Estudiantes colombianos se movilizaron en Buenos Aires

Viernes, 25 Noviembre 2011 02:27

Junto con chilenos y argentinos, colombianos residentes en Buenos Aires marcharon desde el Obelisco hasta la Casa Rosada para exigir una educación pública, gratuita y de calidad en Latinoamérica.

Colombianos, chilenos y argentinos marcharon en Buenos Aires para exigir una educación gratuita en latinoamérica.||| Colombianos, chilenos y argentinos marcharon en Buenos Aires para exigir una educación gratuita en latinoamérica.||| Foto: Carlos Rodríguez /|||
401

En medio de las movilizaciones que se realizaron en el continente, colombianos residentes en Buenos Aires se unieron a sus pares chilenos y argentinos para realizar una marcha que paralizó parcialmente el tráfico del centro de la capital bonoaerense. La cita fue a las cinco de la tarde en el Obelisco, desde donde marcharon por la avenida Roque Sáenz Peña hasta llegar a la Plaza de Mayo, en donde realizaron una declaración conjunta y finalizaron la tarde con actos culturales.

David Zúñiga, vocero de la Asamblea de Estudiantes Colombianos en Argentina, manifestó que con la marcha se intentó demostrar que una educación gratuita y de calidad “es una exigencia de toda Latinoamérica”. Zúñiga, quien llegó a Argentina a realizar una maestría en Ciencias Políticas y Sociología en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), añadió que el objetivo era solidarizarse con las movilizaciones que se realizaron en todo el continente.

“Nos movilizamos en Buenos Aires, al igual que en el resto de Latinoamérica, para manifestarnos haciendo valer nuestro reclamo por una educación que esté a nuestro servicio”, dijeron los manifestantes en una declaración conjunta. “Este año en Latinoamérica, las luchas del sector estudiantil se han caracterizado por una reconstrucción del movimiento estudiantil como agente de cambio consciente y comprometido, reivindicando la educación como base y herramienta de transformación de la realidad”, añadieron.

El consulado colombiano estimaba el año pasado que en Argentina había alrededor de quince mil estudiantes, de los cuales cuatro mil eran de enseñanza superior. Las facilidades económicas que tiene la educación en este país lo convierten en un atractivo para los estudiantes.

Alejandra Castrillón, estudiante de Medicina, se trasladó a Argentina porque opina que “Colombia tiende a ser un país bastante cerrado para los convenios internacionales, en mi experiencia con la Universidad del Valle vi que no tenía muchas posibilidades de poder ejercer mi carrera en otro país”.

Ella se trasladó hasta acá al considerar que la calidad de su futura profesión es mejor. “El sistema de salud colombiano es muy deficiente, con pocos recursos, en donde la educación que recibió el médico en la universidad se cae al quererla aplicar en la vida real con los pacientes. No hay insumos, ni presupuesto”.

Diana Torres, estudiante de Periodismo en la Universidad Católica Argentina, viajó porque el dinero no le alcanzaba para estudiar en Colombia. “Yo me vine para acá, porque me salía muchísimo más barato que entrar en la Javeriana o en la Sabana, pagar el semestre y sostenerme allí”, explica Diana, quien lleva tres años viviendo en Argentina.

“¿Por qué unos sí y otros no? ¿Por qué debo meterme en la deuda más grande del mundo para poder pagarme el estudio? Acá si quieres ser médico, arquitecto, ingeniero, lo que sea, la educación es gratis y de la mejor. ¿Por qué eso no es posible allá?”, se pregunta.

La Asamblea colombiana empezó a tomar forma en el último mes como un espacio para “ir dando aportes para la construcción de un modelo de educación colombiana”, dice su vocero. El 28 de octubre se reunieron en la Plaza San Martín, al frente del consulado colombiano, y el 10 de noviembre realizaron una marcha desde este lugar hasta la embajada para entregarle una carta a Carlos Rodado Noriega, embajador colombiano. “Ese tipo de cartas son más simbólicas porque sabemos que estos mecanismos no son tenidos en cuenta. Lo que nos parece importante es que se expresara ese descontento de los que estudiamos acá”, explicó Zúñiga.

“Esto es un problema del Gobierno, donde los ciudadanos como parte integradora del Estado salen a reclamar lo que no están recibiendo”, considera Diana quien cuenta que se tuvo que alejar de “mi familia, mi casa, de lo mío, de todo porque en mí país no tuve el dinero para poder estudiar”. “Es injusto que para tener una educación de calidad tengas que pagar como mínimo siete millones de pesos”.

Zúñiga agrega que pese a que el costo de vida en Buenos Aires no es barato, la diferencia en los precios de la educación con Colombia sí es notoria.

La marcha finalizó en la Plaza de Mayo, al frente de la Casa Rosada, con muestras culturales en donde los estudiantes colombianos tocaron y bailaron la cumbia del país. La Asamblea se reunirá el próximo domingo en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. En Facebook, tienen un grupo llamado “Asamblea de Estudiantes Colombianos en Argentina”.