La spoiler fobia: un temor irracional al destripe

Jueves, 23 Mayo 2019 10:31

Las fobias se definen como un miedo irracional a algo, y aunque la spoiler fobia no registra en ningún manual diagnóstico hasta el momento, se ha evidenciado su auge en la última década.

Huir, la solución ante una alerta de destripe||| Huir, la solución ante una alerta de destripe||| Imagen de OpenClipart-Vectors tomada de Pixabay|||
302

La palabra spoiler ha sido tomada del inglés como muchas otras en los últimos años, es un término que ha permeado de manera exitosa en el español. Incluso, sin saber el inglés la mayoría de personas saben a qué se refiere. No es una palabra que se traduzca normalmente, sin embargo, la RAE ya encontró su mejor traducción, destripe. Hay personajes que se caracterizan por ser spoilers, o en español como algunos los llaman, matafinales.

La spoiler fobia realmente no es un diagnóstico formal, no es algo que esté instaurado y constituido en los manuales diagnósticos como el DSM-5, Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría,  o el CIE-10, en este momento; textos que contienen descripciones, síntomas y diferentes criterios para diagnosticar trastornos mentales. Pero es un concepto que se ha empezado a acuñar recientemente en la cultura pop tradicional, debido al auge y al énfasis que se ha hecho en fenómenos culturales relacionados con el cine, series de televisión, entre otras.

Afirma Esteban Galvis, psicólogo clínico, que este tipo de miedo está relacionado con “las expectativas que se ponen en frente de las historias o enlaces narrativos que se han construido”. Es decir, que específicamente lo que esto está acuñando es a la fobia de contar con información previa sobre la historia de la narrativa antes de poder presenciar directamente.

¿Ha sentido usted este miedo? O quizás, ¿ha cerrado alguna de sus redes sociales para evitar ser “spoileado”? Mateo Acuña, joven de 20 años, asegura haber cerrado sus redes sociales para evitar a los destripadores. También narra que conoce amistades que se han perdido al no “haber respetado ese deseo de no ser spoileado”.

No hay ningún fundamento claro sobre cómo podría afectar el verse expuesto a spoilers. Lo anterior, porque hay mucha discusión frente al concepto como fobia, pero realmente no cumple con criterios clínicos en contraste con otro tipo de fobias específicas para poder catalogarlo como tal, ni está lo suficientemente documentado. Sin embargo, no se niega su relevancia que puede ser puesta a discusión, aún desde anécdotas de terapeutas.

Galvis dice que esto puede empezar a verse reflejado debido a que algunos individuos empiezan a compartir intereses en común como la película o la serie. El ritmo de uno va limitando al otro, a cosas como: qué día ver los episodios de una serie, qué tiempo tienes tú para verla y qué tiempo tiene el otro, si se puede coincidir o no y si no, entonces, ¿me la veo sin ti y después te la cuento? Dando inicio a posibles “conflictos interpersonales que entran a estar en función de las habilidades de resolución de conflictos y comunicación que tengan las personas”.

Lo más interesante de esto y con lo que mucho concuerdan es que la serie, como Game of Thrones que hace poco culminó, o la película Avengers, también reciente, empieza a constituir un punto de compartir de la pareja en algunos casos o de los amigos. Entonces están compartiendo un tema en particular y lo que se empieza a percibir frente a esto no es tanto el spoiler como tal, sino una sensación de tradición o traición, “si lo viste antes que yo”.

Finalmente, ¿a qué va ligado esto? Galvis establece que a pesar de que la discusión hasta ahora empieza y es precisamente por su auge, esto puede estar “ligado muy cercanamente a la dinámica de las relaciones interpersonales de los individuos”. Por otro lado, resalta que lo observado en estos últimos 10 años particularmente con todo lo que tiene que ver con el universo cinematográfico de Marvel, “hay toda una generación de personas que cuando empezaron a ver las películas hace 10 años eran niños o recién adolescentes que empezaron a construir una noción identitaria”.

En relación a lo anterior, se da paso a concluir con que estos sujetos han estado en pleno proceso de construcción de identidad y han construido identidad alrededor de un fenómeno cinematográfico, que de alguna manera ha fabricado también un fenómeno social. Esto pone en juego una cantidad de expectativas sobre cómo se resuelve una narrativa con la que se han identificado y con la que han hecho una proyección de ciertas características personales.

En suma, el no poder concluir ese tipo de proceso por un spoiler porque cuentan el final antes de, entra a frustrar la culminación de un proceso que en últimas tiene que ver con una validación personal.