Paul McCartney dejó su huella en El Campín

Jueves, 19 Abril 2012 10:45

Miles de fanáticos disfrutaron en vivo y por primera vez de Paul McCartney, quien recorrió gran parte de los éxitos de The Beatles y devolvió a los aficionados de la banda de Liverpool a los años 60'.

Paul McCartney en el estadio El Campín.||| Paul McCartney en el estadio El Campín.||| Foto: El Espectador.com|||
307

El estadio El Campín parecía estar albergando alguna final del fútbol colombiano, pues tanto las graderías como el césped del escenario estaban totalmente llenos por los aficionados que asistieron al primer concierto de Paul McCartney en Bogotá. Durante dos horas, el ex integrante de The Beatles cantó los éxitos de su carrera como solista y las canciones más recordadas del cuarteto de Liverpool.

Alrededor de las 8:50 de la noche, McCartney salió al escenario vestido totalmente de negro, con su bajo Höfner 500/1 y, en medio de la algarabía de los más de 30 mil asistentes, abrió su concierto con las canciones "Magical mystery" y "Junior's Farm". Cuando acabó, saludó por primera vez a los asistentes en un español claro con un "Hola Bogotá, hola Colombia. Buenas noches, parceros", para seguir con "All my Loving" de The Beatles.

McCartney, quien también incluyó en su repertorio "Paperback Writer" (momento en el que sacó la misma guitarra con la que grabó la canción en los 60' con The Beatles), se mostró cercano a sus fánaticos durante el concierto y alternó frases en español como "son lo máximo", "mamacitas" y (aunque leyendo) "yo aprendí poco español en el colegio en Liverpool. Sí, cuando yo tenía once años, pero esto es algo de lo que aprendí: tres conejos en un árbol, tocando el tambor, que sí, que no, que sí lo he visto yo".

También tocó algunas de sus canciones como solista, como "Dance tonight" y "Band on the run". McCartney empezó la última hora del evento con "Obla di Obla da" y empezó a cerrar con "A Day in the Life" del álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band. En el concierto no faltaron "Hey Jude" y "Let it be", canciones clásicas del grupo de Liverpool y que los asistentes al concierto daban por hecho que tocaría durante el evento.

Uno de los momentos más emocionantes se vivió durante "Live and let die", de la banda Wings, cuando salieron fuegos pirotécnicos de la parte del frente y de atrás del escenario e iluminaron el estadio El Campín. La última parte del concierto, empezó con Paul McCartney ondeando la bandera de Colombia y la de Gran Bretaña, para después tocar "Get Back" y, la que no podía faltar, "Yesterday".

El cantante cerró su recital, de casi tres horas, con "The end". El fin del concierto de un beatle que estuvo y dejó su huella en Bogotá.

Así fueron las horas previas al concierto

Por la tarde, los asistentes fueron llegando al estadio El Campín y formaron largas filas en los alrededores del escenario para ingresar y ocupar las 31.000 localidades disponibles, que fueron agotadas completamente en los días previos. El ingreso al estadio fue modificado y se abrieron las puertas a todos los asistentes a partir de las 6 de la tarde.

Unos 1.400 miembros de la Policía Metropolitana tuvieron a su cargo garantizar la seguridad en el estadio El Campín y sus alrededores para el esperado concierto del ex beatle McCartney. El operativo especial se centró entre la avenida Caracas y la carrera 50 entre calles 26 y 68. Además, hubo un amplio número del personal femenino de la Policía y de la estación de Carabineros. Igualmente, unidades Antiexplosivos estuvieron alerta ante cualquier eventualidad.

El estadio estuvo protegido por tres anillos de seguridad y en cada uno de ellos hubo filtros para el ingreso de los fanáticos del cantante. Igualmente, los cuadrantes de la localidad de Teusaquillo estuvieron en máxima alerta y realizaron labores especiales de vigilancia que seguieron una vez finalizado el concierto.

La transmisión por televisión del 60% del evento se llevó a cabo por Canal Capital, lo que le permitió a la Alcaldía difundirlo no solamente en Bogotá, sino a todo el país a través de alianzas con los canales regionales.

Al finalizar el concierto McCartney regresó a su hotel en el norte de la ciudad y saldrá del país para luego continuar con su gira que, desde su inicio, a mediados del 2011, ha reunido a más de 460.000 personas en 12 países de tres continentes.

Información adicional

  • Coautor 1: Felipe Cristancho Dueñas