Trabajo informal se toma Transmilenio

Miércoles, 09 Abril 2014 07:35

A pesar de los esfuerzos de Transmilenio por impedir que vendedores ambulantes y músicos ingresen al sistema en busca de dinero, cada vez es más frecuente su presencia en el medio de transporte

A pesar de que los vendedores ambulantes están prohibidos en Transmilenio, hay 138 en el sistema.||| A pesar de que los vendedores ambulantes están prohibidos en Transmilenio, hay 138 en el sistema.||| Foto: Katherin Castro Barrero|||
489

Según un censo realizado por la Policía de Transmilenio, hay alrededor de 138 vendedores y 48 cantantes que se suben a los articulados de Transmilenio con el fin de trabajar y conseguir dinero. Según Diego Martínez, uno de los 138 vendedores ambulantes, él vio en este sistema de transporte una posibilidad de trabajo, por medio de la cual puede ayudarle a su familia con alimento, vivienda y estudio.

Sebastián Galeano, vocero de la Unión de Usuarios de Transmilenio, afirma que las ventas y la limosna hacen parte de una problemática social inocultable: la desigualdad social. “Esta problemática se sale de las manos de los usuarios y es al Distrito a quien le compete crear políticas de control para acabar con el trabajo informal en Transmilenio”, sostuvo Galeano.

Para frenar estas prácticas dentro del sistema y mejorar el servicio a los usuarios, Transmilenio junto a la Policía y la Secretaria de Cultura ha creado el programa Transmicultura. Uno de sus objetivos es vincular a artistas, que tengan las condiciones y talento, a los corredores culturales que buscan hacer más agradable el uso del Transmilenio por medio de programación artística y cultural dentro de las estaciones del Sistema. Para los vendedores existen programas que buscan formalizar su actividad reubicándolos en lugares donde no afecten la movilidad de los bogotanos.

Alexander Bernal, quien trabaja como cantante de rancheras en Transmilenio, aseguró que en varias ocasiones ha sido expulsado del sistema por uniformados de la Policía, “pero en ninguna de estas ocasiones me han informado sobre los programas en pro de nosotros los cantantes, por eso continúo trabajando en los articulados”.

"Ninguna campaña de Transmilenio en los últimos tres años ha sido exitosa porque les ha faltado continuidad, eficiencia e impacto en la sociedad”, afirmó Andrés Segura, asesor de una de las empresas operadoras de Transmilenio. La ineficiencia en las campañas y programas de Transmilenio para aislar a los vendedores y cantantes del Sistema se debe en gran medida a que no existen las herramientas necesarias para lograr este objetivo.

Según explicó Andrés, una de las razones por las que cada día se ven más comerciantes y músicos en Transmilenio es que la Policía no cuenta con la legitimidad necesaria ante la sociedad para expulsar a estas personas. En muchas ocasiones los bachilleres y uniformados son atacados por los usuarios. “Algunas veces cuando se expulsa a un vendedor o cantante, la gente nos protesta y nos dice que no lo saquemos porque no están haciendo cosas malas ni están haciendo daño”, manifestó Andrés Ramírez, bachiller de la Policía.

Los usuarios también son parte importante en el problema. Aunque hay quienes desaprueban el trabajo informal en Transmilenio, existen otros que patrocinan el comercio y los 'shows musicales'. “Hay cantantes y músicos a los que yo les doy plata porque interpretan bien las canciones y los instrumentos, de verdad se merecen el dinero. Además a muchos de ellos se les nota que necesitan la plata para estudiar”, comentó Daniel Cruz, usuario de Transmilenio.

Mientras existan usuarios que estimulen el trabajo informal en Transmilenio; y las campañas y programas no tengan la difusión y eficacia necesaria, los bogotanos seguirá encontrándose día a día más cantantes y vendedores trabajando en Transmilenio