Lo que está detrás de los paquetes de seguridad social a bajo costo

Lunes, 30 Abril 2018 16:54

Plaza Capital le cuenta la verdad sobre las empresas que promocionan este tipo de paquetes en Bogotá.

||| ||| |||
2705

Son casi imposible de ignorar, cuando se transita por la ciudad, los afiches pegados a los postes de energía en los que se promocionan diferentes servicios: destapar cañerías, clases de música y de inglés, prestamistas y las muy conocidas que ofrecen “sólo con la fotocopia de la cédula afiliación inmediata a EPS, ARL, pensión y caja de compensación desde $50.000”. Por eso, me aventuré a contactarme con algunas cooperativas que ofertan estos paquetes y pueden resultar siendo una estafa, que deja a los trabajadores desprotegidos, cuando tengan riesgos laborales.

Al llamar decidí pedir información como si yo fuera una persona que iba a empezar a trabajar en un local de ropa y me encontrara interesada en comprar el paquete completo de Seguridad Social.

En la primera llamada me respondió “Servimedi”. Ellos dijeron que el trabajo de vendedor pertenecía al nivel II de riesgo y para cotizar tenían dos modalidades: como trabajadora independiente o como si fuera trabajadora de su empresa que estaba, en ese momento, cambiando de razón social, por lo que el nuevo nombre sería “Sodimac”. Si quería afiliarme como trabajadora independiente, lo que, según ellos, tiene un valor mayor, primero debía pagar $50.000 (valor correspondiente a la inscripción). El segundo mes tenía que pagarles por el paquete de Seguridad Social completo, es decir $251.000. Y si “por si acaso yo quería pagar sólo la EPS” el valor por cancelar era de $95.000. Por último, me dijeron que si me afiliaba como trabajadora de su empresa, entonces debía pagar $126.000, valor y condición que resultaba irregular, según lo que yo sabía. 

El segundo número lo seleccioné de un letrero al azar que encontré por la calle. Resultó siendo un lugar ubicado en Chapinero. Quien respondió me explicó que “son una empresa intermediaria que afilia a sus usuarios como empleados” y de esa manera generan los aportes al sistema de Seguridad Social. Cuando les conté lo que necesitaba me respondieron que, al estar en nivel 1 de riesgo, por el trabajo que realizaba, debía pagar $106.000 de cotización a pensión; y con la contribución a EPS, ARL y caja de compensación tenía que consignarles $234.000 mensuales. Cuando les pregunté por su nombre o por algún contacto dudaron en darme la información, diciendo que su nombre es “servicios empresariales” y que todos los datos adicionales podía preguntarlos en ese mismo teléfono, que no podía ser enviada por correo electrónico. Me pareció sospechoso que para ellos fuera un inconveniente dar su nombre y dar detalles sobre su empresa, por eso decidí ponerme en contacto con un tercer lugar.

Hablé, a continuación, con una empresa que se hace llamar “servicios SEM”. No pude hablar con ellos por ninguna de las líneas telefónicas que se encuentran disponibles en internet, porque están sin servicio, y pasa lo mismo con el número celular que usan para hablar con sus usuarios por WhatsApp. La única opción era escribir un mensaje a este número. Minutos más tarde, ellos me devolvieron la llamada por la misma red social. La persona con la que hablé parecía desconfiada, pero me dio la información. Me respondieron, al igual que en la empresa anterior: que trabajan en convenio con otra cooperativa para vincular los usuarios. El valor de la afiliación es de $205.000 mensual, y para vincularme necesitaban mi número de cédula y después hacerme una visita, pero ellos no dieron detalles que, tal vez, pudieran ponerlos al descubierto. Me pareció que fueron bastante cautelosos y debo admitir que tuve un poco de temor cuando me preguntaron cómo conseguí su contacto, pregunta que respondí diciéndoles que me los recomendó el “amigo de un amigo”.

La explicación del problema

Según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en Colombia el Sistema de Seguridad Social, que funciona bajo la ley 100 de 1993, tiene el fin de garantizar a partir de políticas y procedimientos de protección laboral y asistencia social la calidad de vida. Es obligatorio para quienes se encuentran ejerciendo actividades laborales y es prestado por entidades públicas y privadas. El Sistema de Seguridad Social es integral y está compuesto por una administradora de fondo de pensiones (AFP), una Administradora de Riesgos Laborales (ARL), una Entidad Promotora de Salud (EPS), entre otros servicios sociales complementarios.

Los trabajadores pueden realizar su afiliación de forma independiente con la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (PILA), que es un servicio para pagar los aportes al Sistema de Seguridad Social Integral. Es válido para las empresas con menos de 20 trabajadores o independientes con ingresos inferiores a $9.221.000, pero existen también asociaciones, agremiaciones y comunidades religiosas que realizan afiliación colectiva a sus miembros independientes al Sistema General de Seguridad Social Integral. El problema radica en las empresas ilegales que intentan engañar a las personas.

Las entidades legales

En este momento, existen 15 entidades de afiliación colectiva aprobadas por el Gobierno Nacional y reguladas mediante los decretos 3615 del 10 de octubre de 2005 y 2313 del 12 de julio de 2016. Yurani Jiménez, asesora de servicio al cliente de la Agremiación Nacional de Trabajadores Independientes con Distintas Profesiones Artes y Oficios (Digore-ANTRAINDIGO), en donde reciben a trabajadores como contratistas, comerciantes, rentistas, empleadas domésticas o conductores, explica que para realizar el procedimiento de afiliación colectivas ellos primero deben ver cuál es el riesgo del trabajador.

 

“Dependiendo de la actividad y del ingreso base de cotización varía el precio. Por ejemplo un conductor, que gana un salario mínimo, debería pagarnos $298.900, entre los que se encuentran 12.5% ($97.700) correspondientes al pago de la EPS, 16% (125.500) a los aportes de pensión, 4.35% ($34.000) a la afiliación de la ARL, y $15.700 opcionales para la caja de compensación. Cobramos 26.500 de administración valor que incluye los trámites de pago de incapacidades, asesoría, diligenciar documentos, reportes a la ARL, a los fondos de pensiones y traslados a la EPS” explicó Jiménez.

Pagosimple.com, que es uno de los 24 operadores autorizados de la Planilla Integrada de Liquidación y Aportes (PILA) para hacer la liquidación de los aportes de manera directa, informa que, según un Salario Mínimo Legal Mensual Vigente (SMLMV) de $781.242 los aportes deben darse de la siguiente manera:

Por esto, tal como informa el Ministerio de Salud y Protección Social, cualquier oferta de valores inferiores a los establecidos legalmente son de personas inescrupulosas que se apropian indebidamente de los dineros, no transfieren la totalidad de los recursos a las entidades del sistema o afilian a las personas bajo una condición distinta a la que tienen realmente.

“Hemos recibido aquí a personas que han estado afiliadas a esas cooperativas. Ellos no hacen aportes y no les pagan la EPS, además esas cooperativas afilian a las personas como si fueran empleados. Yo les he dicho que pidan la planilla y si aparecen en la categoría “e” de empleado ya se sabe que es falso porque deben aparecer en la planilla con la letra “y”, que quiere decir independiente agremiado. Además, sin en estas empresas no se cobra administración ¿cómo van a subsistir?” dijo Yurani Jiménez cuando se le preguntó sobre las cooperativas ilegales que ofrecen sus servicios en las calles de la ciudad.

Prevención y normativa

Es claro que los precios bajos son un anzuelo para los trabajadores independientes que necesitan cotizar para tener una pensión, un Entidad Prestadora de Salud (EPS) y un sistema de Riesgos Laborales (ARL), pero, como se puede ver, estas empresas actúan a través de mecanismos ilegales en los que, al cobrar menos, no realizan los aportes correspondientes de los trabajadores, lo que podría llevar a que queden sin garantías si tienen accidentes o a que no tengan el dinero reglamentario para pensionarse.

Aura Díaz, asesora de Colpensiones, dice que “lo más apropiado es que el trabajador independiente investigue sobre las empresas autorizadas por los ministerios”, además que el trabajador está en su derecho de pedir el certificado de cotización a pensiones para verificar que se están haciendo los aportes adecuados.

Por su parte, Sandra Posada, ejecutiva comercial de ABMS Asesores, un outsourcing que presta asesoría para algunos fondos de pensiones privados, explica que quienes se afilien a empresas no autorizadas por el Ministerio de Salud y Prevención corren el riesgo de que “les roben su dinero al ayudarles con los trámites, uno lo puede hacer de forma individual con cada fondo y EPS y así no perder su dinero. Si una empresa te cobra por hacer algo que no cuesta no es confiable. Nosotros que somos asesores nos pagan por cada afiliación que hagamos y no tenemos por qué cobrarle cobrarle a la gente para lo haga.

Es importante que los usuarios tengan en cuenta que ofrecer este tipo de servicios sin estar autorizados es ilegal “constituye violación a las disposiciones relativas a la protección y seguridad de los trabajadores y se sancionará hasta con cinco mil salarios mínimos mensuales legales vigentes (5.000 SMMLV) de conformidad con lo establecido en el artículo 486 del Código Sustantivo del Trabajo” informa Alejandro García en el chat del Ministerio de Trabajo

Para evitar fraudes los trabajadores independientes deben tener en cuenta la lista de las empresas autorizadas, el precio y los descuentos que les ofrecen por el paquete de Seguridad Social. También pueden consultar su estado de afiliación y los aportes realizados por la agremiación de afiliación colectiva en la página www.miseguridadsocial.gov.co.