Bogotá bajo estrictas medidas de seguridad, luego de atentado en Chapinero

Martes, 15 Mayo 2012 08:29

La calle 74, en el norte de la ciudad, se encuentra acordonada por la Policía, tras el atentado que se produjo contra el ex ministro del Interior del gobierno de Álvaro Uribe, Fernando Londoño, quien se encuentra estable en la Clínica del Country. En horas de la mañana, las autoridades desactivaron un carro cargado de explosivos en el sur.

||| ||| Fotografía de ElTiempo.com|||
337

La policía y otros organismos de seguridad del Estado implementaron medidas especiales de seguridad en Bogotá, luego de que se produjera un atentado contra el ex ministro del Interior del gobierno de Álvaro Uribe, Fernando Londoño, y de que expertos antiexplosivos desactivaran un carrobomba en el barrio Eduardo Santos, a dos cuadras de la sede principal de la Policía de Bogotá.

Cerca del mediodía, en la calle 74 con avenida Caracas, en la localidad de Chapinero, se produjo una explosión en la que resultó herido el ex ministro del Interior, Fernando Londoño, y al menos treinta y nueve personas más. Las autoridades confirmaron la muerte de cinco personas, entre estas el conductor y uno de los escoltas de Londoño.

El secretario distrital de Salud Guillermo Jaramillo afirmó que el ex ministro Londoño se encuentra estable y recluido en la Clínica del Country, luego de llegar con un trauma craneoencefálico y un trauma en el tórax. Por su parte, el presidente, Juan Manuel Santos, rechazó de manera enérgica el ataque contra Londoño. El secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Asprilla, ofreció una recompensa de hasta 100 millones de pesos por información que permita la captura de los autores del atentado. Además, ordenó suspender el permiso para llevar parrilleros en motos y las clases en las universidades.

Según las primeras versiones que entregó la Fuerza Pública, la explosión se produjo en una buseta verde estacionada en la calle 74, a pocos metros de la Caracas. Sin embargo, el alcalde Gustavo Petro, quien convocó a un consejo extraordinario de seguridad, aseguró vía Twitter que el explosivo fue dejado por un hombre sobre el capó del carro blindado del ex ministro.

Germán Rey, gerente de Transmilenio, informó que el sistema de transporte continúa funcionando y los buses están haciendo retorno en la calle 72 y en la calle 80 para despejar el lugar del atentado y no afectar la movilidad del sistema.

En horas de la mañana, la Policía Metropolitana capturó a una persona que presuntamente iba a hacer estallar un carro cargado de explosivos. El hecho sucedió en la carrera 18 con calle 4, a dos cuadras de la sede central de la Policía de Bogotá. Las autoridades, que descubrieron el vehículo tras una llamada, hallaron 146 barras de indugel y tres kilos de metralla. El general Luis Eduardo Martínez, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, atribuyó el hecho a la guerrilla de las Farc.

Mientras tanto, en el campus de la Universidad Nacional, en el occidente de la ciudad, fuerzas antimotines de la Policía se enfrentaron contra unos 200 encapuchados que lanzaron piedras y papas-bombas.

Información adicional

  • Coautor 1: Juanita Solanilla Macareno
  • Coautor 2: Andrés David Recio Barreneche