"¡No más guerra!": el grito de los ucranianos en sus protestas en Bogotá

Jueves, 10 Marzo 2022 17:11
Escrito por

Un grupo de ucranianos residentes en Bogotá mostraron rechazo frente a los ataques por parte de Rusia a su país. Mediante expresiones culturales en el parque El Virrey, ubicado en el norte de Bogotá, hicieron un llamado a la paz en su territorio mientras buscaban apoyo para su territorio.

Expresiones artísticas en el parque del Virrey en Bogotá.|Rechazo total a la guerra en Ucrania|Letrero con semejanzas entre Hitler y Putin||| Expresiones artísticas en el parque del Virrey en Bogotá.|Rechazo total a la guerra en Ucrania|Letrero con semejanzas entre Hitler y Putin||| Laura Zuluaga|Laura Zuluaga|Laura Zuluaga|||
297

Información adicional

  • Coautor 1: Juan Daniel Montaña

Los estruendos de los misiles y las bombas no cesan en ucrania desde hace dos semanas. la amenaza del presidente de Rusia, Vladimir Putin se convirtió en una realidad como represalia del acercamiento de ucrania para llegar a la OTAN. la acción bélica ha sido fuertemente rechazada por la mayoría de los países, quienes reclaman una salida negociada y un fin inmediato a las agresiones rusas.

En varias regiones se han presentado manifestaciones para exigir una intervención que le ponga punto final a la guerra que se ha desatado y que incluso amenaza con convertirse en un conflicto nuclear, convirtiéndose así en la situación más tensa que ha vivido la humanidad desde la segunda guerra mundial hace más de 70 años.

Ver: Cinco razones por las cuales los precios de los alimentos están por la nubes en Colombia

El pasado 5 de marzo un grupo de aproximado de 30 ucranianos se reunieron en el parque El Virrey, ubicado en el norte de Bogotá para realizar muestras artísticas y musicales típicas de su país con el objetivo de recoger fondos y así apoyar a los miles de refugiados que se han quedado sin hogar por los bombardeos y un conflicto bélico que no da tregua. Por medio de códigos QR y links de organizaciones como UNICEF, los manifestantes invitaron a quienes pasaban por el sector para que realizaran una donación.

Los ucranianos sentaron su voz de exigiendo el respeto por la soberanía y su derecho a vivir en paz. Así lo explicó Ianko, un colombo-ucraniano residente en Bogotá: “Rusia no es quien para decidir por Ucrania que hacer, si este quiere entrar a la OTAN o no, es su problema”.

A día de hoy son más de dos millones de ucranianos que han huido de su país, según reveló la ONU. Las personas que participaron en esta marcha en Bogotá reclamaron un alto inmediato a la invasión rusa que afecta su territorio y pone en riesgo la vida de sus familiares y conocidos que no han salido aún de las ciudades atacadas. La profesora Olha Vovchy, una ucraniana residente en Colombia desde hace ocho años, comenta que sus amigos y familiares residentes en Kiev llevan ocho días de bombardeos constantes: “no hay día que no sientan pánico ni noche que no les toque dormir bajo tierra en el metro”.

Una de las principales preocupaciones que tienen los ucranianos que participaron en el plantón es que con los bombardeos no solo se está generando un desplazamiento masivo a otros países de Europa, sino que, además, se está destruyendo el patrimonio cultural. Así lo expresa Ianko, quien demuestra su descontento frente a las acciones del Kremlin: “es Rusia la que está destruyendo nuestras casas, matando nuestra gente, nuestros soldados y niños”.

Ver: Un seguimiento a la Ley de Víctimas del conflicto armado: ¿Qué ha pasado después de 10 años?

Los ciudadanos presentes no dudaron en comparar al gobierno de Putin con el régimen Nazi de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Así lo detalla Ianko, al asegurar que para los fascistas rusos el diálogo es totalmente inútil: “Con el fascismo no se puede dialogar, hay es que destruirlo un ejemplo de ellos son los nazis, el diálogo con ellos fue inútil, me temo que con el gobierno de Putin es igual”.

Por otro lado, la profesora Vovchy tildó de hipócrita el discurso proveniente de Moscú con respecto a la invasión en Ucrania: “no necesitamos que nos salven porque estamos en nuestra tierra y somos un país libre e independiente, ocúpense de su propia gente y de sus propios problemas”. Los ucranianos esperan afanosamente que Rusia abandone lo antes posible Ucrania y lo deje tomar decisiones independientes como el país soberano que es.

Un problema con muchos años de historia 

Desde la desintegración de la Unión Soviética en 1991 se han producido diferentes tensiones entre los países pro occidentales y los Estados aliados de Rusia. Con el fin de la Guerra Fría, el ala occidental del globo ha ganado fuerza en los llamados países ex soviéticos, lo que ha generado una preocupación creciente en el Estado Ruso. Tensiones que tomaron otro sentido cuando en 1999 cuando Vladímir Putin fue elegido presidente trayendo consigo una serie de cambios políticos, acudiendo a un sentido nacionalista con el fin de hacer que Rusia vuelva a ser una potencia.

Ver: Valentina Zamora, una feminista empírica

Si bien Putin ha dicho en varios escenarios que no pretende reunir a la Unión Soviética, otra es la opinión del profesor universitario y columnista Marcos Peckel quien asegura que el presidente Ruso: “Viene diciendo por más de 20 años que la peor catástrofe que se presentó en el siglo XX fue la disolución de la Unión Soviética y su división en 15 estados independientes”.

Por su parte, el profesor universitario Jaime Rosental, Reseña que Rusia ve a la OTAN como un enemigo creciente al incumplir su promesa de no incorporar a nuevos países y acercarse cada vez más a sus fronteras: “La OTAN no le aseguró que Ucrania no sería parte del tratado, Putin consideró que no tenía otra opción que la operación militar en ese país”.

Esta declaración contrasta con lo mencionado por el profesor Peckel, debido a que si bien las tensiones diplomáticas entre Rusia y Ucrania vienen de hace años no es motivo para violar la soberanía y declarar una guerra, según él las razones reales de esta acción solo las conoce Putin.

Ante una sensación general de que será una guerra prolongada, los ciudadanos ucranianos en Bogotá aseguraron que seguirán manifestándose y saliendo a protestar en las calles cuantas veces sea necesario.