El viacrucis de los usuarios de telefonía móvil

Viernes, 02 Mayo 2014 10:44

Cientos de personas se quejan diariamente por el mal servicio que prestan las compañías de telefonía móvil. Movistar y Claro por su parte continúan sacando más equipos e incentivando a los clientes a comprar más paquetes.

Usuario de telefonía móvil.||| Usuario de telefonía móvil.||| Por Diego Flórez. Plaza Capital|||
486

Podría imaginar cualquier cosa, menos personas alegando, discutiendo y haciendo mala cara un viernes a las 9 de la mañana. Pareciera que el día festivo anterior, día del trabajo, hubiera recargado a las personas para llevar quejas y comentarios del mal servicio a estos lugares.

Es cierto que no todas las entidades suplen a totalidad las necesidades y gustos de los usuarios, pues bien se dice que no hay felicidad completa, pero para esta ocasión, Movistar y Claro han ocupado el primer puesto en el mal servicio.

No bastan los comentarios en voz alta de muchas personas sino que la falta de sillas y los gritos de los asesores cada vez que cambian de turno resultan molestos.

Turno 17

Es increíble que centros de servicio de telefonía y tecnología no cuenten con equipos básicos como una pantalla que anuncie los turnos en orden.

Turno 22

El tiempo de espera es corto, si no está pilas de su turno, puede perder la madrugada y el permiso que pidió en el trabajo. Pero este no fue el caso del señor del turno 22, quien apenas escuchó el número se paró y dijo ¡yo! ¡yo! ¡yo! Seguramente era de las personas que estaba desde las 8:30  de la mañana haciendo fila para tomar los primero turnos.

Movistar y Claro, son los monopolios de los servicios de telecomunicaciones en Colombia, han estado presentes desde 1996. 18 años de servicio en el país que no han servido para entender las lógicas de los productos, pues a pesar de ser los que mandan en la jugada, aproximadamente 250 personas están asistiendo a los centros de servicio técnico y servicio al cliente por quejas y reclamos diariamente.

Turno 27

La fila de personas que se empieza hacer desde la entrada de ambos centros de servicio a las 11:00 de la mañana es similar a una fila de hormigas cuando llevan hojas al hormiguero. Todos con sus maletines, bolsos y certificados de pago. Al parecer no sólo los planes de servicio móvil y de Internet no están funcionando correctamente sino que además los equipos no están saliendo en buen estado. “Los operadores de celular nos roban, nos joden la vida y nos engañan, siempre es el mismo cuento, vaya, pague y ningún resultado”, comentó Carlos Abella, un hombre que lleva más de dos meses intentando reponer su celular.

Entre los otros comentarios de la fila, que son repetitivos entre las demás personas, sólo se escucha que estas entidades son un robo público. Usuarios de ambas telefonías aseguran que pagan por un servicio que no existe.

Turno 38

En medio de la distracción y las quejas que comenta la gente durante la fila, había olvidado que yo era el turno 38, por poco y casi pierdo mi madrugada también. Alfonso Jaramillo, vestido de camiseta azul del centro de servicio al cliente de Movistar me atendió. No parece ser un buen día para él, pues desde que llega al trabajo tiene que solucionar problemas y más problemas. Llevaba una queja de un cobro irregular en mi mano, algo poco llamativo para él. Frunció el ceño y se tocó la frente.

Para este momento los turnos fueron avanzando y perdí la cuenta. Al final escuché: turno 56

En ambos centros de servicio telefónico, las quejas más frecuentes son las de irregularidades en los pagos, pues se les está cobrando más a los usuarios o el plan no es el correspondiente a lo estipulado en el contrato, afirmó Jaramillo. “Las personas llegan y creen que uno es el culpable de su mal servicio y pues no es así, estamos para atenderlos pero algunos resultan sobrepasando los límites del irrespeto”, comentó Fernando Sánchez, operador de servicio al cliente en Claro.

Movistar aproxima entre 50 y 100 quejas semanales reportadas en su página web. Claro por su parte reporta cifras mayores a las 120 quejas semanales en su centro de ayuda virtual. De nada sirve seguir avanzando en recursos tecnológicos, equipos y variedad de ambas entidades con planes y paquetes telefónicos, si no existe un servicio de calidad en el cual la satisfacción de la mayoría de los clientes sea su objetivo principal.