Taxistas contribuyen a los trancones en la ciudad

Viernes, 16 Agosto 2013 14:38

Las filas de carros tanto de particulares como de transporte público estacionados en plena vía, especialmente taxistas, hacen cada vez más difícil la circulación en las calles de la ciudad. Las avenidas, las orejas de los puentes y las calles que dan a las estaciones de Transmilenio son algunos de los lugares que se han vuelto alternativas de parqueo comunes entre los conductores.

Taxistas estacionados en la rotonda de la Kra. 3 con Cll. 19.||| Taxistas estacionados en la rotonda de la Kra. 3 con Cll. 19.||| Foto: Ricardo Henao|||
611

El estacionamiento en dichos lugares supone la violación a ley 76 del código de transporte, que prohíbe el parqueo de cualquier tipo de vehículos en autopistas o en vías de acceso a estas, y un comparendo de 294.800 pesos. No obstante, los conductores de taxi alegan la falta de estacionamientos donde puedan esperar clientes sin obstruir el tráfico: "No hay donde estacionar. Si no es en la calle dónde parquea uno" manifiesta el taxista Heberto Roa.

Frente a este problema la secretaría de movilidad ha instaurado zonas de parqueo exclusivas para taxis ubicadas en calles que no son principales llamadas "zonas amarillas".

Algunos taxistas consideran esta medida insuficiente e incluso la desconocen: "En los 16 años que llevo como taxista no he visto la primera zona amarilla.. Cómo pretenden que todos los taxistas que hay en Bogotá quepan en esas zonas" asegura Pablo Santos, también conductor de taxi.

De todas formas los conductores parecen conocer bien la ley y saben en dónde no se pueden hacer, pero justifican su proceder con la ausencia de la autoridad de tránsito y el estacionamiento en algunos lugares por su afluencia de gente: "uno se tiene que retirar cuando llega la policía, lo corren... Pero es el trabajo. En centros comerciales, hospitales, estaciones de Transmilenio es donde más nos hacemos, nos proporciona más oportunidades de trabajo”, afirmó Roa.

Por su parte un oficial de tránsito del sector de Suba expresó la necesidad de disponer de una mayor cantidad de policías de tránsito: “El problema de estacionamiento no es el único en cuestión de movilidad y hacen falta unidades de tránsito (policías) para contrarrestarlo”. Personas consultadas sobre la presencia de la policía de tránsito en vías públicas atestiguaron que ellos solo están ciertas horas del día y que no siempre aparecen.