Así funciona El Diván, el espacio de 'open mic' para hablar sin tapujos en Bogotá

Jueves, 06 Octubre 2022 14:42
Escrito por

La ciudad ahora cuenta con un micrófono abierto de historias reales. Conozca aquí la programación de este lugar para octubre.

Usted podrá escuchar las historias mientras disfruta de la variedad de comidas y bebidas que ofrece Casa Fuego||| Usted podrá escuchar las historias mientras disfruta de la variedad de comidas y bebidas que ofrece Casa Fuego||| Foto: Marcela Guardo|||
297

Todos los jueves, en Teusaquillo, usted puede ser parte de El Diván, el micrófono abierto de historias reales en Bogotá. La propuesta, inspirada en la dinámica norteamericana de open mic (micrófono abierto) busca ser un espacio de reflexión a través de contar historias cotidianas que le permitan a los asistentes escapar de la rutina

“El Diván busca volver a la idea de que haya un espacio de entretenimiento de cultura agradable alrededor del fuego, pero también hay una apuesta un poco más vocacional y simbólica: el poder de las historias para la sociedad y para el individuo”, afirma a Plaza Capital Paula Cadena, guionista y fundadora del proyecto.

(Puede leer: 30 años de ‘Opio en las Nubes’, más vigente que nunca)

Cadena, junto Laura Sánchez, Nicolás Becerra, Pablo Hurtado y Juan Pablo Velásquez, un grupo de guionistas, storytellers y músicos, fueron los encargados de darle vida a este proyecto. Ellos, al involucrar los elementos más importantes de sus profesiones con aspectos de la vida cotidiana, construyeron un espacio semanal donde todas las personas puedan contar sus historias sin tapujos.

Aunque los temas cambian cada semana, siempre giran alrededor de lo que les ocurre a las personas en su día a día, así cualquiera tiene algo para contar y no hay excusa para no participar. Eso sí, las únicas reglas son no pasarse de 10 minutos, no juzgar y que todo lo que se cuente sea real.

Una apuesta a la reflexión y empatía

“Una historia es un proceso de reflexión que tú haces de ti mismo en un tiempo determinado, tú te abstraes de esa persona que en el pasado actuó e hizo las cosas que hizo. El Diván es como un espacio de terapiarte a ti mismo, de repasar las acciones que hiciste con la distancia que te da el tiempo”, dice Cadena. Para la fundadora, contar una historia en El Diván es reflexionar sobre el pasado.  

Según sus creadores, otro de los propósitos del micrófono abierto es generar empatía, puesto que, debido al estrés, el agitado estilo de vida y la energía emocional que implica vivir en una ciudad como Bogotá, las personas no suelen abrirse y hablar de lo que sienten.

“Este espacio es lindo porque es como ese recordatorio de decir estoy rodeada de otros seres humanos, con preocupaciones, miedos, problemas, pasiones y sensaciones como yo”, explica la fundadora del proyecto al agregar que “El Diván contribuye a construir una sociedad empática con seres humanos mucho más autorreflexivos”.

(Siga leyendo: Alimento Futuro: así es el 'laboratorio gastronómico' inmersivo que llegó a Bogotá)

Si bien, por ahora, el espacio se concentra en su sede, Casa Fuego, los creadores buscan en un futuro cercano producir un podcast con las mejores historias para así llegar a una audiencia mucho más grande. Eso sumado a talleres y una cátedra en la Universidad del Rosario con miras a expandir la cultura del storytelling.

Prográmese con El Diván para el mes de octubre

Durante este mes El Diván se abrirá de 7 p. m. a 9 p. m. todos los jueves en la casa cultural Casa Fuego (carrera 17 # 36-32) ubicada en la localidad de Teusaquillo.

Estas son las temáticas programadas:

  • 6 de octubre: Efectos colaterales
  • 13 de octubre: Tintas: cartas, contratos y tatuajes
  • 20 de octubre: Sectas, cultos y pirámides
  • 27 de octubre: Terror, miedo y espantos