Para las rosas, septiembre no es febrero

Viernes, 18 Septiembre 2015 14:11
Escrito por

Para la celebración a de Amor y Amistad este fin de semana, la venta de rosas no es la que se esperaría debido a la poca producción que hay para el comercio nacional.

||| ||| Foto: Martha Durán|||
797

Mes del amor y la amistad, mes en el que las ventas de chocolates para endulzar  al amigo secreto se disparan al igual que las pruebas de embarazo en los laboratorios clínicos, sin embargo las flores dominan en terreno del romance septembrino.

La flor escogida por excelencia para la ocasión es la rosa. Desbordan sus ramos en las floristerías y también en las avenidas principales de la ciudad donde son expuestas en baldes de pintura en cada semáforo, aun así parece no ser suficiente ya que la producción de la misma podría ser mayor, tal como pasa en el primer bimestre del año, en el cual las empresas productoras invierten todo lo necesario para que sus flores salgan al mercado internacional en la celebración de San Valentín.

Al ser uno de los grandes exportadores de floristería, Colombia se quedó corta con la producción  de rosas para el consumo nacional y, para la fecha, nos ofrecen las flores tal como hacen con los bananos, pecosas, con colores débiles y no aptos para el deleite de países como Estados Unidos, Canadá, Rusia o Japón.

En la planta de cultivo FT. Ubaté, ubicada a hora y media de Bogotá, apenas se está en proceso de corte para la venta de amor y amistad. El movimiento de los trabajadores es acelerado pero no hay afán.

Flor, una de las cortadoras del vivero  asegura que el cuidado de las rosas es fundamental desde su cultivo. Que se les aplican hormonas para que “tiren raíces”, que se las expone al sol para que no se “achicopalen”, que la temperatura se les mantiene “fresquita pero cómoda” –entre 17 y 25 °c – En resumidas cuentas, que la sección de injerto recubierta por una carpa transparente, es una sala clínica de neonatos que en cinco o seis semanas florecerán.

Hasta los nombres de las rosas evocan romance. Vivaldi y La Minuette o Golden y Red Velvet que suenan más sexis. Los colores van de rojos sangre a verdes azuladas que requieren mayor cuidado y que ciertamente se venderán a mayor precio. Debe darseles el mayor cuidado debido al inclemente clima frío del valle de Ubaté en el que durante estos meses las heladas hacen más complicadas las cosas, y no justamente por las flores, sino por los trabajadores que deben llegar a las 4 am y cruzar una cortina de niebla cada mañana. “Las rositas gozan más calientitas que nosotras” dice entre risas doña Paty, una de las cuidadoras del vivero mientras acompaña a Flor, Rosa y Margarita, las cortadoras del turno matutino que se resoplan las manos cubiertas por los guantes que las protegen de las espinas.

Mientras doña Paty camina hacia la bodega de empaque, habla respecto al comercio de las flores y la exigencia que se les da a las que quedan para venta nacional que, aunque sean las feítas del lote, deben seguir siendo tratadas como si fueran de primera calidad porque la producción es escasa y no hay opción de desperdicio.

-¿Qué es  primera calidad? – Las rosas que salen a la venta deben tener un tallo de 20 cms su follaje debe ser verde reluciente y sus botones deben estar cerrados sin magulladuras.

El proceso de empaque y entrega sí debe ser ágil. Los pedidos deben ser enviados con una semana previa antes de la apertura de las rosas .La bodega se cubre  por las hojas y pétalos que han sido removidas mientras las asistentes de empaque separan grupos de 18 a 24 rosas -la cifra depende del encargó-que luego son cubiertas por una caja de cartón corrugado protegiéndolas en caso de no tener la malla acolchada que cubre el botón floral desde el injerto.

Semanalmente, en una mala temporada pueden estar enviando 2.000 paquetes, 48.000 rosas distribuidas en varias floristerías de la capital y en empresas organizadoras de eventos. Para el agrónomo supervisor de FT. Ubaté, John Cortes ,también se debe tener en cuenta que en una buena temporada, como febrero para exportación y mayo para comercio nacional, la venta de rosas y de otras especies de flores pueden llegar a ventas superiores a los 130 millones de pesos por semana, valor que puede variar dependiendo a la estabilidad del dólar y al precio comercial.

Por ahora no es una mala temporada, los pedidos de amor y amistad ya están siendo enviados. finalmente sea o no una buena producción, las rosas vendidas para el 19 de septiempre de todas formas serán entregadas a los enamorados y el cuidado que se les ha dado podría ser insignificante ya que algunos, como dice doña Paty, "les quitaran los pétalos y los tiraran sobre las camas sin preocuparse por el trabajo invertido o por la vida de la propia rosa".