Así transcurrió la nueva jornada de manifestaciones en Bogotá

Jueves, 23 Enero 2020 10:38

El 21 de enero diferentes movimientos sociales convocaron a la ciudadanía a manifestarse dentro del marco del paro nacional

||||||||||| ||||||||||| Fotos: Ana María Flechas|||||||||||
260

Las movilizaciones partieron de distintas partes de Bogotá. En la mañana varios portales de Transmilenio fueron bloqueados por manifestantes, para luego recorrer distintas calles de la ciudad; la jornada de movilizaciones culminó a altas horas de la noche con la intervención del ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios).

 

4:00 a.m

 

En la entrada del portal de Transmilenio de Suba un grupo de manifestantes se concentraron. Los ciudadanos que necesitaban hacer uso de este transporte se vieron afectados, debido a que no se dejaba transitar de forma óptima la salida y entrada de los articulados. Así mismo se cerró de forma intermitente el portal.

 

En Bosa y Kennedy las concentraciones también comenzaron desde la madrugada, bloqueando calles principales, pero también dentro de los barrios lo que afectó la circulación de rutas alimentadoras de Transmilenio y rutas del SITP.

 

8:00 a.m

 

El Esmad intervino en las concentraciones portal de Suba, lo que provocó enfrentamientos entre manifestantes y miembros de la policía. Allí se denunciaron agresiones a varios policías que no contaban con la protección necesaria, una policía presentó fracturas en varios dedos de la mano y otros lesiones en la cabeza. Los enfrentamientos transcurrieron durante varias horas y el portal presentó bloqueos y afectaciones de circulación de los articulados durante todo el día.

 

10 a.m.

 

Los estudiantes que se habían concentrado en las instalaciones de la Universidad Nacional desde temprano, iniciaron su recorrido con un performance que hacía referencia a los asesinatos de los líderes sociales en lo corrido del año. Luego de diferentes muestras artísticas, la manifestación comenzó su ruta por toda la Calle 26 con dirección a la Avenida Boyacá, es decir en sentido oriente occidente. La movilización transcurrió de forma pacífica, con muestras culturales, arengas y pancartas que mostraban la inconformidad de los jóvenes. 

 

Un grupo de personas agredieron las instalaciones de algunas estaciones de transmilenio como Quinta Paredes y Gobernación. Estas fueron usadas para escribir mensajes de inconformidad y que tienen relación con los temas centrales del paro nacional. 

 

12 p.m.

 

La marcha que avanzaba con tranquilidad se vio interrumpida por un grupo de aproximadamente 20 miembros de la fuerza disponible, junto con 10 activos del Esmd y dos tanquetas, a la altura del puente de la Calle 26 con Carrera 68. Allí este grupo de la policía tenía la orden de impedir que los manifestantes continuaran con la ruta ya programada. 

 

Rosa, una ciudadana se dirigió hacia los activos expresando su inconformidad por el incumplimiento de los protocolos propuestos por la alcaldesa. Aseguraba que la actual administración prometió que el uso de la fuerza seria el ultimo recurso que se emplearía para tratar de disolver las protestas. Así mismo, esta mujer habló con los miembros de la primera línea de manifestantes para comunicarles que la policía se rehusaba a dejar continuar con la marcha hasta la Avenida Boyacá. 

 

El secretario de gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, se dirigió a los marchantes y les propuso continuar con la ruta planeada sin que se viera ninguna clase de alteración del orden público, ni agresiones a los miembros de la policía y las instalaciones de Transmilenio. Luego de negociaciones, se logró dar la orden para que la policía levantara los activos y las tanquetas. La marcha continuó y estuvo acompañada por varios miembros de la administración entre ellos Luis Ernesto y los gestores de convivencia.

 

3:00 p.m.

 

La manifestación que ya se encontraba frente a las antiguas instalaciones de Bavaria, ubicada en la localidad de Kennedy sobre la avenida Boyacá, comenzó a presentar algunos problemas de orden público; un grupo de encapuchados atentó contra las instalaciones de un banco de Davivienda, en el cual se encontraban personas trabajando; al igual que varios paraderos del SITP.

 

4:00 p.m.

 

Al llegar a la estación de Transmilenio de Mandalay, sobre la avenida de las Américas, un grupo de 20 activos de la fuerza disponible interrumpió el paso de los manifestantes, lo que provocó que las personas se tomaran los dos carriles de Transmilenio para poder continuar con la ruta que tenía como punto final la estación de Banderas; adicionalmente un grupo de encapuchados comenzaron a lanzarles objetos a los activos. El Esmd entró en acción y dispersó la marcha con la ayuda de una tanqueta y varios gases lacrimógenos, los cuales afectaron a una de las manifestantes, quien cayó al suelo convulsionando. 

 

Las calles ubicadas entre los barrios fueron las rutas escogidas por los manifestantes para lograr alejarse de los gases. Allí varias personas de la localidad hicieron uso de sus redes sociales para denunciar el abuso de autoridad por parte de varios uniformados y el uso de gases y aturdidoras cerca de lugares residenciales.

 

5:30 p.m.

 

El Esmad continuó dispersando a los que se encontraban bloqueando los carriles de Transmilenio, dirigiéndolos hacia los barrios. Allí varias personas comenzaron a quemar llantas para poder dispersar los efectos del gas lacrimógeno. La policía realizó la detención de 3 personas en el lugar de los hechos y 8 heridos los cuales fueron trasladados a los centros asistenciales más cercanos; datos emitidos por la alcaldía de Bogotá. Las operaciones de las estaciones de Transmilenio cercanas a la zona comenzaron de nuevo en horas de la noche, luego de revisar y verificar cuales eran los daños que se habían presentado en estas; según el reporte presentado por Transmilenio a través de sus redes sociales.