Cursos y asesorías psicológicas virtuales, las nuevas herramientas para mejorar la salud mental de los universitarios

Martes, 01 Septiembre 2020 15:04
Escrito por

Los cursos remotos con la calidad de la educación superior y las asesorías psicológicas profesionales virtuales, tanto gratuitas como a precios accesibles, están a la mano de todos los jóvenes y buscan alivianar los problemas a causa de la pandemia. 

Los cursos y asesorías virtuales son herramientas al alcance de todos los estudiantes||| Los cursos y asesorías virtuales son herramientas al alcance de todos los estudiantes||| pch.vector en freepik|||
1166

Las universidades están en riesgo, se estima que uno de cada cuatro estudiantes abandonaría sus estudios para el segundo semestre del 2020 en Bogotá. Según la encuesta hecha por WorkUniversity entre el 4 y el 11 de agosto, el 20 % de esos estudiantes piensa aplazar sus estudios manera indefinida por razones que van desde no contar con el dinero suficiente, no querer un semestre remoto o no contar con las tecnologías como internet o computadores. Además de la deserción, los problemas de salud mental de los estudiantes van en aumento. La Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN), en un estudio realizado en el mes de junio, reveló que los impactos a la salud mental de los estudiantes durante la pandemia han sido altos. Entre el 55 % y el 34 % de los encuestados reportó tener sentimientos que van desde la irritabilidad, soledad, depresión, deterioro a la autoestima hasta no verle sentido a la vida.

A causa de las deserciones y las crisis de salud mental, cuyos casos siguen creciendo, muchas entidades han apostado por los cursos virtuales gratuitos como una alternativa para ayudar a aquellos estudiantes que abandonan o aplazan sus estudios. Frente a esta situación, Judy Viviana Velásquez, psicóloga de la Universidad del Rosario, afirma que las ayudas psicológicas virtuales han robustecido su asistencia para toda la comunidad estudiantil.

Además, menciona que uno de los ejes construidos para ayudar a los estudiantes está “enmarcado en favorecer la educación a través de estrategias virtuales” mediante estrategias como alianzas con otras entidades de educación virtual, promociones y cursos gratuitos, los cuales buscan mantener el interés de los jóvenes por la educación remota.

Cursos virtuales gratuitos y certificados

Según la encuesta realizada por WorkUniversity, el 60 % de los estudiantes decidieron aplazar porque no cuentan con la capacidad económica para pagar el semestre. Debido a esto, se crearon alternativas para continuar o complementar la educación y de manera gratuita. Los cursos en línea se convierten una herramienta útil para lograr este objetivo.

A través de sus propias plataformas, o mediante alianzas con medios profesionales de educación virtual como Coursera, edX o FutureLearn, universidades como Los Andes, el Rosario, la Nacional y la Javeriana han fortalecido la educación remota como herramienta útil para la educación. Con más 4.000 cursos totalmente gratuitos y certificados en las mejores universidades del mundo las instituciones colombianas han aumentado sus catálogos de educación virtual certificada en medio de la pandemia. Entidades como el Icetex también se unen en estas alianzas para ofrecer cursos a sus afiliados.

Judy Velásquez asegura que estos esfuerzos universitarios encaminados al acceso a los servicios deportivos, académicos y culturales por medio de las universidades y a través de virtualidad, son importantes para incursionar a las instituciones en un entorno virtual moderno y adaptado a las necesidades de la contingencia actual.

Ejemplo de los cursos en medio de la virtualidad

Lizz Colmenares es uno de los muchos alumnos que decidieron acceder a cursos virtuales gratuitos como herramienta para complementar su educación. La joven que cursa cuarto semestre de Fisioterapia en la Universidad del Rosario, decidió participar en estas clases para adquirir conocimientos afines y útiles para su carrera. Con clases impartidas en YouTube, la estudiante asistió a dos cursos de fisioterapia totalmente gratuitos y certificados. Estas clases fueron dadas por la Sociedad Estudiantil de Investigación Médica de la Universidad Industrial de Santander y la empresa de salud Kinedix.

Lizz se enteró por una publicación en Instagram en la que promocionaban cursos gratuitos sobre temas de la fisioterapia. Participaron en las clases entre 8.000 y 25.000 estudiantes de distintos países. “Fue una experiencia muy buena y enriquecedora como persona y como profesional. Además, abre las posibilidades porque hay ponentes de distintos países, entonces nos permite aprender distintas perspectivas”.

Frente a estas experiencias de los cursos virtuales, Martha Ahumada, psicóloga y orientadora escolar en la ciudad de Barranquilla, cuenta que “en esta situación es la herramienta con la cual contamos y pueden ser de gran ayuda para mitigar el impacto socio-emocional que ha generado esta pandemia”.

La joven estudiante de fisioterapia señala que le quedó una grata experiencia de la cual estaría dispuesta a repetir. “Es una buena opción hacer cursos virtuales, no solo por la situación mundial que estamos pasando, sino para ponerlo en práctica cuando se pasen los tiempos de cuarentena. Además, es muy bueno para la hoja de vida tener la certificación de estos cursos”, comenta Lizz que califica a los cursos virtuales como una “manera fácil de aprender, sin pagar ni movilizarse”.

“A la educación tradicional le hacen falta muchas reformas, hay personas que salen con muchos vacíos”, afirma por su parte Lewis Méndez fundador de Kinedix, una empresa de Medellín que ahora brinda cursos virtuales gratuitos con ponencias de seis médicos expertos internacionales certificados en la rehabilitación, cirugía y tratamiento en deportistas de alto rendimiento. Méndez, en entrevista con Plaza Capital, cuenta que los cursos virtuales son “una alternativa bastante interesante que, si se maneja de forma correcta, son una herramienta muy potente para potencializar los conocimientos en las personas”.

Lizz cuenta que en su curso con Kinedix tuvo “una adquisición de conocimientos nuevos de cosas y técnicas que todavía no han llegado ni se han enseñado en Colombia. Fue muy enriquecedor participar en estos cursos”, y que incluso podría asistir a cursos virtuales mientras continúa con su semestre académico. Además, cuenta que los beneficios que trae no tener que trasladarse a un salón de clases o universidad son positivos para poder concentrarse y tener más tiempo libre. “No implica viajar para ver las ponencias, estos cursos son gratis y solamente hay que hacer la inscripción”.

Los cursos llevan siendo impartidos por Kinedix desde el mes de Julio y han asistido más de mil personas en las más de cinco charlas dadas hasta la fecha. Mediante lo que Méndez denomina ‘humanizar las clases’, busca hacer el conocimiento accesible a las personas y prepararlas para que cuenten con más herramientas que los preparen para su contacto con el mundo laboral. Lewis afirma que incursionar en la virtualidad de la educación es el camino para lograr eso y es “un paso más hacia el conocimiento y hacia abrirse a otras culturas, técnicas y formas de pensar”.

Ayuda psicológica virtual en tiempos de la pandemia

Las crisis de ansiedad y problemas a la salud mental de los alumnos han ido en aumento a causa de la pandemia. Según la investigación “Salud Mental y Resiliencia en jóvenes de 18 a 24 años durante el aislamiento por la pandemia” realizada por la Universidad Javeriana, en Bogotá, el 68 % de los jóvenes presentó distintos niveles de depresión; mientras que, en otro estudio presentado por la Veeduría Distrital en la población bogotana, el 59 % ha sentido ansiedad a causa de la situación de pandemia.

Frente a estos efectos a causa de la situación de pandemia, Judy Velásquez, psicóloga de la Universidad del Rosario, manifiesta que la situación actual hace que “cualquier organismo reaccione de manera alerta, expectante y activa la respuesta de estrés natural que se presenta siempre ante una situación difícil”.

Además, cuenta que, si bien no ha habido un aumento en la cantidad de personas solicitando asistencia psicológica, si ha crecido la frecuencia de dificultades en salud mental relacionadas con ansiedad y depresión: “Hay mayor consulta por ansiedad, depresión y manejo emocional de diversas emociones como: incertidumbre, desesperanza y además procesos de cambio y toma de decisiones”.

Esta situación no solo aplica para los estudiantes. Las cifras de crisis en la salud mental son igual e incluso más preocupantes en otras regiones del país. Solamente refiriéndonos a Bogotá, según cifras de los boletines epidemiológicos del Instituto Nacional de Salud (INS), entre el 9 al 15 de agosto se presentaron 37 casos de intentos de suicidio en la capital, para un total acumulado de 1.716 intentos de suicidio en lo corrido del 2020. Esta cifra que supera en 600 casos a las cifras que proyectaba el INS, e incluso supera por más del doble de casos a las registradas para la misma fecha en el año 2019.

Es por esto que muchas líneas grupos de psicólogos se han organizado para ayudar gratuitamente o a un costo accesible a personas que lo necesiten. En Envigado Antioquia, una aplicación dispuesta por la Institución Universitaria de Envigado, atiende nacionalmente a sus usuarios por cualquier necesidad medica que necesiten. Con más de 300 médicos certificados por la Secretaría de Salud y totalmente gratis, la aplicación Way Medicals, cuenta incluso con su propio apartado de psicología.

“Esta plataforma tecnológica permite prestar los servicios de teleorientación de manera gratuita, sirviendo de puente entre los profesionales de la salud, todos voluntarios, y aquellos pacientes que necesitan recibir esta asesoría”, afirma Henry Osorio, profesor en la Institución Universitaria de Envigado en una entrevista con el periódico Gente. Esta aplicación cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud y es promovida con el hashtag #SumamosContigo a todos los médicos que estén dispuestos a vincularse como voluntarios.

Asimismo, la aplicación española Ifeel, enfocada únicamente en la atención psicológica, propone asistencia brindada por más de 100 psicólogos internacionales y certificados en diversas áreas a personas en todo el mundo. Cuenta con varios planes de atención de 24 horas que rondan diversos precios y acorde a las preferencias de la persona, ya sea semanal, mensual o trimestral, por videollamada o por chat. La aplicación colombiana Enterapia también ofrece un servicio pago de atención psicológica individual, de pareja, grupos de apoyo y orientación psicológica en todo el país.

Más herramientas útiles para la asistencia psicológica

Las universidades del país cuentan con atención psicológica y oficinas de bienestar mental para toda la comunidad estudiantil, docente o administrativa e incluso a personas externas a la universidad; acceder a estos servicios requiere una breve consulta por las paginas oficiales o contactar a la universidad para solicitar su ayuda. Debido a la virtualidad, Judy Velásquez, psicóloga de la Universidad del Rosario asegura que ha sido beneficioso aprovechar las tecnologías para brindar ayuda. “Los ajustes que implicaron realizar acompañamientos desde Telepsicología y la apertura al uso de tecnologías para hacer asesoría psicológica, han sido una novedad y una oportunidad para llegar a más personas y hacer el acceso a psicología más fácil para muchos”.

Martha Ahumada, psicóloga y orientadora escolar, también cuenta que estas asistencias virtuales buscan atender la desmotivación que trae la cuarentena en los estudiantes. Sostiene que las teleconferencias, videollamadas y seguimiento virtual son “útiles en aras de prevenir situaciones de impacto emocional que se han incrementado en esta época de confinamiento”.

También existen las líneas de ayuda, y plataformas de apoyo de las distintas alcaldías y las del gobierno nacional. En la capital del país, líneas como ‘El poder de ser escuchado’ o línea 106, la Línea Distrital Piénsalo-Psicoactiva, la plataforma de autoayuda háblalo.com.co brindan un servicio de atención las 24 horas a todas las personas que lo requieran. Judy Velásquez afirma que estas líneas de atención son “Un gran aliado para ayudar a manejar emoción intensa en la población”.

Asimismo, Martha menciona que “a través de las redes sociales se realizan encuentros con profesionales de la salud mental, quienes aportan recomendaciones que son útiles para prevenir o mitigar el impacto negativo que se pudiera presentar en la salud mental”. También a nivel nacional se encuentra una línea específica de atención para estas necesidades para así, ayudar en estas problemáticas de gran afectación para muchas personas en los momentos de crisis.