Freestyle para Dummies

Sábado, 09 Noviembre 2019 15:30

El freestyle es una de las cuatro ramas de la cultura hip Hop (Break Dance, DJ´s, Grafiti) cuya razón de ser es la de hacer letras de rap o subgéneros de este de manera improvisada.  

Lumiere representando a Colombia en una competencia internacional española.|Pipe MC improvisando en la competencia de la Universidad Nacional, El Círculo|Sara Socas, representante española haciendo el primer Extreme Mode (2 palabras cada 5 segundos) de la historia.||| Lumiere representando a Colombia en una competencia internacional española.|Pipe MC improvisando en la competencia de la Universidad Nacional, El Círculo|Sara Socas, representante española haciendo el primer Extreme Mode (2 palabras cada 5 segundos) de la historia.||| Backyard 420|El Círculo UN|Urban Roosters|||
117

El freestyle es una de las cuatro ramas de la cultura hip Hop (Break Dance, DJ´s, Grafiti) cuya razón de ser es la de hacer letras de rap o subgéneros de este de manera improvisada. A quienes hacen esto se les denominan MC's (Maestros de Ceremonia por su traducción del inglés) quienes se acoplan a los DJ´s para hacer de los eventos donde aparecen grandes fiestas. A día de hoy el término freestyle ha derivado no solo a rapear improvisando, sino a hacerlo a la par que se enfrenta a un contrincante para determinar quién lo hace mejor: esto es lo que a día de hoy se conoce como batallas de gallos o batallas de rap. Este movimiento se ha hecho tan masivo en los últimos años que ha impulsado a muchos a unirse. Hoy, en compañía de referentes nacionales y regionales de la escena te explicaremos todo lo que debes saber al respecto:

¿Cómo se hace el freestyle?

Juan Carlos Vargas Duanca, mejor conocido como Lumiere, campeón nacional de Backyard 420, y campeón regional de incontables competencias, un Mc caracterizado por sus frases llenas de contenido en materia de ciencias y literatura opina que el arte de hacer freestyle radica en tres cosas:

1)"Saber acoplarse a cualquier pista es menester, si te pierdes en una pista de cualquier ritmo, no serás capaz de transmitir nada. No es necesario saberla fluir como el mejor, simplemente saberla manejar"

2)” Obviamente rimar: tú rimas de dos maneras: asonantemente o consonantemente. Las consonantes son rimas perfectas, que las últimas sílabas de las palabras rimadas son exactamente iguales. Mientras que las asonantes son rimas que buscas cuando tratas de ser menos predecible, estas riman por como suenan, porque su estructura vocal es similar.”

3) Tener una idea: “desde que se creó el rap, la cuarta y última línea del patrón siempre ha sido la que carga el mayor peso, pues al ir al final, es la frase del final la que queda en el oído del oyente. Es ahí donde tu clavas tu idea o tu argumento”

“Esto aplica para cualquier modalidad de estilo libre, ya sean batallas a sangre, sean batallas con temática, o simplemente improvisación al aire”

“Luego vendrían otros añadidos para hacer más disfrutable lo que haces. Cosas como las figuras retóricas (tipos de frases muy específicas que destacan por ser únicas en sus características), explorar diferentes flows (formas de “fluir” o sonar en pista), skills (utilizar palabras que al entretejerlas lleven una complejidad vocal que llame la atención del oyente), doble tempo (encajar el doble de palabras por tempo, o doblar la velocidad de palabreo por cuarto), etc”.

¿Qué cosas son necesarias para hacerlo?

Como explica Pipe Mc, una de las mayores promesas de la escena de freestyle bogotano: "antes de ir a batallar procuro ver videos de actualidad o sobre datos curiosos" esto en pocas palabras quiere decir que hay que tener siempre información novedosa para que así mismo las rimas también lo sean.

"Aparte es necesario un muy buen sentido de la musicalidad y del ritmo para 1) hacer de tus rimas piezas más disfrutables y llamativas para quien las escuche 2) tener más facilidad de construir rimas y tener más libertad para generar punchlines (líneas más contundentes). Lo bueno es que si no tienes estos sentidos puedes desarrollarlos con práctica". Pero no solo puede ser un sentido de musicalidad y saber qué decir, “el cómo hacerlo es importantísimo”. Es decir, la manera en la que transmites lo que dices es muy importante para cumplir tu objetivo. “Conozco muchos batalleros cuyas barras son muy vacías y sin contenido, pero que las transmiten de una forma que le ceba al público, que es lo que al final se busca”.

Lo que Pipe explica es conocido como delivery: la capacidad de transmitir lo que se quiere de manera efectiva mediante variación vocal y gesticulación corporal y facial. Esto es algo que cualquier persona que trabaje en el mundo de las artes escénicas debe saber.

“Uno en la tarima toma un personaje y se ciñe a él para convencer a los jurados y al público: hay quienes son burlones, unos son más agresivos, unos actúan con indiferencia y así. Al final gana quien sabe vender mejor su papel”  

¿Cuáles formatos existen?

En el mundo del freestyle se han visto grandes avances en cuanto exigencia, para demostrar mayor capacidad por parte de los MC´s para procesar y generar ideas nuevas. Ya sea mediante palabras que cambian cada cierta cantidad de segundos (entre más rápido cambien las palabras, más complejo se hace rimarlas) temáticas, personajes contrapuestos, objetos o el clásico minuto a sangre. Lo que todas estas modalidades comparten en común es que, cuando concluye el turno de cada uno de los concursantes, es el jurado, un grupo impar de personas que analizan cada frase y la puntúan teniendo como criterio lo complejo de las frases, si sus argumentos son fuertes, qué tanto le gustó al público y qué tan bien sonaron, aparte de gustos personales de cada juez.

En formatos de dos versus dos, los jueces tienen tres opciones de voto: a favor de cualquiera de los dos gallos o “réplica”. Esta última quiere decir que el juez considera que la batalla fue pareja y no halla un ganador claro. Para determinar cuál de los veredictos se eleva por encima del resto se tienen que contar los votos (3 jueces=2 votos bastan, 5 jueces= tres votos bastan).

Una escuela emerge

Colombia, en materia de freestyle internacional no es uno de los países con más cartel, ese título les corresponde a naciones como México, Argentina, Chile o España, que llevan mayor tiempo popularizando esta práctica entre sus habitantes. No quiere decir que nuestra patria no tenga exponentes buenos, sino que no se ha desarrollado tanto. En Colombia, la escuela de freestylers ha crecido exageradamente desde el año 2018, cuando el fenómeno rap se expandió dadas las influencias de competencias del exterior que buscaban a los mejores de Colombia para medirse con el resto del mundo. Ahora hay competencias por todo el país y nuevas caras dispuestas a conquistarlas a punta de barras. Es en este momento cuando los cafeteros empiezan a expandirse y a hacerse un nombre en esta disciplina y no parece que vayan a detenerse pronto.