El hijo de Diana Turbay es el concejal más joven de Bogotá

Miércoles, 02 Noviembre 2011 02:44

En la jornada electoral del domingo, 15.805 bogotanos posicionaron al candidato por el partido Liberal, Miguel Uribe Turbay, como el concejal más joven de la ciudad. Acá les contamos quién es y cuáles son sus compromisos con la Capital y, principalmente, con los jóvenes.

Miguel Uribe Turbay llegá al Concejo de Bogotá con 25 años.||| Miguel Uribe Turbay llegá al Concejo de Bogotá con 25 años.||| Foto: tomada de La silla vacía|||
1669

De las 45 curules del Concejo de Bogotá, Miguel Uribe Turbay, obtuvo una muy especial en las pasadas elecciones: la del candidato más joven. Con 25 años, el hijo de la recordada periodista Diana Turbay, quien murió en un rescate militar cuando él tenía 5 años, asume su cargo en representación del Partido Liberal.

A pesar de no tener ninguna trayectoria en el sector público, Miguel Uribe tenía clara su inclinación por la política gracias al ejemplo que recibió de sus abuelos: el ex presidente Julio César Turbay Ayala y Nydia Quintero, la creadora de la Fundación Solidaridad por Colombia.

De esta forma, hace siete años, cuando era estudiante del Colegio Los Nogales, este joven bogotano creó la Fundación Crece Colombia, junto con su amigo Gregorio Rey (campeón nacional de ajedrez) para ofrecerle programas culturales y herramientas pedagógicas como el ajedrez a niños y jóvenes de Bogotá, Cundinamarca, la Costa y Antioquia para que invirtieran bien su tiempo libre.

Sobre su Fundación, que nunca tuvo sede, Miguel reconoce que “aunque fue una experiencia bonita de acercamiento a la realidad el país y se hicieron proyectos valiosos, ésta no tuvo el impulso necesario y, actualmente, existe sólo en papeles”

Por otro parte, en lo referente a filiaciones políticas, siempre ha pertenecido al partido Liberal, debido a su abuelo, quien fue jefe de la colectividad en 1978. No obstante, el año pasado se vinculó al Partido de la U para hacer campaña por Juan Manuel Santos hasta que tres jóvenes, pertenecientes al liberalismo y a una nueva generación de políticos (David Luna, Simón Gaviria y Juan Manuel Galán), lo invitaron a consolidar sus proyectos en un programa que le permitiera lanzarse al Concejo.

Así, un año y medio atrás y bajo el amparo de su más cercano padrino político, Simón Gaviria, Miguel Uribe empezó su campaña alrededor del lema “Cambio Ya, por una Bogotá Ciudadana”.

Gaviria, de quien es amigo desde hace tres años por una invitación que le hizo a las tertulias políticas que cada mes organizaba en su casa, lo acompañó a recorrer los barrios de Bogotá para dar a conocer sus propuestas y también lo aconsejaba. Según Miguel Uribe, la mejor lección que recibió de su tutor fue la persistencia, porque admite que “en la política pareciera que ser joven fuera un impedimento para hacer las cosas bien y el mismo Simón ha demostrado que eso no es así, él me abrió las puertas”.

En los últimos meses, la relación de Gaviria y Uribe ha sido noventa por ciento política, según éste último. Sin embargo, el pasado 27 de octubre ambos hicieron “un plan distinto”, ir a ver la final entre Millonarios y el Boyacá Chico. Al respecto, Miguel confiesa que no es fanático del fútbol, pero que es hincha de los equipos de Bogotá.

Como Miguel Uribe está convencido de su decisión de ser político, piensa seguir preparándose. El primer paso para ello es graduarse de abogado de la Universidad de los Andes en marzo del próximo año, debido a que aún le falta terminar la tesis.

Por ahora, Miguel desea poder dedicarle la misma intensidad de tiempo a su “hobbie” predilecto: la lectura de libros de historia, los cuales le gustan tanto que le cuesta definirse por uno en especial. Sin embargo, cuando se le pregunta por uno que sea de su preferencia, lanza al aire su respuesta después de pensarla un poco: “los libros sobre Alexander porque es una forma bonita de ver la política a partir de cómo es ejercida por un gobernante”.

Mientras Uribe se convierte en uno de los concejales de Bogotá, expresa con confianza que espera que allí se logre una sinergia entre los concejales de mucha experiencia y los jóvenes que como él que llegan por primera vez. Asimismo, está a la expectativa de alcanzar la que considera su propuesta prioritaria para el bien de la ciudad, el mejoramiento de la calidad educativa en los colegios.

A continuación, se presentan algunas de sus principales proposiciones:

  • Educación: para Miguel Uribe, la jornada única escolar debe ser implementada con el fin que las instituciones educativas desarrollen más actividades encaminadas a potencializar al ser humano (artes, investigaciones, cursos intensivos de inglés, son algunos ejemplos). También desea ampliar la cobertura de los programas de postgrado y pregrado de la Universidad Distrital, incluyendo la posibilidad de cursarlos de forma presencial en horarios nocturnos.
  • Seguridad: propone un mayor control frente a los delitos cometidos por menores de edad a través de un registro único de infractores. Además, con iniciativas como capacitación y nueva tecnología para los uniformados, Uribe Turbay busca consolidar la Policía metropolitana.
  • Movilidad: mejor infraestructura vial para transporte público y privado, cambios en el horario de atención en las entidades del Distrito e incentivos para quienes compartan su vehículo son las ideas que pretenden descongestionar la ciudad en horas pico y, disminuir en general, los tiempos de desplazamiento de los bogotanos.
  • Medio ambiente: el candidato Liberal se compromete a que el presupuesto destinado para este tema, efectivamente se invierta en la protección, no solo del río Bogotá sino también de los humedales, páramos y cerros orientales. Adicionalmente, él buscará disminuir el uso del papel en las entidades del Distrito por medio de la incorporación del almacenamiento digital, la facturación mediante mails, entre otros.
  • Productividad: horarios especiales en la madrugada para la carga y descarga de mercancías es una de las estrategias que Miguel Uribe propuso para generar nuevas alternativas de trabajo y productividad. Su planteamiento es que una ciudad despierta las 24 horas, donde los bancos, centros comerciales y entidades públicas y privadas prestadoras de servicios estén abiertas, creará nuevas actividades nocturnas alrededor de las cuales aumentará el empleo y los ingresos
  • Consolidación de la familia: el nuevo concejal afirma que mediante la disminución de la jornada laboral y el establecimiento de un día remunerado en el mes por parte de las organizaciones distritales y las privadas (que serían incentivadas con menos impuestos), se lograría que las madres estén más tiempo con sus hijos, especialmente aquellas que tienen hijos hasta de 5 años.