Rap rolo FundaMental

Martes, 08 Octubre 2019 15:23

Mimi Slo y La Gamba hacen parte de esta agrupación de rap que cumple 4 años y que hizo parte del último Hip Hop al Parque, realizado entre el 5 y 6 de octubre. Para ellos, antes que una consagración, hacer parte de este evento fue la confirmación de una carrera en auge.   

 

FundaMental||| FundaMental||| Enteaudiovisual|||
327

El público está ansioso, no somos muchos. Pero al fondo se escuchan los gritos de dos o tres personas que quieren que FundaMental salga a rapear. Son las 12:00 pm, a los lados del escenario empieza a salir humo y suena el intro de la agrupación de rap bogotana. Del lado izquierdo sale Mimi Slo (Miguel Niño) y del derecho La Gamba (Juan Carlos Valencia).

 

Empezaron cantando Mal ejemplo y el Simón Bolívar se llenó de esas letras críticas y profundas que tanto los caracterizan, con su estilo frío y agresivo como la capital del país. Salieron pisando fuerte y, así no sean un grupo muy reconocido, este festival les dio la legitimidad que sentían que necesitaban dentro del gremio del rap, ya que, aunque muchos raperos los habían escuchado, todavía les faltaba ese momento de confirmación.

 

Terminaron la primera canción, sonrieron y saludaron al público. El nerviosismo que los invadía tras el escenario ahora se ha convertido en felicidad porque saben que todo ha salido bien. Como leones ambos se apoderan del escenario y dieron todo de ellos para mantener al público emocionado: con sus manos levantadas y meneando sus cabezas de arriba a bajo.

 

“Al momento que íbamos a salir del escenario me encontraba bastante nervioso. Pero desde el momento que pise esa tarima y oí los gritos del público y vi a las personas que más quiero bajo, me subo la moral y me dio fuerzas para continuar el show”, dice Mimi Slo, vestido con una chaqueta negra con rojo patrocinada por Nea Clothing, una bermuda gris de Morbo Colectivo y  unos tenis negros.

 

El tiempo en la tarima es corto, así que prefieren hablar poco y empezar de una vez con la siguiente canción: Servil. Estas letras salen de un arduo proceso que en ambos es muy parecido.

 

“El proceso de producción es variable, a veces uno toma un concepto e idea clara para escribir una canción. A veces, escribo lo que me genera el beat en el momento. Normalmente escribo las canciones, me las aprendo y luego grabó. La grabación dura unas tres horas y después de grabar hay que mezclar las canciones. Eso es: arreglar volúmenes, ecualizar y otros procesos”, sostiene La Gamba estido uno con una chaqueta negra con amarillo  y una bermuda beige de las mismas marcas y  unos tenis negros.

 

Posteriormente hay que masterizar la canción. Luego la banda decide si se hace un video y, también un diseño. O si la misma hará parte de un disco. “A veces escribiendo una canción  duro hasta 1 año, aunque a veces las escribo en 3 horas, 4 horas, considero que no hacen parte de mis obras, sino una canción más”, agrega Gamba.

 

El tiempo pasa volando, son las 12:10 pm y suena La Playa, compuesta por La Gamba. Se trata de una canción sobre La Estanzuela, reconocido sector de talleres mecánicos. Pero más profundamente es un homenaje a su padre, Juan Carlos Valencia, quien se dedica a esta labor desde hace unos 30 años.

“Durante la presentación no había visto a mi papá y cuando empeze a cantar la canción lo vi caminando. En ese momento se me quebró la voz y tuve que cantar así unos segundos, voltee a ver a mi papá que hacía señas de no llorar y que me parar duro”.

 

Mimi Slo camina hacia el centro del escenario y empieza a cantar Lucha, un rap significativo para él. Ya que es su manera de percibir el mundo y luchar en este. En este menciona los feminicidios, los falsos positivos, el racismo, la pedofilia, la xenofobia mejor dicho “toda la mierda” que quieren ignorar.  Es un mensaje de fuerza y apoyo a todas las personas que han pasado y han tenido que vivir esta situación.

 

Valga la Decadencia es la siguiente canción en sonar y, entonces, sale al escenario Carlito Brigante y Julián Silva, quienes hacen parte, junto a ellos, del Zenaculo de los Trastornados, colectivo de rap.

 

Recordar cómo Mimi y La Gamba que ellos se hicieron amigos y empezaron a cantar es chistoso para ellos. En el colegio no se llevaban bien ni mal, sabían quién era el otro pero nunca fueron amigos, hasta que en el 2012 Gamba llega al estudio de Mimi pidiendo que le produzca unas canciones, aunque no fue sino hasta el 2015 que se conformaron como grupo.

 

“Ahí me di cuenta de que La Gamba rapeaba bastante bien y le propuse hacer una agrupación de rap y así nació Fundamental”, recuerda Mimi

 

Ya solo quedan tres canciones para que se acabe el tiempo de Fundamental en el escenario y sin embargo nunca han dejado de darla toda.  El rap para ellos no es solo algo pasajero, es algo fundamental en sus vidas. Es lo que los saca de la monotonía, los hace sentirse libres de  poder expresar lo que piensan y lo que sienten. Esta es la razón que desde hace diez años ambos empezaran a rapear.

 

“Cuando Juan Carlos estaba chiquito, yo lo veía que escribía sus canciones pero nunca le puse cuidado. La verdad al principio no me gustaba que rapeara. Pero pues ahora que ya tiene su carrera yo lo dejo cantar por que veo que lo hace feliz y me siento muy orgullosa de que haya podido llegar a este escalón tan grande como lo es Hip Hop al parque”, confiesa Judith Echeverría, madre de La Gamba.

 

La familia de Mimi no era diferente: al principio tampoco lo apoyaban, pero al paso de los años él terminó sus estudios y en el 2011 fundó su estudio de música en la casa y empezó a producir. En su estudio él no sólo produce sus canciones, sino que, además, lo utiliza como un medio para hacer trueques: le hace el favor a un rapero de producirle una canción y a cambio le dan un beat.

 

El aire en el Simón Bolívar se pone melancólico al empezar “Soñar despierto”: una canción es dedicada a, Brayan Nicolás Cárdenas, mejor conocido como Full Time, de la agrupación  Cazomizo, quien falleció el año pasado. Este homenaje lo hicieron junto con su compañero Zetre, quien cual subió a cantar ese día con FundaMental. En ese momento La Gamba se quita su chaqueta y deja ver el buzo que también tiene el nombre de su amigo fallecido. 

 

Son las 12:25 pm y cantan No pasa nada. Este corto sueño de cantar en este escenario se va acabando. Aunque ellos quieran que el rap fuera su vida, no es así. De lunes a viernes Juan carlos (La Gamba) es asistente de investigación en la Universidad Central y se graduó de sociología en la Universidad del Rosario. En cambio, Miguel (Mimi Slo) trabaja medio tiempo en el banco Caja Social y se graduó de negocios internacionales de la CUN. 

 

 “Pues mi hermano no cambia tanto en el trabajo solo utiliza un lenguaje diferente, en cambio Mimi si ha tenido que cambiar varias cosas desde su forma de hablar hasta su forma de vestir. De hecho lo primero que él hace al llegar a la casa es cambiarse y ni yo que soy su amiga lo he podido ver en uniforme” dice Chelsea Valencia, hermana de La Gamba. 

 

Son las 12:30 y Suerte es la ultima canción que interpretan. Con full energía y siempre parándose “ re duro” dejan todo en el escenario. Estos dos muchachos han puesto su corazón en la tarima, sonríen realizados y tranquilos de el show salió bien. Miran hacia sus seres queridos agraden al público por asistir y se marchan del escenario. Hip Hop al parque no es un logro para ellos si no el impulso que necesitaban para que más personas los pudieran escuchar. Y lo que se viene de ahora en adelante  son EP con producciones de Codicias Y para el 2021 un LP (disco de larga duración)  prensado. El futuro de estos dos jóvenes se ve brillante y esperamos poderlos ver creer en mundo del rap.