María Nubia, la colombiana en España sobreviviente de la Covid-19, premiada por la Embajada de Colombia

Martes, 06 Abril 2021 17:24
Escrito por

Una colombiana fue una de las primeras pacientes con Covid en un pueblo español. Hoy, es sobreviviente de una enfermedad que ha cobrado la vida de más de dos millones de personas en el mundo. ¿Cuál sería su último deseo si supiera que sólo le quedan pocos minutos de vida? Una pregunta difícil, ¿verdad? Probablemente gastaría sus últimos instantes pensando en la respuesta correcta. Sin embargo, María Nubia Salazar Forero no podía darse ese lujo. 

Mujer en UCI||| Mujer en UCI||| Collage de Nicole Acuña Cepeda|||
558

“Iba muy mal, lo único que alcancé a escuchar era que tenían que subirme a la UCI urgente. Los médicos decían: a esta señora le quedan entre cinco a diez minutos de vida”. Fácilmente, hoy estas palabras podrían ser contadas por una persona diferente a la propia María Nubia, pero no fue así. Quizás el 13 de marzo del 2020 para algunos pasó desapercibido. Para otros, probablemente fue un día para celebrar, sin embargo, para esta sangileña quien vive desde hace 22 años en Torrevieja, España, y trabaja con la ONG Asociación de Migrantes Asila atendiendo a más de 70 personas que llegan buscando ayuda a este país, fue el día más crucial de su vida.

Diez días antes, María Nubia, de 54 años, entraba por primera vez por las puertas del Hospital Universitario de Torrevieja. Tenía fiebre, neumonía, incluso los niveles de oxígeno en su sangre estaban muy bajos. Duró una semana internada en el hospital hasta que, el 10 de marzo le dieron de alta con oxígeno. Según los médicos, no había de qué preocuparse, pues, a pesar de que el oxígeno no incrementaba, y la fiebre seguía subiendo, consideraban que los síntomas podrían tratarse desde casa. Por el momento, un diagnóstico por coronavirus estaba descartado, la prueba había salido negativa.

Pese a ello, no cabía la menor duda de que algo andaba mal, María Nubia, ya en casa, presentaba fiebre que llegaba a los 40 grados centígrados. Al llamar al hospital, este únicamente le indicaba  telefónicamente cómo controlar la temperatura. Al parecer, lo único que podían hacer era recetarle antibióticos para tratarla.

13 de marzo del 2020

María Nubia empezaría una carrera contra el tiempo. A las 4:00 pm se empezó a sentir ahogada y a las 5:30 pm, tres ambulancias estaban en la puerta de su casa. A las 6:00 pm ingresa nuevamente al hospital. Su vida pendía de un hilo, y tan sólo unos minutos, como bien lo escuchó de los médicos, la separaban de la vida y la muerte. Fue diagnosticada con neumonía grave por Covid-19 y se convertiría en la primera persona ingresada por coronavirus en ese hospital. No había tiempo para perder.

El jefe de la UCI se le acercó y le dijo: “María, te tenemos que llevar ya e inducirte en coma porque vienes muy malita” a lo que ella respondió: “Doctor, por favor, no me deje morir que Dios va a usar sus manos”. Nada más le dijeron y la subieron en carrera hacia la primera planta. Treinta y tres días llenos de incertidumbre, dudas y pesimismo, así se puede describir el tiempo que María Nubia duró en coma. Fue hasta el 14 de abril cuando empezó a despertar. Una tarea que para muchos puede ser muy sencilla, como el abrir y cerrar de ojos, para ella fue todo un desafío.

En esos 33 días pasaron cosas muy duras, sufrió tres paros cardiorrespiratorios, “los pronósticos eran muy graves, donde los médicos no daban nada por mí”, cuenta. Pese a las dificultades, los médicos y el personal de salud del Hospital Universitario de Torrevieja no se daban por vencidos, perder a María Nubia no era una opción para ellos. Con 3% de oxígeno en la sangre, decidieron realizarle la traqueostomía y múltiples transfusiones de sangre, a pesar de ello, nada parecía estar funcionando.

22 de marzo del 2020

Como si no fuera poco por lo que estaba pasando, los médicos encontraron que María Nubia estaba sufriendo una parálisis en el brazo izquierdo, además, sus pulmones tenían unas bacterias y dos de ellas se estaban acercando al corazón. “Yo estaba más arriba que abajo”, estas fueron sus palabras.

Con la voz entrecortada, María Nubia relata lo que los médicos y sus familiares le contaron mientras su cuerpo se encontraba sedado batallando contra el virus. Aunque puede ser difícil de creer, le ganó la batalla a la muerte en cuatro oportunidades. “Yo me les fui a los médicos cuatro veces”. A pesar de los intentos del personal médico por mantenerla con vida, prácticamente se necesitaría de un milagro para que pudiera sobrevivir. “En estas cuatro oportunidades los médicos llamaron a mi familia, les dijeron que me tenían que desconectar, que ya no había nada que hacer por mí”.

¿Pero por qué no la desconectaron? Cada vez que los médicos llamaban a la familia de María Nubia para darles la dolorosa noticia, su sobrina era quien contestaba al teléfono, les rogaba a diciéndoles que la dejaran unas horas más, que ella era valiente e iba a salir adelante. Lo verdaderamente sorprendente vendría después, pasadas unas dos o tres horas posterior a la llamada, María Nubia empezó a mostrar estados de mejoría e iniciaba su estabilización. Cada dos semanas aproximadamente se repetía el mismo episodio.

14 de abril del 2020

Luchó hasta con el último suspiro, pero nunca estuvo dispuesta a empacar sus maletas para un viaje de solo ida. María Nubia comenzó a despertar, ganó el partido de su vida. Goleó a la muerte cuatro a cero.

28 de abril del 2020

Desde que ingresó a la UCI todos soñaban con este instante. Después de cuarenta y seis días de constante lucha, llega el momento tan anhelado, es dada de alta del hospital.

15 de octubre del 2020

Las razones para celebrar seguían creciendo. Esta vez, debido a su labor social y a su vocación de servicio, María Nubia fue premiada por la Embajada de Colombia en España. Fue reconocida entre los diez colombianos más influyentes de este país.

Actualmente, se encuentra en una larga recuperación de las secuelas que le dejó esta enfermedad. Empezó su proceso de rehabilitación el 20 mayo del 2020, y terminó las terapias el 3 de enero de este año. Ya ha recuperado el 70% de su movilidad, sin embargo, reconoce que aún no se encuentra al cien por ciento. El mensaje de María Nubia es claro, su invitación para las personas es que llevemos una vida con mayor tranquilidad, según ella, una vida más pausada. “Pensamos mucho en cómo vivir para mañana, pero el mañana no se sabe, debemos disfrutar cada momento y cada segundo”.