Oportunidades de trabajo en campamentos de verano en Estados Unidos para jóvenes colombianos

Miércoles, 20 Marzo 2024 07:41
Escrito por

Conozca estas interesantes ofertas laborales enfocadas en menores de 30 años que cuentan con habilidades deportivas, artísticas o de servicio.  

CAMP MERRI-MAC, verano 2022, Camp Counselors||| CAMP MERRI-MAC, verano 2022, Camp Counselors||| |||
250

En Estados Unidos es una tradición que niños y adolescentes, al finalizar el año escolar, estén inscritos en campamentos de verano. Se trata de lugares campestres donde se reúnen jóvenes de diferentes edades para acampar y hacer actividades en el día con la ayuda de un grupo especializado. Estos lugares por la alta demanda de niños ofrecen oportunidades de empleo para jóvenes de cualquier nacionalidad. 

Este tipo de trabajos no solo les brindan la oportunidad a los jóvenes de sumergirse en una nueva cultura mientras trabajan y conviven con personas de todo el mundo, sino que les permiten ampliar los horizontes personales, fomentar la comprensión intercultural y el desarrollo de habilidades lingüísticas. Aquí le dejamos algunas claves para que se postule y aproveche de esta experiencia. 

¿Cuáles son los requisitos para hacer parte de los campamentos de verano?  

  • Tener entre 18 y 30 años. 
  • Tener un nivel de inglés B2 o superior. 
  • Tener habilidades deportivas, artísticas o de servicios generales. 

¿Hay distintos tipos de campamentos de verano? 

Existen diferentes tipos adecuados de campamentos, como los exclusivos para niñas o solo para niños, los tradicionales de carácter privado, los de orientación religiosa o los destinados a niños de comunidades desfavorecidas. La elección de participar en un campamento es crucial, ya que cada campamento tiene sus propias políticas, actividades, ideologías y métodos. 

¿Qué puedo hacer dentro de un campamento en Estados Unidos? 

El tipo de posición que una persona puede obtener en un campamento varía según sus habilidades individuales. En estos entornos, se suelen ofrecer dos tipos principales de roles para los jóvenes que quieran el trabajo.  

El primero es el de "consejero de campamento" o en inglés “camp counselor”, cuya responsabilidad principal es interactuar directamente con los niños y atender sus necesidades durante su estadía en el campamento.  

Para desempeñar eficazmente este papel, los candidatos deben poseer habilidades deportivas o artísticas, ya que a menudo se les asigna la tarea adicional de impartir enseñanzas en estas áreas a los niños. Por lo tanto, la capacidad para enseñar y compartir estas habilidades es un requisito valioso para quienes buscan asumir este rol en un campamento. 

El segundo rol dentro de los campamentos de verano es el de "personal de apoyo" o en inglés “support staff” 

Estas personas desempeñan funciones fundamentales que no están directamente relacionadas con la interacción directa con los niños, pero son vitales para el funcionamiento diario. Se encargan de actividades como la cocina, la limpieza, la lavandería, entre otras tareas indispensables. 

A pesar de trabajar tras bambalinas, el personal de apoyo recibe los mismos beneficios que los consejeros y también puede establecer relaciones significativas con otros miembros del equipo. Además, su labor es fundamental para garantizar un entorno seguro, limpio y acogedor para todos los involucrados en el campamento.  

Lea también Tarjetas de crédito: conozca las opciones que los bancos ofrecen para los jóvenes  

¿Cómo puedo aplicar a un campamento de verano en Estados Unidos? 

Existen dos vías para los colombianos interesados en aplicar a campamentos de verano. La primera opción implica hacerlo a través de agencias especializadas como Student Travel, Campleaders, CCUSA o PTC Colombia, las cuales se encargan de presentar tu perfil a diversos campamentos hasta hallar uno acorde a tus preferencias. Por lo general, estas agencias cobran una tarifa que oscila entre 500 y 1.000 dólares por gestionar la búsqueda del empleo. 

La segunda alternativa consiste en que el individuo se postule directamente a los campamentos a través de sus sitios web. Se recomienda iniciar este proceso al menos con cinco meses de antelación. 

Independientemente del método seleccionado para ser contratado, el salario base legal por nueve semanas de trabajo es de 2.000 dólares, además de las horas extras. Los campamentos suelen cubrir, además del salario, los costos de seguridad social obligatoria, alimentación y alojamiento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no incluyen el costo de la visa J-1, el transporte y los vuelos, cuyos precios pueden variar según el destino del campamento.  

Le puede interesar: Australia: un nuevo destino para jóvenes colombianos 

Así les ha ido a algunos colombianos 

Sofia Cuida, estudiante de la Universidad de la Sabana en Bogotá, fue a Carolina del Norte en Estados Unidos a un campamento de verano de niñas en el verano de 2023. “Recomiendo 100 % la experiencia, más si quieres salir de tu zona de confort y buscar algo diferente que hacer en tus vacaciones y aprovechar el tiempo potenciando tus habilidades. Cada paso que des en el campamento te hará sentir muy capaz e independiente de lo que puedes hacer, comenta para Plaza Capital.  

Carlos Rivera, estudiante de la Universidad de los Andes en Bogotá, fue a West Branch en Michigan en Estados Unidos, a un campamento mixto en el verano del 2022.  “En mi caso el alojamiento fue muy bueno y el campamento cumplió con todo lo que se había acordado desde el principio. Nunca me falto bebida, ni comida y siempre le ayudan a uno en temas de transporte”.  

Otros aspectos para considerar son las pautas respecto al uso de dispositivos móviles y ordenadores, en casi todos los campamentos, se establece una restricción total sobre el uso de teléfonos celulares.  

Por ejemplo, Sofía Cuida solo tenía permitido utilizar su celular durante una hora al día y luego debía devolverlo a la cabaña central. Por otro lado, a Carlos Rivera se le permitía un uso más flexible del dispositivo, aunque no mientras estuviera desempeñando sus labores y solo durante las noches. Es fundamental evaluar la disposición de cada persona a desconectarse de la tecnología durante las nueve semanas que dura la estadía en el campamento.   

Una vez que el solicitante haya obtenido su contrato y visa J1, solo resta esperar el momento del viaje para dar inicio a las semanas de inducción. Generalmente, estas inducciones tienen lugar dos semanas antes de la llegada de los niños al campamento. Después de la finalización de las nueve semanas, la visa J1 otorga a la persona un mes de gracia después de la expiración del contrato laboral para permanecer en el país como turista.