La humanidad en la cuarentena, en vez de iluminarse, solo evidenció su decadencia

Miércoles, 27 Enero 2021 20:46
Escrito por

Sé que hace unos meses escribí una columna en la cual destacaba la iluminación que la cuarentena y este cambio le iba a dejar a la humanidad. Sin embargo, al parecer 6 meses más tarde, pareciera que la sociedad, en su gran mayoría, no ha aprendido nada, ni se ha iluminado. Al contrario, solo una vez más demostró: su crueldad, su antipatía, su decadencia y su ignorancia, frente al enorme desafío del COVID-19.

Portada||| Portada||| The Daily Telegraph|||
355

Al parecer los 1,1 millones de víctimas que dejó Auschwitz, ni las bombas atómicas que cayeron en territorio japonés, fueron suficientes. Tampoco la emergencia climática que vive el planeta, ni la infinidad de víctimas que han dejado algunos conflictos del mundo como lo es el de Rwanda en África y el de Colombia en Latinoamérica, fueron advertencias suficientes para que la humanidad cambiara la manera de hacer sus cosas.

 Algunos hechos relevantes que sucedieron durante la cuarentena demostraron una vez más lo corroída y agrietada que esta la sociedad. Los nuevos actos terroristas del Boko Haram en Nigeria, el manejo superfluo e ignorante que el gobierno de Donald Trump le dio a esta emergencia mundial dentro de Estados Unidos, o aun más, para contextualizar un poco más al lector, el caso de explotación laboral y tortura que se dio a inicios de la pandemia en un edificio de un reconocido barrio en Bogotá  por parte de los residentes de un edificio contra una celadora que trabajaba allí, solo demuestra una vez más la decadencia de la humanidad.

¿Pero qué esta pasando con la sociedad, con el mundo? ¿Con las relaciones interpersonales y la relación más amigable humano planeta? ¿Será que la cuarentena en vez de hacernos reflexionar sobre un cambio profundo que debemos realizar a nivel individual y en conjunto, nos volvió más egoístas, crueles, más agresivos, menos empáticos con la sociedad y sobretodo más destructores con nuestro alrededor?

Hay múltiples respuestas a la cuestión anterior, sin embargo, para mí, una de las más acertadas es que la humanidad ante una potencial amenaza llena de incertidumbre como lo es el COVID-19, busca defenderse y protegerse así mismo. No importa los riesgos o los costos, sí pasa por encima de la sociedad o tiene que pelear para protegerse, con tal de subsistir y avanzar es suficiente. Aquello se puede decir que es la condición del ser humano: egoístas por naturaleza, viles por opción e interesados por sacar provecho.