El déficit de camas para habitantes de calle en Bogotá sigue creciendo

Lunes, 24 Octubre 2022 22:59
Escrito por

Hace cinco años el DANE no hace censo de habitantes de calle.  Fundaciones que buscan brindar su ayuda, como El Banquete del Bronx, manifiestan que desde entonces la habitabilidad en calle ha incrementado. 

Hogar de paso Bakatá|Cambuche en el barrio Las Nieves, localidad de Santafe|Mes de la habitabilidad en calle||| Hogar de paso Bakatá|Cambuche en el barrio Las Nieves, localidad de Santafe|Mes de la habitabilidad en calle||| Secretaría de Integración Social: Bakatá acogerá a más de 1.000 habitantes de calle (integracionsocial.gov.co)|Laura Rios|El Mes de la Habitabilidad en Calle se celebra en Bogotá en noviembre|||
441

Antes de la llegada de la pandemia por COVID-19 en Bogotá se registraron 9.538 habitantes de calle. Sin embargo, según Orlando Beltrán, fundador de El Banquete del Bronx, con el inicio de la pandemia “muchas personas, como las que piden limosna, los vendedores ambulantes y las trabajadoras sexuales, como pagaban diario para pasar la noche en un hostal o inquilinato, ya no tuvieron para pagar y los sacaron”.

El precio de estos 'paga diario'  ronda entre los $4.000 y $10.000, así lo manifestó Hernán Botina, habitante de calle que se encontraba en la carrera séptima y se dirigía al sector de Paloquemao en busca de un lugar que por cuatro mil lo dejen  “comer arroz y pasar la noche”.

En 2020, según censo que se ha venido realizando por El Banquete del Bronx y la Universidad Libre de Colombia, la habitabilidad en calle aumentó y alcanzó a aproximadamente a las 17.000 personas en Bogotá.  Actualmente, según este censo, hay alrededor de 14.000. Las localidades más críticas, según esta ONG, son Los Mártires, Santafé y Kennedy. Cada semana voluntarios de la fundación llevan 1.000 refrigerios a los ciudadanos que se encuentran en esta situación.

Según Bogotá Como Vamos, que busca “combinar el análisis de indicadores técnicos y la percepción ciudadana que permite conocer los resultados de la gestión”, en sus indicadores sobre Población en situación de Indigencia o por debajo de las líneas de pobreza, entre 2019 y 2020 suben 9 puntos, de 4,2% a 13, 2%. Posteriormente, bajaron a 9,4%, pero aun manteniéndose muy por encima de las cifras posteriores a la pandemia. 

Adicional en Bogotá existen 2.000 camas entre todos los hogares de paso que  no alcanzan para la cantidad actual de habitantes. según Beltrán, se prevé que los casos aumenten ya que,  “aún si hay un habitante que quiere rehabilitarse y buscar oportunidades, el acceso a los hogares de paso es difícil ya que no tienen suficientes camas”. En este momento la ciudad se encuentra con un déficit de 12.000 camas, según el censo del Banquete.  Solo el 14 % de la población habitante de calle podría llegar a tener acceso a una cama en hogar de paso.

El subdirector local de Integración Social de Santafé y la Candelaria, Pablo Alayón, responde que muchas veces los cupos para estas camas ni si quiera se llenan porque “al no permitir el consumo de ningún tipo de drogas, muchos lo que buscan es irse porque empiezan a sentir la ansiedad generada por el síndrome de abstinencia”. Aunque admite que “hoy el Distrito no estaría preparado para recibir a todos los habitantes de calle en caso de que estos quisiesen acceder a las camas”.

Atención y prevención del fenómeno de habitabilidad en calle

La Secretaria de Integración Social tiene tres hogares de paso día y noche: Mártires, La Sabana y Bakatá, que funcionan las 24 horas atendiendo a habitantes de calle. Aquí, según Alayón, tienen actividades de integración, además pueden entrar a comer, asearse y lavar su ropa. Este es un lugar donde está prohibido el consumo de sustancias psicoactivas y alcohol, que es la problemática a la que Beltrán y Alayón asocian mayormente como causa de la habitabilidad en calle, aunque reconocen que hay otras.

A propósito de la atención este fenómeno en noviembre se conmemora Mes de la Habitabilidad en Calle. Durante este se llevan a cabo actividades como muestras de música, teatro, comparsas, recorridos y entregas de refrigerios con el fin de hacer una “apuesta por la inclusión social”, según la secretaria de Integración Social