuca en Colombia

Lunes, 26 Septiembre 2016 08:24

Enfermedad bacteriana está acabando con los cultivos de yuca en la Costa Caribe, los llanos y el Valle del Cauca

yucaenfermedad|||| yucaenfermedad|||| Leslie Seaton, Creative Commons||||
545

Manihot Biotec, un grupo de investigación de biología de la Universidad Nacional, descubrió la enfermedad que está acabando con la producción de mandioca y que afecta de forma masiva a sus productores.

Desde el 2005 en la Universidad Nacional de Bogotá, surge el grupo de investigación Manihot Biotec como una iniciativa para comprender la enfermedad que está poniendo en riesgo la producción de yuca en Colombia. La bacteria, conocida como Xam, se propaga con la lluvia y el viento, y produce una enfermedad llamada Bacteriosis Vascular. El daño en el cultivo oscila entre el 12 y 100%.Además sus productores se han visto preocupados por las perdidas económicas que ha causado.

Manihot Biotec empezó con la iniciativa de analizar la interacción molecular entre una planta y una bacteria para entender cómo funciona una enfermedad. Este grupo de investigación, liderado por el biólogo y profesor Camilo López Carrascal, se interesó en el estudio de la Bacteriosis Vascular. Desde ahí se empezaron a buscar alternativas para encontrar genes de resistencia que evitaran la propagación de la bacteria. Además, se intentan hallar zonas donde estén dichos genes para poder aislarlos e introducirlos en plantas de yuca comercial y evaluar si contrarrestan la enfermedad.

Para el profesor Camilo López, la importancia de salvar estos cultivos recae en el valor social que tiene la yuca en Colombia. En principio, es considerada como una de las principales fuentes de alimento y energía. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) es la tercera fuente de calorías en el trópico, su alto contenido de almidón la convierte en un cultivo de interés por su valor energético y las aplicaciones industriales.

Para Rubén Mora, integrante de Manihot Biotec, el atractivo de la yuca recae en su importancia para la seguridad alimentaria. Afirma que es importante rescatar los cultivos de mandioca por la afectación a los pequeños productores, gracias a que las grandes empresas no tienen interés comercial en este producto y, por lo tanto, no investigan sobre su enfermedad.

El impacto a nivel mundial es bastante alto, según afirma la bióloga Edilene Ramírez. Para ella  “la enfermedad se encuentra en nuestro país y es un alto potencial de riesgo para los cultivos de yuca. Es un problema importante porque si hay enfermedad, se afecta el cultivo  y disminuye la producción y por lo tanto sus ingresos”. La afectación  se produce principalmente en la Costa Caribe por la concentración de producción de yuca en esa zona. También se encuentra presente en los llanos y el Valle del Cauca.

El cultivo de yuca se produce por estacas, es decir, no es necesario el uso de semillas y por ello no se necesitan grandes inversiones. López afirma: “la yuca se va a convertir en el cultivo que nos va a permitir sobrevivir porque es muy tolerante a la sequía”. Para Ramírez, la mandioca toma importancia cuando tiene características que la destacan de cultivos como el arroz, el maíz y el almidón. Su alta resistencia a la sequía, el bajo costo de producción, y el ser un cultivo agradecido, la convierten en un producto esencial para la seguridad alimentaria. Mora afirma que su proyecto contra la Bacteriosis Vascular no solo recae en encontrar los genes de resistencia, además buscan darle un buen producto al agricultor y por lo tanto al consumidor, aun sin afectarlo directamente.

López, líder de Manihot Biotec, afirma que desarrollar una variedad de yuca resistente permitiría mejorar los ingresos, obtener mayor producción de yuca por hectárea, un mayor rendimiento y la disminución de costos por insumos. Sin embargo, asegura que las fluctuaciones de la enfermedad no han permitido la rápida evolución en sus proyectos. Tanto la lluvia como el viento son los principales difusores de la enfermedad, de igual manera el desconocimiento de los agricultores ha influenciado en la propagación de la bacteria. Es por ello que han iniciado campañas para la identificación de la enfermedad, esto mediante el reconocimiento de manchas encontradas en las hojas y el tallo de la planta.

Actualmente, Manihot Biotec está en búsqueda de proteínas presentes en la bacteria para encontrar genes de susceptibilidad y aislarlos de la planta. Finalmente Rubén Mora destaca que “la Bacteriosis Vascular no es el único problema de la yuca, pero si uno de los más importantes en Colombia, por eso merece que la investiguemos"