El 'boom' turístico que los quirófanos estéticos han despertado en Colombia

Jueves, 16 Septiembre 2021 10:25
Escrito por

Colombia es el tercer país del mundo a donde más personas viajan para realizarse intervenciones estéticas, de acuerdo con la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS). El aumento del dólar ha impulsado el sector en el país. 

Procedimiento quirúrgico corporal||| Procedimiento quirúrgico corporal||| Los viajes para realizarse procedimientos en el país van en aumento. Foto: Jorge Castillo. @joalcahe|||
529

Un viaje o desplazamiento que hacen las personas a otros países, diferentes a su lugar de residencia, con la finalidad de recibir servicios de salud: así se define el turismo médico. En Colombia, dentro de este tipo de turismo se encuentran las categorías de medicina curativa,  preventiva, de bienestar y estética, siendo esta última la que genera mayores ingresos para el sector.

Según el centro de investigaciones de mercado Euromonitor, el turismo relacionado con tratamientos estéticos, tanto cirugías como procedimientos sin intervención, mueve 615.300 millones de pesos por año en el país, y se proyecta que para 2024 este monto sea de $ 990.500 millones. Después de Tailandia y México, Colombia es el tercer destino en el mundo a donde más personas viajan para realizarse cirugías estéticas.

“Decidí operarme en Colombia porque siempre había escuchado que allá habían muy buenos cirujanos, una amiga puertorriqueña del trabajo ya se había operado y quedó muy bien, eso me dio confianza y tomé la decisión”, explica Carlos Romero, costarricense radicado en Nueva York, Estados Unidos, quien al inicio de este 2021 viajó a Bogotá para someterse a una rinoplastia.

 Existen varios factores que hacen que los extranjeros piensen en Colombia para visitar, además de las playas y catedrales, el quirófano de una clínica estética.

“La preparación de los cirujanos plásticos y de su equipo de especialistas, el soporte tecnológico médico y un buen precio de dólar frente al peso, son factores que influyen en que varios turistas compren paquetes de servicios estéticos y experiencias turísticas en el país”, explica Ernesto Barbosa, presidente de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (SCCP). 

Mauricio Serrano es cirujano plástico de la Universidad del Rosario y miembro de número de la SCCP. Hace más de 20 años se dedica a realizar procedimientos estéticos faciales, corporales y no quirúrgicos en Bogotá. Además de las diferentes intervenciones que los extranjeros pueden hacerse, como bótox, lipoescultura, rinoplastia y mamoplastia de aumento, “se ofrece un paquete todo incluido a los turistas que comprende tanto la cirugía, la entrevista con el anestesiólogo, los medicamentos y los exámenes médicos, como también los servicios de enfermera 24 horas, recibida en el aeropuerto, hospedaje, comida y una visita guiada por los lugares más bonitos de la ciudad”, cuenta Serrano. 

 Las ciudades más atractivas en materia de turismo médico estético son Medellín, Bogotá, Cali y, desde el 2020, Cartagena.

Además, la mayoría de pacientes que vienen a Colombia se realizan procedimientos quirúrgicos de dos tipos: primero, los relacionados con contorno corporal como lipoescultura, lipectomia, mamoplastia y gluteoplastia; y segundo, las intervenciones faciales como rinoplastia, blefaroplastia y rejuvenecimientos, afirma la SCCP. 

 “Muchos extranjeros son ambiciosos: como les sale más económico operarse acá que en sus países, entonces quieren hacerse todo en uno. Por ejemplo, hay mujeres que quieren mamoplastia, lipo y rinoplastia al mismo tiempo. A nivel económico sería muy atractivo para nosotros pero a nivel profesional no, porque ante todo hay que priorizar la vida de las personas, es nuestra ética profesional” cuenta Alexandra Lizarazo, enfermera y cosmetóloga de una clínica estética de Bogotá.  

La mayor parte de los pacientes que llegan a Colombia para hacer turismo médico estético tienen nacionalidad de Estados Unidos, Holanda, Aruba, Perú y Ecuador, según la SCCP. No obstante, existe un alto porcentaje de colombianos radicados en el exterior que regresan al país para operarse, explica el doctor Barbosa.

 “Siempre que me hago la lipo voy a Bogotá. La última vez fui a Medellín para aplicarme ácido hialurónico para las arrugas”,  dice Corina Delgado, caleña que reside en Miami, Estados Unidos, hace más de 12 años. 

 

Los riesgos mortales de las cirugías siguen latentes

 “Quienes están interesados en realizarse un procedimiento quirúrgico, sea en la cara o en el cuerpo,  asumen que porque ven una camilla y un diploma en la pared la persona es idónea, sin informarse lo suficiente”, explica el cirujano plástico Paulo Andrés Escobar. La mayoría de las personas que mueren por malas prácticas en intervenciones quirúrgicas son mujeres, tanto colombianas como extranjeras, además, desde el 2018 los fallecimientos de este tipo han aumentado 130%,  según Medicina Legal.

Las cirugías estéticas, como cualquier procedimiento médico, requiere de unos protocolos previos a la intervención. Pese a los muchos casos documentados de muertes durante o después de una intervención, aún hay personas que prefieren acudir a clínicas de garaje que les ofrecen 'combos' y bajos precios, antes que verificar que los establecimientos y los médicos cumplan con los estándares exigidos, señala el doctor Escobar.

 

Seis claves para los procedimientos

Colombia, como potencia de turismo médico estético, genera grandes beneficios para el sector económico como para el turístico del país, dos de los más afectados por la pandemia de covid-19. Sin embargo, es aconsejable que las personas que deseen realizarse algún tipo de procedimiento estético, sean extranjeros o colombianos, estén seguros de que están en buenas manos, pues la vida está de por medio. Para eso, el cirujano Mauricio Serrano recomienda lo siguiente: 

  1. Investigar la formación académica del médico, así como también su experiencia realizando cirugías estéticas, especialmente la de interés. 
  2. Verificar el certificado y los antecedentes del médico en la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (SCCP).
  3. Leer sobre el procedimiento estético que se quiere realizar, para conocer las diversas técnicas y entender más a la hora de la cita de consulta/ diagnóstico. 
  4. Revisar el registro sanitario de la clínica o el quirófano, para verificar que cumple con las normas reglamentarias. 
  5. Desechar las ofertas o promociones de varias cirugías a bajo costo, porque “lo barato sale caro y más en temas de salud”.
  6. No quedarse solo con una opinión, consultar varios cirujanos para conocer sus técnicas y modos de operar. Además, “conocer las opiniones y los resultados de otras pacientes no está de más, se pueden ver las reseñas en internet, foros, Instagram, incluso, en la sala de espera del consultorio”.