Los debates más polémicos del el Congreso en el último siglo

Miércoles, 24 Septiembre 2014 01:29

Los debates en el Congreso tienen gran relevancia en las decisiones que afectan al país y en algunos casos tocan temas tan sensibles que generan una fuerte controversia en la opinión pública de los colombianos.

Antonio Agustín Aljure. Decano de Jurisprudencia, Universidad del Rosario.||| Antonio Agustín Aljure. Decano de Jurisprudencia, Universidad del Rosario.||| Foto: Ricardo Henao|||
583

El pasado 16 septiembre tuvo lugar en el Congreso de la República uno de los debates más polémicos de los últimos tiempos en la historia de Colombia. Se trató de un debate de control político en el que el senador Iván Cepeda acusó al expresidente -y ahora senador- Álvaro Uribe Vélez de tener vínculos con el paramilitarismo.

El decano de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, Antonio Agustín Aljure, explica que los debates de control político son “el desarrollo de una la facultad esencial del Congreso como entidad que tiene a su cargo el poder legislativo”.

A propósito de la polémica que desató el debate Cepeda–Uribe, son varios los debates del Congreso que han despertado interés en la realidad nacional.

Sin lugar a dudas uno de los debates de mayor trascendencia en el congreso fue el que se dio el 12 de agosto de 1903 tras la aprobación del tratado de Panamá. El tratado se firmó para concederle a Estados Unidos el derecho de trazar el canal y  el senado lo hundió por la teoría de que cedía soberanía nacional a los Estados Unidos. No obstante, la negativa del congreso no impidió la independencia de Panamá ni tampoco la construcción del canal.

Un segundo debate significativo fue el de las bananeras en 1927-1928. La trascendencia de la discusión se fundó en los duros señalamientos del entonces Congresista Jorge Eliécer Gaitán, a propósito de los abusos del gobierno de la época encabezado por el presidente Miguel Abadía Méndez en contra de los sindicalistas, durante el período de la ‘hegemonía conservadora’ y que originó la Masacre de las Bananeras.

Otros grupo de debates, muy discutidos, fueron los relativos a las reformas agrarias. El primero de estos tuvo lugar en el año de 1936 durante el gobierno del presidente Alfonso López Pumarejo y dio como resultado la ley 200 de 1936 sobre el régimen de tierras.  Significaba una de las primeras veces en las que se le daba un sentido al alcance social del derecho de propiedad.

Después tuvieron lugar los debates de Reforma Agraria en la presidencia de Carlos Lleras Restrepo. La reforma fue intensamente debatida, porque fue donde surgió que los predios que no estuvieran usándose para efectos de producción el Estado podría comprarlos; prácticamente expropiarlos.

Este tipo de debates, se hace posible mediante una facultad que  la Constitución le otorga al Congreso  de citar a funcionarios del gobierno nacional para preguntarles sobre decisiones de política que pueden envolver cuestiones administrativas, económicas, políticas o de toda índole. “Tiene por propósito obtener respuestas del gobierno; ventilar asuntos que están en duda, destapar asuntos que no se quieran contar y que deban saberse”, comenta el decano Aljure.

La experta en temas de opinión pública y medios Carolina Campalans, explica el funcionamiento de las entidades políticas como promotoras de la opinión pública: “Es necesario que el parlamento exista. No solo para generar leyes, sino para dar una cierta regulación, una cierta relevancia a temas que se entiende que interesan a la sociedad o que deben interesar a la sociedad".

En relación con el debate que tuvo como protagonistas al expresidente Álvaro Uribe y al senador Iván Cepeda, Campalans comenta la repercusión que el evento pudo tener en la sociedad colombiana: "Este debate sobre paramilitarismo se puede considerar como una manifestación institucional de opinión pública que se desarrolla ante la sociedad respondiendo a una serie de reglas previamente establecidas por el mismo parlamento".