El aguante de la buseta

Lunes, 02 Diciembre 2019 10:16

El entusiasmo capitalino por los medios de transporte provisionales convive con las problemáticas de movilidad. ¿Busetas de más de 20 años le pueden ganar a los buses del SITP?  

||El aguante de la Buseta||| ||El aguante de la Buseta||| ||Juan Daniel Ayazo|||
98

Información adicional

  • Coautor 1: Juan Daniel Ayazo Urrea

Junto con el ajiaco y Monserrate, los buses del servicio público son parte de la cultura citadina. Recorren todos los recovecos de la ciudad y en los últimos cinco años se han convertido en el principal medio de transporte para los bogotanos.  

Estas busetas también son llamadas de manera despectiva o cariñosa, según se le mire, como 'cebolleros'. Tienen más de 20 años de historia, algunos tienen olores corporales peculiares, sus sillas están casi destrozadas, desprenden cantidades industriales de humo y, como se dice popularmente, les suena hasta la pintura.  Pero esto no parece ser inconveniente a la hora de utilizarlos. A los bogotanos promedio lo que les interesa es llegar a sus hogares.  

Una reciente encuesta de percepción publicada por el programa 'Bogotá Cómo Vamos' arrojó que los buses tradicionales tienen un 44% de satisfacción, porcentaje que no alcanzan los buses urbanos del Sistema Integrando de Transporte Público (SITP) que tienen un 32%, es decir 12 puntos menos.  

Esta crónica radial cuenta cómo es transportarse en una de estas busetas, revelando cuáles son algunas de las diferencias y similitudes que tiene con el SITP Urbano.

Escucha "El aguante de la Buseta" en Spreaker.