La Candelaria se prepara para convertirse en destino turístico sostenible

Sábado, 15 Septiembre 2018 10:21

En los primeros días de octubre se sabrá si la localidad recibe la certificación del ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

La Candelaria es una de las localidades con más turismo en la capital de la República.||| La Candelaria es una de las localidades con más turismo en la capital de la República.||| Graciela Curiel|||
232

Desde junio del 2017, por iniciativa de Fondo Nacional de Turismo, operadores de turismo en el centro de Bogotá, la Alcaldía local de La Candelaria, la comunidad de los barrios de la localidad y la Universidad Externado de Colombia están trabajando en conjunto para convertir la localidad en un destino turístico sostenible.

Este proceso está enfocado en la implementación de buenas prácticas turísticas en La Candelaria que promocionen y fortalezcan al sector turístico. Esto por medio del trabajo de todos los actores que están en el territorio, cuyas acciones tienen un impacto en los temas sociales, ambientales, culturales y económicos del destino.

En la actualidad, son 13 los sitios que cuentan con la certificación. Entre los que se encuentran el Centro Histórico de Cartagena, el Parque Arví en Medellín y Buga (Valle del Cauca). Para que sean reconocidos como tal, los lugares deben cumplir con la norma técnica sectorial NTS-TS 001-1 del 2014, la cual contempla cuatro dimensiones específicas para la sostenibilidad del destino. 

Por un lado, "el componente ambiental, se refiere a hacer turismo sin afectar al entorno. En este espacio se trata de hacer un uso eficiente de los recursos, reducir la contaminación y tener un manejo adecuado de los residuos sólidos",  señaló Laura Nieto, profesional encargada de turismo de la Alcaldía de La Candelaria.

La segunda área corresponde a la reducción de los riegos sociales. Esta se centra en evitar la drogadicción, el alcoholismo, la mendicidad, el trabajo infantil, la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes. "Si un turista viene a La Candelaria que no contribuya a estos riegos sociales, en cambio que haga el conducto regular de denunciar, visibilizar y no contribuir. Crear ese tipo de conciencia en los destinos es fundamental", añadió Nieto.

La tercera dimensión es cultural y se centra en la promoción, preservación y conservación del material tangible e intangible con el que cuenta la localidad. La Candelaria presenta una gran oferta cultural, museos, teatros, organizaciones culturales, movimientos artísticos. Además, concentra un gran parte de los recuerdos patrimoniales de la cuidad.

Por último, los requisitos económicos están enfocados hacia la promoción de la empleabilidad, el emprendimiento, contratar mano de obra local, evitar el desplazamiento de hoteles pequeños por hoteles grandes y favorecer la compra de productos propios. 

Todo lo anterior, busca que los actores se conozcan entre ellos y se articulen para que trabajen juntos por el mismo objetivo, que la localidad sea sostenible. "Uno de los mayores retos en este proyecto ha sido la población", explicó la funcionaria de la Alcaldía Local.

"La Candelaria -detalló-cuenta con la particularidad de tener sólo 25.000 residentes, el resto de la población es población flotante y oscila entre un millón doscientos entre estudiantes, visitantes, turistas y funcionarios. Es importante crear conciencia de la importancia de esta localidad, acá se concentran las tres ramas del Estado, esto también es un tema de visualización nacional".

El 11 de septiembre del 2018 comenzó la auditoria de la certificación que es el último paso para que este proyecto se radique. De este el martes 11 al viernes 14 de septiembre se revisarán todas las dimensiones, lo que cada uno de los actores está aportando en el proceso y las evidencias de sostenibilidad del destino. Una vez esto suceda, la declaratoria tendrá vigencia de tres años y durante estos hay una auditoria anual que va a revisar que estas acciones se sigan realizando. Una vez se cumplan los tres años iniciales se debe una recertificación anual.

La acreditación posicionará al destino en muchos aspectos. No sólo en el tema empresarial, para que se vea La Candelaria como una ventana para los negocios, sino que también se vea como una plataforma de la identidad cultural de nuestro país y de la cuidad. En este proyecto es importante tener en cuenta que no todo hace parte del sector público, sino que el privado aporta, los dos son importantes para motivar al desarrollo empresarial especialmente turístico de La Candelaria.