Desigualdad: el precio de ser una futbolista en Colombia

Martes, 30 Abril 2019 18:25

Una gran brecha salarial, acoso laboral y falta de patrocinios son solo algunos de los reclamos que presentan las futbolistas en Colombia.

||| ||| Con la camiseta rojo y negro el equipo femenino de Cucuta Deportivo y con la camiseta verde, Club Deportivo La Equidad.|||
402

El pasado 7 de marzo del 2019, el presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, anunció la noticia de la transición de una liga femenina a una liga semiprofesional, más exactamente, un torneo disputado entre equipos aficionados y clubes profesionales en Colombia.

Según Vélez, esta decisión se basaba en primer lugar a la falta de patrocinios requeridos para la continuidad de esta liga y segundo a la poca oferta de mujeres futbolistas en el país. Sin embargo, cinco días después, el 12 de marzo, la Federación Colombiana de Fútbol se retractó de esta decisión y anunció que la liga contaría nuevamente con todas las garantías para cumplir a cabalidad con un torneo profesional.

Pese a que esta decisión fue celebrada tanto por las futbolistas como por los seguidores dejó un sabor amargo en el fondo, puesto que era evidente el poco interés de las directivas para que el torneo continuara. Además, el hecho de haber luchado porque ésta no fuera cerrada fue catalogado como un acto injusto e incluso machista.

En entrevista con Plaza Capital, se consultó con Nathalia Prieto, directora ejecutiva de ‘Fémina Fútbol’, quien aseguró que el fútbol femenino se encuentra en proceso de evolución y no cuenta con el recorrido histórico de la liga masculina, la cual se creó hace más de 70 años. Por esto, en su concepto, no se trata de exigir igualdad de salarios, pues el fútbol masculino en sus inicios también tuvo que recorrer un largo camino con recursos limitados para alcanzar el auge que tiene actualmente. Consiste en exigir equidad, que el público asista al estadio, que existan patrocinadores que hagan crecer cada vez más la liga y sobre todo que la sociedad reconozca el esfuerzo que realizan estas mujeres por sacar el futbol femenino en Colombia adelante.

Debido a esto, se tomó la decisión de incentivar la creación de una comisión encargada de trabajar en pro de la Liga Femenina. En esta comisión los clubes Atlético Huila, Independiente Santa Fe, Cortuluá y América de Cali, serán los equipos designados para definir los aspectos económicos y deportivos del torneo, que se presume será disputado en el mes de agosto.

Prieto es consciente que lo ocurrido en los últimos meses ha afectado seriamente a las jugadoras profesionales, quienes dedicaban su vida a este deporte y en muchos casos era el único sustento económico que tenían para vivir.

En dialogo con Katherine Vega y Sara Pulecio, ex jugadoras del Cúcuta deportivo y el Club Deportivo La Equidad seguros, respectivamente, Plaza Capital conoció la situación que viven actualmente las futbolistas profesionales en Colombia.

Pese a que tanto Katherine como Sara, actualmente entrenan con el equipo femenino de Independiente Santa Fe, ninguna de ellas cuenta con un contrato laboral. Esto se debe a la incertidumbre que ha dejado desde el año pasado el rumbo de la liga y la decisión de la Federación de cancelarla. A pesar de que a esta se le dio nuevamente apertura, los clubes no contratan a sus jugadoras hasta que se concrete el inicio de la liga.

Es de resaltar que, para ambas jugadoras la exigencia realizada por la liga femenina no consiste en igualdad de salarios, pero si en equidad de condiciones y mismas oportunidades a nivel laboral. Para Katherine, los salarios no deberían ser comparados, pues los hombres llevan un recorrido histórico mucho mayor y han luchado por la posición en la que se encuentran, por eso no puede hablar de igualdad, pero sí de equidad.

Las mujeres deberían recibir un poco más de apoyo por parte del Gobierno, de la Federación y de la Dimayor, para que sea justo. Sara considera que, a pesar de que la excusa de cerrar la liga fue que “ellas no generan ingresos aun”, la futbolista considera que es un proyecto que está en crecimiento y a futuro puede ser igual de grande al de los hombres, solo es necesario más apoyo por parte de las entidades competentes.

Para agregar, las dos futbolistas consideran que el apoyo de los medios es fundamental para el crecimiento de esta Liga, la actitud que estos han tenido ha sido renuente frente a publicitar y transmitir los partidos de la Liga Femenina, es necesario que todos los medios empiecen a transmitir y publicitar el fútbol femenino para que este cumpla el cometido de crecer en un país como lo es Colombia.