Ministro de Trabajo será alcalde encargado de Bogotá

Viernes, 21 Marzo 2014 02:34

El presidente Juan Manuel Santos firmó este miércoles 19 de Marzo el decreto por el cual se destituye al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, nombrando a Rafael Pardo, Ministro de Trabajo como alcalde encargado, quién se posesionará hoy jueves 20 de Marzo ante un juez de la República.

Gustavo Petro||| Gustavo Petro||| Revista Semana|||
612

El presidente Juan Manuel Santos firmó este miércoles 19 de Marzo el decreto por el cual se destituye al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, nombrando a Rafael Pardo, Ministro de Trabajo como alcalde encargado, quién se posesionará hoy jueves 20 de Marzo ante un juez de la República.

El Presidente de la República no acató las medidas cautelares que expidió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ejecutando el falló del procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, destituyendo e inhabilitando por 15 años a Gustavo Petro.

"La justicia colombiana no solamente ha actuado, sino que lo ha hecho de manera transparente, eficaz y oportuna", aseguró el presidente Santos.

Pardo aseguró: “asumo este encargo con toda la responsabilidad, en el entendido de que es contribuir con un grano de arena al mejor estar de los bogotanos", precisó según el periódico El Tiempo.

La decisión se conoció cuando el alcalde Petro dirigía una concentración en la Plaza de Bolívar, alrededor de las 7 de la noche. “La Bogotá Humana, el Alcalde ganaron limpiamente las elecciones, no compró un solo voto, no ensució la decisión popular, ni con la sangre, ni con cocaína. Quienes dan el golpe de estado contra la Bogotá Humana se han hecho elegir con los dineros de la corrupción, con la sangre y con los dineros de la cocaína”, aseguró Gustavo Petro frente a cientos de seguidores.

La decisión de no acatar la medida cautelar que hacia la media noche dictó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, tomó por sorpresa a Emilio Álvarez Icaza Longoria, secretario ejecutivo de la CIDH, quien aseguró a RCN televisión en Washington, que “La Corte Constitucional colombiana ha establecido que las medidas cautelares son de obligatorio cumplimiento. Colombia es un país ejemplar a nivel internacional de atención al derecho internacional de los derechos humanos. En diversas ocasiones Colombia ha dado ejemplo en términos de armonización de las normas internacionales y se espera que se cumpla con esta decisión”.