Sentirse lejos, aún cuando se esté cerca

Sábado, 04 Julio 2020 17:54

Pensar que al estar en un país a más de 4.000 kilómetros distancia de lo que yo llamo hogar significaría sentir la separación máxima de mi familia, es sólo una percepción de lugar. Experimenté la verdadera distancia cuando estaba a menos de cinco metros de la persona que me trajo a este mundo. El no poder sentir sus besos, sus caricias, e incluso sus abrazos, hizo que la distancia entre mi madre y yo se acrecentara, a pesar de que ya estábamos bajo el mismo techo después de que yo había vivido en otro país durante más de seis meses. 

Fidelidad.|Metáfora: Bienvenida al país y al aislamiento.|Arma en tiempo de tempestades.|Amor incondicional hacia un ser querido.|Muchos buscan la salvación o refugio.|Tardes de poesía en medio del aislamiento.|Insomnio.|Desespero.|Libertad.||| Fidelidad.|Metáfora: Bienvenida al país y al aislamiento.|Arma en tiempo de tempestades.|Amor incondicional hacia un ser querido.|Muchos buscan la salvación o refugio.|Tardes de poesía en medio del aislamiento.|Insomnio.|Desespero.|Libertad.||| Nicolás Morales|Nicolás Morales|Nicolás Morales|Nicolás Morales|Nicolás Morales|Nicolás Morales|Nicolás Morales|Nicolás Morales|Nicolás Morales|||
616

Con estas fotografías quiero mostrar el amor de una familia, pero también cómo la pandemia ha cambiado nuestra percepción de "estar juntos", de la distancia y de nuestras relaciones sociales. Quiero mostrarles la montaña de emociones por la que pasé, y quizás, por la que muchos de ustedes atravesaron. Los cambios de la desesperación a la ira, pasando por el insomnio, forman parte de esta exposición que pretende dar cuenta de una indudable modificación de ese "olvido que seremos".