Así se celebró la XVII edición de la Marcha Zombie en Bogotá

Lunes, 05 Noviembre 2018 21:28

El pasado 3 de noviembre, bajo el liderazgo del Partido Alianza Zombie (P.A.Z.), una sátira a los partidos políticos colombianos, se recogieron fondos para apoyar procesos de reinserción social de habitantes de calle.

Foto por: Carolina Morales||| Foto por: Carolina Morales||| |||
60

La iniciativa surgió de forma independiente en 2001, cuando John Karlos, líder de la colectividad zombie, y su grupo de amigos, tomaron la decisión de ayudar a personas de escasos recursos por medio de una movilización pacífica y de entretenimiento para los ciudadanos. Sin embargo, desde 2010 la organización cuenta con la autorización del Estado, por lo que la jornada se ejerce mediante el acompañamiento de la Policía Nacional y la Secretaría Distrital de Integración Social.

El Partido Alianza Zombie (P.A.Z.) surgió en 2016 durante las votaciones del plebiscito por los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Farc. En el periodo de campaña, "los impulsores del sí y del no querían que yo pusiera la marcha zombie a favor de ellos, entonces dije: ¡vamos a crear un partido zombie por la paz de Colombia sin políticos!", aseguró John Karlos, quien además le comentó a Plaza Capital su sueño de ser edil y emprender acciones políticas diferentes a las ejercidas por las administraciones tradicionales.

P.A.Z. es un “partido” que está en contra de la corrupción y la politiquería. Según puntualiza John Karlos, "el movimiento no pretende polarizar, ni pelear, que es lo que se hace siempre en política. En política, si alguien está en un bando y le va mejor en otro, se cambia. No, nuestro partido une y solidariza a las personas por buenas causas, además de crear ambientes de diversión. Este año apoyaremos a los habitantes de calle que quieren renunciar a las drogas y empezar a disfrutar una vida más sana”.

La jornada contó con la participación de alrededor de 42 mil personas, que se reunieron a partir de las 11 de la mañana en la Plaza de Toros de Santa María, para donar alimentos no perecederos o sumas de mil pesos, y elaborar sus disfraces. El recorrido, que inició a las 6:30 p.m. y finalizó a las 8:30 p.m. en la Plaza de Bolívar, y en el que las personas solicitaron fotografías a los disfraces más terroríficos de la noche, ofreció una exposición de motocicletas Harley Davidson durante su trayectoria por la carrera Séptima.

Jonathan Andrés, uno de los zombies que asiste a la marcha acompañado de su esposa e hijos desde hace 7 años, tardó alrededor de un mes preparando la elaboración de su disfraz. “Participar en estos eventos es ser solidario, por medio de un granito de arena, con las personas que no tienen una buena calidad de vida y luchan todos los días por salir adelante”, afirma Jonathan.

El equipo de maquilladores oficiales del evento estuvo conformado por estudiantes de maquillaje y efectos especiales de la Universidad de La Sabana, que emplean heridas en látex y sangre artificial para las transformaciones faciales de los participantes. De acuerdo con Viviana, una de las maquilladoras autorizadas por los organizadores, los trabajos varían en costo desde 5 mil hasta 100 mil pesos, por lo que garantizan la ausencia de contraindicaciones epidérmicas provocadas por los materiales, efectos que sí podrían ocasionarse a las afueras del lugar, debido a los productos genéricos que allí se emplean.

“Nuestros productos no dañan la piel. Usamos látex, caretas profesionales, sangre artificial y sombras. También tenemos dientes, extensiones y lentes, pero son productos garantizados. Mi mamá es estilista profesional y desde 2012 acompañamos la marcha, y nunca hemos tenido reclamos o inconvenientes”, aseguró Stephany Rodríguez, una maquilladora informal que se ubicó a las afueras de la cinta amarilla que rodeaba el ingreso a la Plaza de Toros. Sus rangos de precios varían desde 5 mil hasta 50 mil pesos, dependiendo de la solicitud de los participantes.

Luego de culminar la movilización frente a la Catedral Primada de Colombia, Jhon Karlos agradeció el acompañamiento de los participantes y los patrocinadores del evento, así como también elevó un discurso por la paz del país. Por último, el líder de la movilización invitó a los asistentes de la marcha a una fiesta de cierre en Bellagio Bar, frente al llamado Parque de los Periodistas.