Diseño en Bogotá: Un recorrido por los nuevos colectivos artísticos

Viernes, 02 Mayo 2014 13:41

Cada año en Colombia, 215 personas se gradúan de carreras relacionadas con el diseño, además de los egresados de más de nueve programas técnicos que forman jóvenes en este campo. Sin embargo, según muchos de ellos, las vacantes laborales no son tan sencillas de obtener, lo que los ha llevado a optar por la creación de colectivos independientes como Yavería, Vox Populi y Tajalápiz, pues son una alternativa para expresarse y recibir una entrada económica.

Los colectivos buscan nuevas formas de explorar el diseño gráfico, una de ellas es la representación de objetos a través de mensajes políticos.||| Los colectivos buscan nuevas formas de explorar el diseño gráfico, una de ellas es la representación de objetos a través de mensajes políticos.||| Fotografía: Daniel Guerra Roncancio/Plazacapital.com|||
851

Información adicional

  • Coautor 1: Daniel Guerra Roncancio

Aunque son muchas las firmas privadas dedicadas a la publicidad que son reconocidas por brindar estabilidad económica a sus diseñadores, también son muchos los recién egresados desempleados que no están interesados en dedicarse a la publicidad o que no han logrado posicionarse en el campo laboral. Ante esta problemática surgen algunos de los colectivos (integrados principalmente por estudiantes y nuevos profesionales) que se dedican a presentar su trabajo a través de exposiciones de ilustración, grabado, pintura y diseño.

Uno de los más representativos en la escena bogotana es Tajalápiz, una agrupación de artistas egresados de la Universidad Javeriana y cuyo propósito es que las obras de arte no se vuelvan objetos inalcanzables, sino elementos con los cuales los espectadores pueden interactuar. María Isabel López, una de las fundadoras del colectivo, afirma que “el medio del diseño es complicado,  pero cuando uno ve que es tan difícil entrar, se esfuerza por formar grupos o colectivos que busquen su espacio por sus propios medios”.

De igual forma opina Juan David Cadena, estudiante de séptimo semestre de Diseño en la Universidad de Los Andes, pues resalta que sí es difícil posicionarse. “En especial en este punto donde todo está prácticamente hecho”, afirma Cadena, pero, a diferencia de López, agrega que las empresas privadas son una plataforma  bien remunerada, pues sus clientes ya están asociados y el diseñador no debe preocuparse por conseguir sus propios clientes.

Aun así, las empresas privadas con mejor remuneración económica continúan ligadas al sector de la publicidad, lo cual genera rechazo en varios de los jóvenes en miras de realizar diseño artístico. Esto ha generado una nueva ola de diseño independiente en donde también han incursionado grupos como Yavería.

Yavería por su parte “es un colectivo que busca crear un espacio de expresión y apreciación artística a través de la música y las muestras audiovisuales”, dice Santiago Ayerbe, su fundador y quien también es egresado de Artes Visuales de la Universidad Javeriana.

Pero no solo Tajalápiz y Yavería intentan promover la movida artística y gráfica en la ciudad. Hay varios colectivos que  intentan diversificar el campo de acción del diseño gráfico y de igual manera, “salir adelante” con diferentes proyectos. Uno de estos colectivos es Vox populi grafiti, creado en los 80 por Fernando Torres con el propósito de mostrar cuadros con expresiones gráficas sobre democracia, política y sociedad.

Patricia Andrade, colaboradora del colectivo, expresa que “la idea es recrear un poco lo que pasa en la ciudad. Se trata de la realidad de todos los días, de lo que sucede, expresado artísticamente”. Aparte de esto, comenta que su colectivo ha ganado reconocimiento nacional e internacionalmente. Además, participan activamente en las ferias bogotanas de arte como la FIlb, ArtBo y Expo artesanías.

Aparte de estos colectivos, existen grupos como Bogotá Capital, Lorem Ipsum, Casatinta y Escarabajo image, entre otros. La mayoría están integrados por jóvenes diseñadores o artistas visuales que intentan apostarle al diseño independiente como una forma rentable de ejercer su profesión.  Sin embargo, para que sea rentable, aseguran, es necesario ser innovador, pues la competencia es dura y cada día hay ideas más frescas.