El futbolista bogotano: un potencial desperdiciado en Colombia

Martes, 08 Mayo 2018 16:45

Las prácticas empresariales de los clubes de futbol en la capital y la falta de oportunidades en los equipos de Primera División son algunas de las causas de la falta de vinculación del bogotano al fútbol profesional. 

Crédito de la foto: Héctor Fabio Zamora||| Crédito de la foto: Héctor Fabio Zamora||| |||
276

El sueño futbolero de miles de jóvenes bogotanos está repartido en los 1.775 kilómetros cuadrados de la capital colombiana y las escuelas de fútbol están abiertas siempre y cuando sus participantes puedan actuar según sus lógicas económicas, es decir, pagar para jugar o, por lo menos, para tener la oportunidad de formarse como un jugador de fútbol. El objetivo de muchos futbolistas rolos es ser parte de alguno de los 40 equipos del balonpié profesional en el país, sin embargo, el tiempo y el dinero invertidos, junto con las cualidades deportivas del bogotano, no son proporcionales al apoyo de las entidades y las oportunidades que existen en los clubes de Primera División en Bogotá.

Los gastos anuales de formación que realiza el deportista capitalino oscila entre los dos y los tres millones de pesos, dinero que es invertido en las mensualidades con sus clubes, las inscripciones a los diferentes torneos locales y nacionales y otros gastos básicos como el transporte hacia los entrenamientos o los viajes a otras ciudades del país. De igual forma, la compra de implementos de dotación deportiva, tales como guayos, canilleras y uniformes, también representan una inversión al sueño de ser un futbolista profesional.

Esta es la realidad de más de 20 mil futbolistas que actualmente se encuentran en proceso de formación en los torneos que ofrece la Liga de Fútbol de Bogotá y por fuera de ella, pese a que la cantidad de jugadores en la capital se cuentan en un par de decenas. Escuche la nota completa en el siguiente podcast. 

Información adicional

  • Coautor 1: Iván Umaña