El arte revolucionario de la marea verde durante el 8M

Jueves, 10 Marzo 2022 07:30
Escrito por

En Colombia se denuncia y se reclama por medio de performance, arte corporal, urbano y música, ya que históricamente ha sido territorio de desigualdad de género, violencia sistemática y aterradora impunidad.

Abrazo feminista tras el histórico fallo de la Corte Constitucional que despenalizó el aborto en Colombia||| Abrazo feminista tras el histórico fallo de la Corte Constitucional que despenalizó el aborto en Colombia||| Antonia Villalba @antoniavillalba|||
586

Información adicional

  • Coautor 1: Ana María Duque

En 1975, la Organización de las Naciones Unidas declaró el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Así, nació uno de los días más importantes para los movimientos feministas, dónde millones de mujeres alrededor del mundo se manifiestan en conmemoración del reconocimiento de sus derechos.

En Colombia el 8M del 2022 fue una oportunidad para denunciar aquellas desigualdades y rasgos patriarcales tanto del Estado como de los ciudadanos. Además, gracias al fallo histórico de la Corte Constitucional que despenalizó el aborto en el país hasta la semana 24, a la movilización se le añadió un toque de celebración por este logro que llevaba más de dos años en construcción. Esto último, hizo que la causa tuviera cada vez más seguidoras, por lo mismo, la marcha presentó más participantes que en años pasados.

En Bogotá, distintos colectivos convocaron como punto de encuentro el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, ubicado en la carrera 19 con calle 24, allí sería la primera parada, llamada "Dignidad" de la marcha feminista. Después, se trasladó a la Galería Feminista, ubicada en el puente de la calle 26 con carrera 30; esta sería la segunda parada, titulada "Libertad". Por último, la manifestación concluyó en la carrera 32 con 19, en la Plaza de la Hoja, con un concierto de distintas artistas/es feministas, como Una Nota Perdida, AguaMaría cósmica, Prodigia, Dj. Crazy Lioness, entre otras; donde se concentraron miles de mujeres.

Así, por las calles de la capital las mujeres salieron a marchar con rostros pintados, cuerpos desnudos y una causa conjunta. Aunque, los carteles y afiches demandando justicia no se hicieron callar, el protagonista fue el arte social, que abarcó el maquillaje, música, vestuarios y simbolismos que son otra expresión del lenguaje.

Reflejos visuales de resistencia 

Nudismo

Como en marchas anteriores, algunas mujeres hicieron resistencia con su torso desnudo. Explican que esto es una forma de revolución que busca reivindicar el cuerpo femenino y por ende vencer la sexualización que nace a partir de la desigualdad de género. Haciendo referencia a que es socialmente aceptado que un hombre muestre los pezones sin ser sometido a prejuicios. Mientras que, cuando una mujer lo hace, es recriminada, vista con morbo y se usa como justificación para violentarla (entiéndase como acoso físico y verbal). Por ello, las mujeres que fueron partícipes de esta expresión revolucionaria y artística alzaron carteles pronunciando frases como "Desnuda te incómoda. muerta no".

Body painting

Otra expresión de resistencia artística que tuvo relevancia fue la pintura corporal. Las protagonistas de este performance utilizaron sus cuerpos como lienzos y mecanismos de resistencia. Algunas de las imágenes más destacadas en las pieles fueron las manos estampadas de color rojo, las cuales hacían referencia a los lugares en donde estas mujeres habían sido tocadas sin su consentimiento.

En la muestra artística, muchas mujeres firmaron sus cuerpos con los nombres de las víctimas de feminicidio, ya que creen “es la mejor manera de mostrar que las mujeres existimos y somos asesinadas”. La simbología presentada por medio de los colores y dibujos  reafirma la idea que el colectivo defiende: las mujeres no son territorio de conquista, ni botín de guerra. Son, por el contrario, revolucionarias que se reivindican a través del arte.

Maquillaje artístico

El maquillaje artístico también  pintó los  rostros en la marcha, con el fin de “manifestar aquello que es difícil de poner en palabras” como lo expresó Lorena Caro. Esta joven, alrededor de sus ojos, dibujó una mariposa cuyas alas eran más ojos. Explicó que su maquillaje “es la representación de cómo nos quitamos las vendas y rompimos el silencio del patriarcado y de todas las opresiones que vivimos”.

Como parte de su performance, el grupo de Lorena también utilizó antorchas, conmemorando a aquellas mujeres que fueron quemadas en la Edad Media por sus capacidades intelectuales. Además, explicó que los tocados que llevaban en sus cabezas buscaban resignificarlo por medio de imágenes y frases alusivas al movimiento feminista.  

Desafiar el patriarcado desde el arte urbano

Aerosoles

En la manifestación del pasado martes, algunas mujeres utilizaron pintura en aerosol para marcar las paredes y pegaron pósteres, buscando visibilizar su lucha de modo diferente a los carteles o la marcha. Sabiendo que las movilizaciones eventualmente terminan, estas manifestantes buscan inmortalizar en ciertas instalaciones textos como "8M", "Ya no tenemos miedo", "No nos violen", entre otras frases que muestran brevemente el objetivo general del día conmemorativo y permiten una clase de memoria colectiva.

Además, quienes “graffitearon” dicen que, más allá de hacer una representación artística, buscan resistir a través de esta expresión, pues, según ellas “A la sociedad le llama mucho más la atención que se pinte una pared, a que una mujer sea violada”. Por lo mismo, algunas creen que por medio de un llamado más físico que perturbe el orden público serán escuchadas y la desigualdad y los feminicidios tendrán la atención merecida.

Música urbana

Adicionalmente, frente al Centro de Memoria Histórica y Reconciliación se unieron diferentes voces para alentar la causa. Cristal Prodigia se destacó rapeando algunos de sus temas más populares y feministas. Con sus letras afirmó que aquellas ahí reunidas son "Gente guerrera y valiente que con arte se defiende". A su vez, habla de la mujer como símbolo de fortaleza e incentiva a la resistencia y liberación sexual de la misma.

La música fue un ámbito fundamental en la manifestación, el rap, las arengas y las canciones feministas, no solo potenciaron el ambiente, también fueron un medio de expresión fundamental para las feministas. A través de los cantos y melodías, se proclamaron denuncias, se festejaron logros y se gritó al unísono que la lucha continúa. 

Representación de las minorías desde el feminismo

Finalmente, no se puede dejar de mencionar la presencia de diferentes grupos minoritarios en la manifestación. Las mujeres negras, transexuales y discapacitadas elevaron sus voces junto con todo el movimiento, pero también, con la intención de tener mayor reconocimiento dentro del mismo movimiento. Ya que, históricamente, el mismo feminismo ha segregado a dichas comunidades. 

Por su parte, el bloque Feminista Negro Antirracista se movilizó independientemente y realizó una muestra de mujeres negras importantes que han sido invisibilizadas históricamente. Este bloque llegó al lugar donde los demás colectivos se encontraban; sin embargo, sus pañoletas eran amarillas y sus arengas trataban sobre racismo y discriminación hacia ellas, no solo por ser mujeres, también por hacer parte de la negritud.

También las mujeres transexuales tuvieron una presencia considerable en la marcha, luchando no solamente  por aquella causa común, sino también para que el movimiento sea cada vez más transincluyente. 

Otros grupos se pronunciaron de manera crítica hacia el feminismo no incluyente:  "Hay que hablar de discapacidades y neurodivergencias desde el feminismo". Puesto que, no resalta lo suficiente la situación de mujeres que han perdido extremidades o que padecen de algún tipo de discapacidad y/o neurodivergencia.