Aldea Feliz, un escenario local con conciencia global

Jueves, 08 Febrero 2018 12:02

La ecoaldea es una comunidad sostenible, social y ecológica, la cual genera un desarrollo basada en el cuidado de la naturaleza.

||||||||||| ||||||||||| |||||||||||
513

Aldea Feliz es una comunidad ecológica ubicada en el municipio de San Francisco (Cundinamarca), aproximadamente a una hora y media de Bogotá.  El propósito es experimentar una forma de convivencia entre los integrantes de la comunidad y la naturaleza.  Ofrecen una alternativa de vida en la que la diversidad es de vital importancia y uno de sus principales enfoques es la educación en una vida sostenible.

Hace 11 años un grupo de colombianos y algunos extranjeros se unieron para crear este proyecto, inicialmente fue una idea abierta para reunir personas que tuvieran la intención de iniciar un estilo de vida ajeno al citadino. Varios atendieron al llamado, pero no todos continuaron con el proyecto, puesto que esta requería un cambio de vida drástico para aquellos que tenían un modelo de vida previamente establecido, además elevadas inversiones económicas.

Aproximadamente 15 personas buscaron un terreno que se acoplara a las necesidades y gustos de todos los integrantes. Meses después, y ya con el terreno listo, se desplazaron hasta el lugar para establecerse y acomodarse en carpas.

Aldea Feliz se rige bajo la 'sociocracia', modelo de gobierno en el cual la toma de decisiones es mediante un consentimiento expreso por todos los individuos que la componen, asegurando de esta manera la participación de todos sus miembros. El sistema de participación que manejan se caracteriza por tener nombres de animales: las tortugas (personas que viven en el lugar), los escarabajos (personas que tienen un espacio en la aldea pero no pasan el 100% del tiempo allí), los colibrís (personas que aportan tiempo, conocimiento o dinero para el desarrollo de la ecoaldea).

Todos comparten una misma idea, la naturaleza es un eje central en la existencia humana. En esta comunidad acostumbran a practicar ritos en agradecimiento a la Pachamama o madre tierra, agradecen al agua y al fuego por ser sabios consejeros y conductores de sabiduría. Las mujeres de la aldea tienen una conexión especial con la luna, el ciclo femenino es interpretado de la misma manera en que se hace con el ciclo lunar. 

La ecoaldea recibe estudiantes que desean realizar sus tesis o trabajos investigativos sobre el lugar, además alberga a varios extranjeros que están en búsqueda de respuestas académicas o espirituales. Quienes están interesados en hacer parte de esta experiencia o en contribuir al desarrollo del proyecto pueden realizar voluntariados. El costo de la alimentación mientras se encuentran en el lugar durante una semana es de $18.000 por día, pero si permanece en el sitio por un tiempo superior el costo por día es de 12.000 pesos.

 Si usted desea ser parte de la comunidad, realizar visitas o voluntariados puede contactarlos a través de todas las redes sociales como Aldea Feliz, o puede ingresar al siguiente link: http://aldeafeliz.com/