Deudas de EPS causan colapso en los hospitales públicos

Miércoles, 12 Noviembre 2014 11:42

Los manifestantes realizaron un plantón en los principales hospitales de Bogotá para exigir más garantías para el pago de la deuda.

||| ||| Foto tomada por: Daniela Caycedo|||
263

Este miércoles 12 de noviembre la Mesa de Unidad por el Derecho a la Salud, integrada por trabajadores del sindicato y usuarios, organizó un platón en los principales hospitales públicos del país para exigir que se pague la deuda que las IPS y EPS tienen.

Todos los usuarios de hospitales públicos reclaman un pronto pago de esta deuda, debido a que se está afectando la integridad y El derecho a la vida de los pacientes. Hospitales como el Universitario del Valle, Federico Lleras Acosta de Ibagué y Kennedy, están al borde del cierre, porque no tienen suficientes recursos para auto sostenerse. “Los hospitales públicos de Bogotá están trabajando con las uñas, porque no tienen recursos y por culpa de las EPS”, afirmó Dario Zapata, presidente de la Asociación de Usuarios del Hospital de Usaquén.

Muchos usuarios manifiestan que el Gobierno es culpable del desplome de algunos hospitales porque no le ha exigido a las EPS que paguen todo el dinero que deben. Caprecom, Coomeva EPS, Saludcoop, Cafesalud, Saludvida, entre otras, le deben a los hospitales aproximadamente $2,1 billones de pesos. Los usuarios le reclaman al Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, prontas soluciones a esta problemática.

“La gente se está quedando sin salud, se están muriendo en la puerta de los hospitales por falta de recursos para poderlos atender”, opinaron algunos miembros del Comité No Más EPS. En Bogotá, el hospital de Kennedy cuenta con una deuda superior a los cien mil millones de pesos, lo cual implica una limitación de recursos frente a la gran demanda que tienen. “Las EPS cogen la plata para invertirla en otras cosas diferentes a la salud”, expresó Zapata.

Durante esta semana se han ido realizando diferentes campañas pedagógicas para invitar a la gente a exigir el pago de la deuda y no apoyar las IPS y EPS. “Simbólicamente vacunábamos a las personas contra las EPS, en sus brazos les poníamos un sello que los identificaba como usuarios que quieren tener un mejor servició”, aseguró Pablo Celis, miembro de No Más EPS.