Docentes de colegios distritales enseñan sin haber sido formados

Miércoles, 02 Abril 2014 04:07

Además de manejar grupos numerosos, los profesores de colegios distritales deben ocuparse de estudiantes con problemas cognitivos, sin haber recibido de manera previa una formación especializada en casos como éstos.

Colegio distrital.||| Colegio distrital.||| Por Viviana Ramírez Gómez/plazacapital.com|||
304

La Secretaría de Educación de Bogotá maneja una política de inclusión educativa que establece que todos los niños, niñas y jóvenes tienen derecho a acceder a la educación. Según César Luna Vivas, miembro de la Dirección Inclusión e Integración de Poblaciones, de la Secretaría de Educación, los colegios distritales deben estar en la capacidad de recibir a los alumnos sin importar su raza, condición económica o si conviven con alguna discapacidad.

En algunos colegios, el panorama para los estudiantes no es tan positivo y la tarea de los docentes es más difícil de llevar. La profesora Ruth Ávila comentó que en su clase se encuentra un niño con dificultades graves para copiar los dictados, para leer y para concentrarse. Mencionó que la clase se ha visto interrumpida por el comportamiento de este joven de séptimo grado y aseguró que “no nos dan ningún tipo de formación para esos casos”.

Según Luna, “la Secretaría maneja un modelo no segregador. Es decir, todos los niños, niñas y jóvenes pueden asistir a los colegios distritales. Generalmente, los niños con limitaciones auditivas o visuales sí son atendidos en un tipo de aula diferencial. De resto no”. Así mismo, afirmó que los niños con discapacidad cognitiva no requieren de otro tipo de educación, sino de un acompañamiento adicional. “Para eso contamos con 450 profesionales de apoyo. Éstos son maestros o también pueden ser fonoaudiólogos, terapeutas ocupacionales, pero con formación en docencia” dijo Luna.

Ávila confirmó lo dicho por Luna, al afirmar que “lo que uno hace cuando detecta el caso es informar al orientador y él llama a los papás” del estudiante. Sin embargo, es muy común que a pesar de explicarles lo que sucede, ellos “no toman cartas en el asunto”, aseguró la docente.

Juan Carlos Espinosa, orientador del Colegio INEM Francisco de Paula Santander, afirmó que, como psicólogo, tiene herramientas para identificar y trabajar con algunas problemáticas que se presentan en los estudiantes. Para él hay dos grupos en los colegios entre los que surge tensión: el de los estudiantes, que viven en un entorno familiar difícil y que en el salón pueden sufrir mucha presión social, y el de los profesores, que tienen a su cargo a 40 estudiantes que no se quedan quietos.

Espinosa aseguró que a los estudiantes “los intimidan hasta el punto de que ellos ya no quieren estar más en el salón y, para un docente, tener que manejar esa carga con un grupo grande es pesado”. Aunque para un niño con problemas cognitivos puede ser beneficioso estar en un curso donde la mayoría de estudiantes no tiene estos problemas, para los docentes que no cuentan con formación adicional en áreas como la psicología suele ser difícil manejar estas situaciones.

Información adicional

  • Coautor 1: María Alejandra Cortés Pinilla