Los videojuegos: una manera de estar en contacto durante la cuarentena

Jueves, 09 Abril 2020 20:48
Escrito por

Tras los llamados a practicar el aislamiento social, familias y amistades se han visto separadas, pero muchas han acudido a los videojuegos para tener un nuevo espacio de reunión en medio de la pandemia. Sin embargo, expertos alertan sobre el riesgo de caer en adicciones.

Los videojuegos se han convertido en una gran opción para pasar el tiempo en la cuarentena.||| Los videojuegos se han convertido en una gran opción para pasar el tiempo en la cuarentena.||| David Bernal Prieto|||
640

La obligación de permanecer en casa ha traído consigo fuertes cambios en la vida social. Ya no es posible encontrarse con la familia para disfrutar un almuerzo, ir a cine con la pareja o reunirse con los amigos, A esta imposibilidad de interacción social hay que sumarle lo que implica estar en casa todo el día durante los siete días de la semana con la oportunidad de realizar relativamente pocas actividades; algo que convierte a la cuarentena en un período tedioso y repetitivo.

No obstante, hay quienes han acudido a una forma distinta de entretenimiento: los videojuegos. Según el portal web Finances Online, en el 2019 un total cercano a los 2.500 millones de personas alrededor del planeta jugó algún videojuego. Para el 2020 resulta posible agregarle una nueva variable a esta cita y es, precisamente, el aumento en el tiempo de ocio que tendrán millones de personas durante la cuarentena. Además, ahora los videojuegos ya no servirán únicamente para pasar el tiempo, sino también para mantener conectadas familias, amistades y parejas en un momento donde la falta de interacciones sociales le puede resultar difícil a más de uno. Así se juega en la cuarentena.

Reuniones familiares

Alejandro Del Toro y su primo Juan Manuel Pérez solían encontrarse los domingos en reuniones familiares. Se reunían para jugar basquetbol y ver partidos de la NBA (la liga estadounidense de baloncesto) ya que ambos disfrutan practicar y seguir este deporte. “Nosotros somos muy unidos y nos vemos casi todas las semanas porque mi familia suele utilizar los domingos para organizar almuerzos y eventos donde nos podemos ver todos”, comenta Alejandro. Además, unas cuantas veces al mes se ponían citas para jugar Age of Empires, un popular juego de estrategia basado en los años 1.800 y sumergirse en otro mundo por un corto tiempo.

Ver: La salud mental en tiempos de cuarentena

Desafortunadamente, estas dinámicas se vieron afectadas por la cuarentena. No obstante, mantienen algo que todavía les permite encontrarse y pasar tiempo juntos: los videojuegos. “Seguimos jugando Age of Empires porque lo hemos hecho desde que somos pequeños y nos permite recordar ese lazo que siempre hemos tenido”, asegura Alejandro.

Aunque utilizan otros medios como redes sociales para mantenerse en contacto, ponerse de acuerdo para jugar es como si estuvieran organizando una fecha y hora para concretar el almuerzo familiar. “Decidimos la hora en la que vamos a jugar, nos conectamos y hacemos una llamada para hablar de qué es lo que vamos a hacer en el juego y sobre otros temas como el básquet”, dice Juan Manuel.

El amor en tiempos de cuarentena

Mario Gómez estudia y trabaja al mismo tiempo. Su novia, Isabella, también es universitaria y, además, deportista de alto rendimiento. Los dos, como muchas otras parejas, ya no pueden encontrarse. Por las rutinas de trabajo, estudio y entrenamiento de la pareja, no les resultaba muy fácil encontrarse antes de la cuarentena. “Solo podíamos vernos los fines de semana e íbamos a comer, tratamos de sacar tiempo para el otro a pesar de todo lo que tuviéramos que hacer”, comenta Isabella.

Por esto mismo, la pareja ahora se encuentra en línea continuamente. Jugar juntos ha sido siempre un elemento importante en la relación, pues pueden hablar, reír y pasar tiempo juntos mientras lo hacen, especialmente desde los inicios de su historia de amor. “Tenemos que partir del hecho de que nos conocimos jugando, entonces desde siempre hemos usado los videojuegos como una manera de estar juntos”, comenta Mario mientras ríe.

Ver: ‘Pico y Género’; mujeres en pares que paren y hombres impares, que no paren

Ahora bien, después de ambos cumplen con sus responsabilidades, la pareja puede dedicarse a jugar. Juntos planifican estrategias, vencen enemigos y tienen la oportunidad de conversar y reír como si hubieran salido a comer helado y charlar un rato. “El hecho de que algo esté pasando al mismo tiempo para ambos es muy chévere porque es algo que se da en las interacciones cara a cara, pero no en línea, entonces poder comentar sobre lo que nos pasa a los dos nos hace sentir más conectados”, asegura Isabella. Después de todo, lo que en un inicio los llevó a estar juntos ahora los mantiene cerca en tiempos de distancia.

Tertulias digitales

Alejandro Gómez, Luis Felipe Mendoza, Pablo Jiménez, Camilo Salazar, Julio Durán y cuatro amigos más se reúnen a diario para jugar juntos. Todos ellos se graduaron del mismo colegio y eligieron caminos distintos para sus vidas. Estudian en universidades distintas e, incluso, algunos integrantes del grupo estudian en el exterior, pero se vieron obligados a regresar al país gracias al covid-19.

Cada miembro prende su consola hacia las nueve de la noche, se conecta a Discord y y comienza una tertulia. Ya sea jugando títulos como FIFA o Grand Theft Auto, el encuentro se da en escenarios virtuales y no en la vida real.

Ver: Podcast / Silencio en Cuarentena

Por el cambio en la rutina diaria, Luis Felipe dice que, igual a como si se fuera de rumba un viernes para distraerse y relajarse durante unas cuantas horas, lo que más espera del día es hacer algo junto a sus amistades. “Yo creo que cualquier persona prefiere mil veces escuchar y estar con sus amigos que ver una serie en Netflix, incluso si es la mejor serie del mundo”.

¡Cuidado con la adicción!

No obstante esta capacidad de reunión y acercamiento entre personas que tienen los videojuegos, también existen riesgos asociados a su uso continuo, en especial durante este período de cuarentena.

La psicóloga Jessica Tamayo explica que esta actividad puede llegar a generar una adicción, pues el jugador puede sumergirse en el juego de tal manera que los sentimientos de logro y superación que experimente jugando pueden llegar a generar frustración cuando se hacen otras actividades como lo son estudiar, trabajar o hacer alguna. “Si yo me obsesiono con un juego en el que soy buena y me hace sentir bien, lentamente voy a querer convertirlo en mi realidad, pues voy a preferir quedarme allí donde me siento bien”, explica Jessica.

Ver: SietePolas: feminismos en tiempos de Coronavirus

Además de esto, para la psicóloga, los videojuegos, por más que mantengan a las personas en contacto, no pueden reemplazar las interacciones cotidianas en su totalidad, pues estas tienen un lenguaje corporal que las complementa y no puede percibirse por medio de llamadas y juegos en línea. De igual manera, Tamayo recomienda que las personas no acudan a los videojuegos si de allí pueden surgir interacciones negativas con otras personas, tal como lo harían con interacciones cotidianas. “Esto depende de la fuerza emocional, la autoestima y de qué tan dispuesta estoy a aceptar que me digan que soy mal jugador, ya que si no tengo una tolerancia a la frustración, esto podría enseñarme a tenerla o bien podría bajarme los ánimos y deprimirme”.

Tomás Rodríguez, desarrollador de videojuegos, también le pide prudencia a los jugadores cuando juegan, pues, para él, estos productos están “diseñados para fomentar el regreso del jugador y como consumidores de este medio de entretenimiento tenemos que ser conscientes de los diseños predatorios y saber cuándo es responsable meterle tiempo y dinero a un juego”.

Sin embargo, la psicóloga también aclara que los videojuegos pueden tener beneficios para la salud mental y el desarrollo de habilidades, pero que todo está sujeto al uso que se le dé a cada juego. “Depende del videojuego. Si es un juego que involucra trabajo en equipo, se reforzarán las habilidades de trabajo conjunto; si es un juego de estrategia, mejorarán las capacidades de estrategia;” explica Tamayo. De igual manera, aclara que “puede que estés inmerso en otra realidad, pero al estar en contacto con otras personas, vas a estar más aterrizado a la vida real porque ya no estás solo. Si alguien no cuenta con una red de apoyo en su vida, puede llegar a encontrarla en las personas con quienes juega”.

A jugar con mesura

Aún quedan varias semanas de aislamiento preventivo y falta bastante tiempo para poder reunirse con amistades y seres queridos. No obstante, los videojuegos pueden ser una alternativa sana, siempre y cuando se jueguen de manera consciente y controlada, para no dejar que se pierdan los contactos entre las personas ni se descuiden las responsabilidades. Mientras la pandemia perdure, lo mejor que se puede hacer es permanecer en casa, encontrar un buen videojuego, reunir amigos o familiares y disfrutar un rato de su compañía en un mundo virtual.

VIDEOS

https://soundcloud.com/carolina-morales-269548803/cronica-anticuarios