El agua del grifo de Bogotá podría ser tóxica para el uso en acuarios

Viernes, 01 Marzo 2024 17:12
Escrito por

La empresa Acueducto de Bogotá (EAAB) ha asegurado en repetidas ocasiones que el agua es potable pese a su mala apariencia. Pero parece que no es segura para uso en acuarios debido a la acidez y dureza del agua.

Ejemplo de un acuario con agua muy dura||| Ejemplo de un acuario con agua muy dura||| Acuaristas|||
412

Desde inicios del año 2024, en distintas localidades de Bogotá la ciudadanía ha visto recurrentemente un extraño fenómeno con el agua del grifo de sus casas: sale con distintos grados de coloración amarilla. Frente a las preocupaciones iniciales de la comunidad, la EAAB rápidamente aseguró que era una cuestión solamente de apariencia; según la empresa, el agua seguía siendo perfectamente potable.

La explicación oficial compartida en medios de comunicación es que el elemento que ha dado la coloración al agua es una especie de “película” que se forma durante el tratamiento del agua con distintos químicos, la cual normalmente se queda en la planta de tratamiento.

Pero, recientemente, la EAAB ha tenido que aumentar el caudal de las plantas de Tibitoc y Wiesner al norte de la ciudad, y por ende, dicha película se ha desprendido y pasado a las tuberías del acueducto dentro de la ciudad. Aun así, muchos siguen teniendo dudas sobre la calidad del agua.

Por eso, la Universidad Manuela Beltrán realizó una investigación independiente sobre la calidad del agua en once localidades de Bogotá, tomando una muestra de cada una y analizando su composición microbiológica.

El estudio concluyó que, en efecto, el agua es apta para consumo humano, ya que no hallaron microorganismos que pudiesen sugerir contaminación alguna. No obstante, para el uso en acuarios puede ser riesgosa.

 Conozca más en: https://plazacapital.co/zona-eco/7321-preocupacion-color-amarillo-agua-bogota

El peligro del agua en los acuarios

Desde que inició el fenómeno del agua amarilla en la ciudad, en la comunidad de aficionados al acuarismo se han presentado casos de quejas por enfermedades o muertes espontáneas en algunas especies de peces. Lo que inicialmente podría ser solo especulación, tiene en realidad una posible causa documentada según expertos del tema.

Israel Bernal Barrera es un acuarista dedicado a la crianza de peces ‘guppys’. Tanto él como sus clientes han tenido problemas desde el inicio del fenómeno del agua amarilla.

“El agua está llegando ácida, a un pH de 6.6 más o menos, y nosotros mantenemos a los peces a una alcalinidad de pH de 7.2-7.4. Ellos no sobreviven en las aguas ácidas”, afirma Bernal al señalar que antes de la situación del agua amarilla, el agua llegaba en un pH neutro, es decir, alrededor de 7.

El acuarista explica que la acidez del agua en este momento es peligrosa para esta especie de pez en particular, pero es necesario aclarar que ese no es el caso de todos. Según la especie que se tenga, su pH de agua óptimo es distinto, como lo muestra el siguiente gráfico:

Según el experto, el agua también está llegando muy dura. “Entre más color amarillo tiene el agua, llega más dura”, señala. Bernal explica que la dureza del agua se refiere a la cantidad de minerales que contiene, particularmente sales de magnesio y calcio. Igual que con el pH, hay especies que se adaptan perfecto a un repentino incremento de dureza en el agua, como muchas que no; también es una cuestión de tener cuidado según la particularidad del caso.

Le puede interesar: https://plazacapital.co/zona-eco/7190-ptar-el-salitre-y-rio-bogota

Conozca algunas recomendaciones 

Para estas circunstancias excepcionales, Bernal recomienda decantar el agua del grifo antes de hacer el cambio de agua en el acuario y, si es necesario tras medir su acidez, aplicar bicarbonato de sodio puede ser una buena opción antes de llenar el acuario.

“Lo ideal es hacerlo con una manguera por goteo para evitar que cambie bruscamente el pH e igual mueran los peces”, afirmó.