Los escándalos de vacunación privilegiada conocidos como 'vacunagates'

Martes, 23 Febrero 2021 12:40
Escrito por

El ‘vacunagate’ en Perú que salpica a más de 450 políticos, incluyendo al expresidente, junto al ocurrido en Argentina, no son los únicos que han salido a la luz. Los ‘vacunagates’, como ha nombrado la prensa a los escándalos de políticos y personajes famosos que se saltan la fila y se vacunan contra la Covid-19, abusando de su poder o influencia, se han vuelto denuncia del común alrededor del mundo. En países como España, Polonia, Italia, así como en Perú, Brasil y Ecuador, las vacunaciones privilegiadas han salpicado a numerosos personajes reconocidos, afectando los procesos de inmunización en dichas naciones.

Son varios los políticos alrededor del mundo que abusan de su poder para obtener la vacuna contra el covid-19||| Son varios los políticos alrededor del mundo que abusan de su poder para obtener la vacuna contra el covid-19||| Freepik|||
1126

Mientras que Perú se recuperaba de su segundo pico de la pandemia, y para diciembre se confirmaba la compra del primer lote de vacunas, el entonces presidente Martín Vizcarra, recibió en secreto la primera dosis del fármaco Shinopharm el 2 de octubre, en un estudio experimental. Junto a él se sumaron otras 486 personas, entre ministros, rectores, familiares y amigos, que han desatado un escándalo que se suma a la crisis democrática del país.

Otro de los altos cargos en vacunarse de forma privilegiada en Latinoamérica fue ministro de Salud argentino, Ginés Gonzáles García. Y, por si fuera poco, en el espacho del ya exministro otras 3.000 dosis fueron suministradas a personajes importantes del gobierno, amigos y familiares. Por lo que, el escándalo de Vacunas VIP en Argentina, ha causado revuelo y amenazas de acciones penales del partido opositor.

En Europa

Europa no se salva de este tipo de polémicas, allí también se han conocido otros ‘vacunagates’. En España, por ejemplo, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (EMAD), el general Miguel Ángel Villarroya, dimitió de su cargo el pasado 23 de enero debido a que tanto él como varios militares recibieron la vacuna contra el coronavirus, a pesar de no formar parte de la población elegida. Pese a ello, Villarroya afirmó en su misiva que se iba con la “conciencia tranquila”. De forma que la lista de privilegiados, según el periódico digital El Español, asciende a 286, entre los que se encuentran ministros, alcaldes, concejales, fiscales, e incluso obispos.

Asimismo, en Italia, uno de los países más golpeados por el primer y segundo pico de la pandemia, las vacunaciones a personas cercanas al personal médico han azotado todas las regiones del país. En Silicia, El Mando de los Carabineros para la Protección de la Salud ha identificado cerca de 500 dosis irregulares que han sido administradas a amigos y familiares de los sanitarios, en lugar de adultos mayores y personal de la salud. En cambio, en Portugal, la polémica recae en el plan de vacunación del propio gobierno, el cual prioriza la inoculación a los altos cargos y no al personal médico o poblaciones de riesgo. Esto causó grandes críticas por parte de la población y de partidos opositores.

La coyuntura latinoamericana

En Latinoamérica, además de Perú y Argentina, en Ecuador, el ministro de Salud está siendo investigado por la Fiscalía General del Estado por un presunto delito de tráfico de influencias que resultó en la vacunación de familiares del ministro el pasado 23 de enero. También, en Brasil, la falsa administración de dosis por parte del personal médico, quienes fingen vacunar a los adultos mayores, han sido denunciadas por los medios y las redes sociales.

Por otro lado, en Colombia, no hay un registro sobre vacunas privilegiadas o irregulares desde que comenzó el plan de inmunización el pasado 17 de febrero. Sin embargo, el mismo día en que comenzó la administración del fármaco, 70 dosis de contrabando provenientes de Emiratos Árabes llegaron a Bogotá y fueron incautadas por el Invima. La ONG Transparencia Internacional alerta que los países deben luchar contra la corrupción para poder superar la pandemia. Delia Ferreira Rubio, presidenta de la organización, afirma que “la covid-19 no es solo una crisis sanitaria y económica: es una crisis de corrupción. Y no la estamos superando”.

Una afirmación de la que no se salva Colombia, pues según el Índice de Percepción de Corrupción ocupa el puesto 92 de 180. Ahora lo que el mundo se pregunta es: ¿qué otros escándalos de vacunación VIP esperan a ser sacados a la luz?