Los dispensadores culturales revivieron el Teatro Ditirambo

Viernes, 29 Marzo 2019 13:38

Como estrategia se crearon "las boletas a diez mil" para incentivar la asistencia de los bogotanos a las salas.

Dispensadores Culturales Teatro Ditirambo.||| Dispensadores Culturales Teatro Ditirambo.||| Foto: Paula Andrea Rodríguez.|||
161

El teatro independiente en Bogotá entró en crisis por la falta de asistencia a sus salas. Este hecho se presentó ya que las personas preferían otras formas de entretenimiento como el cine o incluso optaban por no salir de sus hogares y entretenerse con plataformas digitales como Netflix, narra Rodrigo Rodríguez director del Teatro Ditirambo.

Rodríguez señaló que en la capital del país la gente no ve al teatro como una forma de entretenimiento de preferencia. Esto debido a que consideran el costo de la boleta muy elevado. La problemática incluso va más allá está relacionada con los altos indices de inseguridad que se registran en la ciudad.

"Los ciudadanos optan por no salir de sus hogares para evitar robos e incluso por evitar usar el sistema de transporte. La movilidad y la seguridad son dos factores que reducen el público en las salas de teatro", relató el director.

Hace aproximadamente dos años el Teatro Ditirambo, ubicado en los barrios Palermo y Galerías, en el occidente de la ciudad de Bogotá, creó un incentivo que, -según relató Rodríguez- busca "una estrategia para que la gente ocupara las sillas que estaban vacías”.

Para esto, decidió tomarse el espacio público saliendo a la calle acompañado de jóvenes que trabajan en pro de este teatro vestidos con personajes de clown en diferentes puntos de la capital. Ellos son los encargados de vender las entradas del Ditirambo a diez mil pesos.

Estos "dispensadores", como los llama Rodrigo, son las boletas que se venden en la calle por un valor más económico. La finalidad es, en primer lugar, llenar las salas del Teatro Ditirambo en sus sedes de Galerías y Palermo.

En segundo lugar, estas boletas “se acomodan al tiempo del espectador en cuanto a que tienen la decisión de elegir la función y el día al que pueden ir al teatro, y lo mejor, a un precio económico”, comenta Lina Rodríguez, una de las vendedoras.

Esta venta de boletas no tiene un punto fijo. Sin embargo, el director cuenta que por semana hay cerca de seis vendedores que se ubican frente a las universidades o espacios concurridos por los jóvenes en Bogotá. Estos se encuentran desde el norte de la ciudad, y principalmente abordan las zonas universitarias como el centro y en la localidad de Chapinero.

Brenda Ruz, estudiante universitaria, comenta que le gusta la propuesta porque “incentiva a diferentes sectores sociales a conocer el teatro, gracias al precio puede ser más cercano para la gente. Empero, también es de vital importancia valorar el arte y pagar lo justo a quienes actúan en las obras”.

El origen de esta iniciativa surgió cuando los directivos del teatro Ditirambo notaron que el aforo de las salas era escaso. Con capacidad aproximadamente de 150 puestos solo el 15% se ocupaban. Con esta preocupación, Rodrigo Rodríguez aplicó a la ley 1493 que hace referencia al espectáculo público en Colombia.

Según el Ministerio de Cultura, esta ley “tiene como propósito formalizar y fortalecer el sector de los espectáculos públicos de las artes escénicas en Colombia, a través de la implementación de diferentes medidas que favorecen el incremento en sus recursos y generan incentivos tributarios para la realización de este tipo de eventos”. 

El Teatro Ditirambo tardó cerca de tres años en ganar el proceso. Se presentaron ante el Ministerio de Cultura con una petición escrita con la que buscaba un apoyo financiero para renovar su sede de Galerías.  Finalmente, el Teatro obtuvo el capital con el que hicieron adaptaciones a estas salas ubicadas en la carrera 23 No. 50-66  y que fueron inauguradas a mediados de marzo de 2019. 

El Ministerio de Cultura informó que desde 2011 a la fecha, se han invertido más de 65 millones de pesos en decretos públicos para el sector de teatro y circo del país.

Con la Convocatoria de Salas Concertadas se han entregado $15.600 millones, lo que ha permitido ampliar la cobertura de 98 a 119 salas y aumentar los recursos entregados anualmente, al pasar de $1.900 millones a $2.600. Entre estas se encuentra ahora la sede Galerías del Teatro Ditirambo.

Historia del Teatro Ditirambo

El Teatro Ditirambo es un grupo artístico interdisciplinar/independiente de creadores que contribuyen a desarrollar la teoría de Teatro Popular Mestizo y Analógico.Esta modalidad de escena resalta la vida cotidiana y hace énfasis en evidenciar las desigualdades sociales.

La Fundación de Teatro Ditirambo fue creada en el mes de agosto de 1988 y tiene como objetivo primordial fortalecer la dramaturgia propia, a partir de un núcleo creativo al interior del grupo, sin olvidar las obras clásicas. Cuenta con dos salas programadas de manera permanente con temporadas teatrales, eventos congregantes y actividades pedagógicas.

Actualmente está en cartelera una de sus obras más reconocidas llamada Ni Mierda Pal Perro, protagonizada por Margarita Rosa Gallardo y dirigida por Rodrigo Rodríguez. Así mismo, entre sus más recientes proyectos se encuentra la tercera versión del Festibienal de Teatro de Bogotá 2019. Este festival lo realizan diferentes teatros independientes, alrededor de 30, que se unen en semana santa con el fin de darle vida al teatro a partir obras y talleres pedagógicos.