Deportistas en Bogotá, ¿olvidados por el Estado?

Domingo, 25 Marzo 2018 23:27

Falta de recursos, poca atención y apoyo son algunos de los problemas que presentan hoy en día.

||| ||| The World Games 2013 Cali (COL) Flick|||
457

Daryan Umbarila es un bogotano que desde pequeño se ha preparado para ser clavadista profesional como Orlando Duque; ha ganado medallas de plata y bronce por su participación en las interligas de la capital y una medalla de bronce en los juegos Panamericanos que se disputaron en Colombia. Hoy, a sus 12 años de edad cree que no existe futuro para este deporte en el país, por lo que trabaja por ganarse una beca universitaria en el exterior, con en el fin de que se valore su trabajo y pueda prepararse de la mejor forma.

Nicolás Tamayo es un velocista de 20 años que transformó su estilo de vida con el propósito  de representar a la capital en el mundo del atletismo. Él se ha destacado por ganar la medalla de oro en los Juegos Nacionales Intercolegiados, medalla de oro en los Juegos Universitarios y ocupar el tercer puesto en la liga sub 23 de atletismo. Es consciente que ese camino es muy desgastante y desagradecido, aún más en Colombia. Por todo esto, contempla la idea de irse a otro país, hacerse nacional y competir bajo unas mejores condiciones.

No es un secreto que los deportistas en Colombia han sido desvalorizados a tal punto que  “si no eres de élite no recibes apoyo”. Está crisis se hizo latente cuando en el pasado mes de agosto el Ministerio de Hacienda anunció el recorte de 347 mil millones de pesos al presupuesto del deporte. Figuras como Caterine Ibargüen, Yuberjén Martínez, Sara López, Oscar Figueroa, Mariana Pajón, Winner Anacona, entre otras, protestaron por la reducción del 65%.

¿Cómo está la situación en Bogotá?

Ser bueno en cierta disciplina no convierte a la persona en un deportista; es necesario que se establezca un estilo de vida en el que el niño/joven centre su atención en cultivar y afianzar sus destrezas. No obstante, esto no es algo que se logra de la noche a la mañana sino que requiere del trabajo conjunto entre el deportista, la familia y el Estado. Según Nicolás y Daryan. en otras ciudades y departamentos como Antioquia y Valle el deportista es apoyado en su totalidad y por eso puede llegar al perfeccionamiento del deporte situación que no se ve en Bogotá.

En la capital de la República solo hay dos lugares para realizar atletismo: los parques Sauzalito y El Tunal, en el occidente de Bogotá. Estas condiciones limitan a todos aquellos que por razones económicas o desplazamiento no pueden llegar a estas zonas. Mientras que en el caso de disciplinas como la natación, el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (Idrd) presta el Complejo Acuático. Si bien, la utilización de estos espacios es gratuita, se prevé que para el 2018 los deportistas que practiquen en dicho lugar deberán pagar una mensualidad por utilizar las instalaciones.

¿Cuánto dinero se gasta como deportista?

Cada deportista debe suplir sus necesidades básicas, pero los gastos dependen de cada uno. En el caso de Daryan mensualmente pagan al Club Deportivo Clavados  Makaira  y a la Reserva Deportiva de la Liga de Natación. Para llegar al Complejo Acuático tiene que tomar dos buses, en una rutina que se repite de lunes a sábado.

Con respecto a su estado de salud, por la complejidad del deporte que practica, ha sufrido varias intervenciones quirúrgicas en las que sus padres han tenido que asumir ciertos gastos. Sin olvidar, que las competencias que tenga fuera de Bogotá tienen que ser financiadas por su familia.

Con respecto a Nicolás, sus gastos son mayores, debe comer siete veces al día y en cada una de ellas debe haber por lo menos una. Además, el esfuerzo físico que le exige el deporte lo obliga a tomar suplementos que compensen las energías que quema cada día. Nicolás tiene que comprar unos zapatos especiales, tanto para correr como para competir,  lo que representa varios gastos adicionales. Ahorra lo del transporte porque los seis días que va a entrenar se moviliza en bicicleta.  Y, al igual que Daryan, debe cubrir los costos de las competencias fuera de la ciudad.

¿En qué momento el Estado apoya a los deportistas?

“Cuando eres una persona constante la federación o la liga te empiezan a dar apoyos de transporte y de comida. Para lograr un subsidio completo en el que no tengas que trabajar y el Gobierno te lo de todo- como los que tienen los deportistas olímpicos- se necesita tener un  alto rendimiento, en el que se siga un ciclo olímpico y seas el mejor”, sostiene Nicolás.

Para clasificar como atleta en Bogotá, las universidades tienen varios torneos como Ascun, Cerros y OUN. En torneos como el de Ascun la competencia se divide en dos fases distritales, en las que se compite en dos paradas, a partir de la puntuación y la marca se viaja a un nacional. Y para ser Liga Bogotá, hablando de club, se tienen que lograr marcas representativas tanto en la prueba como en el relevo; en ese momento se compite por el nacional.  Actualmente los mejores son Valle y Antioquia.

En el caso de los clavadistas, todo se gana por el desempeño deportivo a través de las medallas obtenidas. Internamente en las ciudades se realizan chequeos, competencias interclubes y torneos para ganarse un puesto en los titulares de la selección.  Los chequeos son evaluaciones de los saltos que le hacen los clavadistas, y dependiendo de sus puntajes y grados de dificultad el deportista se gana el puesto en la selección. Aunque la Alcaldía de Bogotá no los apoya, en los momentos de competencia el deportista no compite en nombre del club ni el suyo, sino en el nombre de Bogotá.

¿Hay más deportes que el fútbol?

Otra de las dificultades que presentan estos deportistas es la falta de reconocimiento ante el público. Ambos deportistas concuerdan al decir que los colombianos ignoran la cantidad de deportes que existen y se practican. El país se casó con la idea de que el fútbol es lo único que hay y se hace bien. La realidad deja ver un gran número de deportistas con poseen las capacidades necesarias para triunfar, pero que se están desperdiciando porque, sencillamente, son invisibilizados por el Estado y sus ciudadanos.

¿Negligencia estatal?

La crítica más fuerte, por parte de los deportistas hacia el país, se debe al hecho de que no exista un Ministerio del Deporte que pueda defender los intereses y las necesidades de esta comunidad. Actualmente, el Ministerio de Cultura es el encargado de tratar los asuntos relacionados con el deporte, sin embargo los deportistas no se sienten representados ni valorados.

Para los pasados Juegos Bolivarianos, que se celebraron en la ciudad de Santa Marta (Magdalena) y contaron con la participación de 4.112 deportistas de 11 países en 34 disciplinas deportivas, el Gobierno y la Organización Deportiva Bolivariana tuvieron que remodelar y construir escenarios por el monto 110 mil millones de pesos.