¿Vale la pena estudiar periodismo?

Viernes, 23 Agosto 2019 12:12

En un momento en el que el periodismo colombiano sufre una nueva crisis por cuenta de despidos masivos de periodistas el debate sobre el estudio de esta carrera se hace más que necesario.

De izquierda a derecha: En la pantalla Carolina Castillo, en el sofá: Leandro Peñaranda, Leopoldo Díaz Granados, Paola Pérez, Alejandra Bonilla.||| De izquierda a derecha: En la pantalla Carolina Castillo, en el sofá: Leandro Peñaranda, Leopoldo Díaz Granados, Paola Pérez, Alejandra Bonilla.||| Foto: Isabela Ospina Pava|||
246

Fue una coincidencia: a menos de 24 horas de conocerse el despido de 40 periodistas del diario El Tiempo, el de mayor tiraje en Colombia, cuatro egresados de la Universidad del Rosario -Alejandra Bonilla, del diario El Espectador; Leopoldo Díaz-Granados, Seguimiento.co; Paola Pérez, directora de Kreab; y Carolina Castillo, de la Agencia Cora Blue- se dieron a la difícil tarea de responder si vale la pena hacer periodismo, en este momento de recortes y cambios en el sistema de medios en el país y el mundo. 

Los cuatro invitados al coloquio "Porque vale la pena estudiar periodismo", organizado por la Universidad del Rosario con el apoyo de su Dirección de Desarrollo y Egresados respondieron a esta pregunta con un rotundo sí.

Además, aprovecharon para discutir con el moderador de este coloquio, Leandro Peñaranda, director del programa de Periodismo y Opinión Pública, sobre la preparación que se debe tener para el mundo periodístico, la función de los periodistas en el mundo de hoy y la capacidad de emprendimiento e innovación requerida en la actualidad para la creación de nuevos medios.

Ver: Colombia: materia prima en contar historias y hacer periodismo

Para Paola Pérez, por ejemplo, el verdadero rol del periodista es “ser consciente del poder de la información en el campo social". Alejandra Bonilla, por su parte, recalcó que a pesar del evidente y apresurado cambio que ha sufrido el periodismo, sus motivaciones se mantienen y perduran en el tiempo, y en este sentido, destaca que la clave de un buen periodista está en “ser una persona crítica”.

Mientras que Leopoldo Díaz-Granados, indicó que hay que ir más allá y preguntarse "¿En qué voy a innovar? ¿Qué medio voy a crear?" y en este sentido, eliminar de nuestras cabezas la pregunta “¿Para qué medio voy a trabajar?”.

Los asistentes no solo estuvieron de acuerdo en que sí vale la pena hacer periodismo, sino también en que, aunque se han presentado cambios en la profesión por cuenta de la crisis y del advenimiento de las nuevas tecnologías, hay mucho del periodismo de siempre que no cambió: el método y las cualidades que hacen que un periodista se destaque, la lucha por veracidad, la presencia infaltable de la ética y el compromiso con el buen ejercicio de la profesión.

Díaz Granados enfatizó que el periodismo siempre ha estado ligado a una suerte de crisis, aunque el detonante de cada una sea distinto conforme pasa el tiempo. En su momento, por ejemplo, fueron los blogueros y los cambios en la forma tradicional de informarse. Se trata de una constante que hasta hoy no acabado el oficio periodístico ni ninguna de sus formas y en ese sentido, no lo hará en el futuro.

A modo de resumen, el moderador, Leandro Peñaranda expuso que, finalmente, "el periodista está más allá de ser un empleado y de trabajar en un medio”.

Ver: El periodismo deportivo: un reto que vale la pena vivir

Vinieron las preguntas de los estudiantes asistentes al debate, que son clave en un coloquio como este, porque van a ser quienes se enfrenten al periodismo del futuro. ¿Cómo innovar y no fallar en el intento? y ¿Cómo suplir los obstáculos en la práctica del periodismo? fueron algunas de sus preguntas.

La respuesta fue alentadora: hay amar lo que se hace y tener clara la meta, según Leopoldo Díaz Granados. Hay insistir, perseverar y aprender a trabajar con nuevas fuentes, como las redes sociales, dijo Alejandra Bonilla. 

Como mensaje final quedaron varias reflexiones: no caer en la rutina, no hacer preguntas obvias, seleccionar bien las fuentes y prepararse para las nuevas formas de persecución a periodistas. No, el mundo del periodismo no es utópico ni como todos lo esperarían, pero es un mundo que aguarda por nuevos profesionales que lo nutran, lo hagan grande y nunca olviden sus principios. Por eso el coloquio no se llamó ¿por qué vale la pena hacer periodismo?, como si hubiera dudas, sino que fue un rotundo: porque vale la pena hacer periodismo. Porque sí vale la pena, a pesar de la crisis.