Uno de cada cuatro restaurantes hace domicilios en Bogotá para salvar su negocio esta cuarentena

Sábado, 16 Mayo 2020 14:15

El aislamiento preventivo obligatorio está destrozando el sector gastronómico. Los restaurantes toman medidas aunque no sean suficientes para mitigar el impacto económico. Los datos obtenidos nos indican que sólo un 25% del sector de la hostelería ha hecho domicilios durante esta cuarentena, es decir, el 75% de los propietarios de restaurantes y cafeterías ha permanecido cerrado durante estos meses. Muchos de los establecimientos comerciales se han visto afectados de una manera desbordada a causa de las medidas dictaminadas por el gobierno, que tiene como objetivo mitigar el número de contagios de COVID-19 en Colombia. 

Cafetería cerrada en la carrera 7 de Bogotá||| Cafetería cerrada en la carrera 7 de Bogotá||| Fátima Martinez|||
1795

A partir de esta oleada de medidas restrictivas, implantadas durante los meses de marzo, abril y mayo, la mayor parte del comercio en la ciudad de Bogotá se  ha venido abajo, y es muy difícil que vuelva a alcanzar el buen momento que pasaba antes del aislamiento preventivo obligatorio.

La crisis

Desde el pasado 20 de marzo, Bogotá se ve inmersa dentro de una cuarentena restrictiva que permite solo a las personas salir de sus hogares para realizar tareas de primera necesidad como comprar víveres, medicamentos e ir a los centros asistenciales para recibir tratamiento médico. Desde ese día, se ha venido manteniendo y ampliando cada vez más la duración de este aislamiento preventivo obligatorio por parte del gobierno. Los establecimientos comerciales que subsistían a partir de las ganancias generadas de la venta de alimentos, han recibido una baja considerable con respecto a las ventas particulares, debido a que nadie se va a trasladar a estos sitios arriesgando su integridad y su salud, además no es un servicio de alta prioridad permitido para la libre circulación de las personas.

Es así que muchos dueños de restaurantes y cafeterías como Vladimir Corrales, dueño de un restaurante ubicado en el norte de Bogotá, que como la mayoría de los propietarios de negocios, ha visto afectado el suyo propio. “No hemos podido cumplir con las obligaciones económicas que normalmente hemos tenido, por ejemplo, el mantenimiento del local, el arriendo, el salario de mis empleados fijos”, asegura Corrales, quien agrega lo siguiente “hemos tenido que despedir a muchos empleados porque no tenemos como pagar toda la nómina”.

El presidente de la asociación colombiana de la industria gastronómica ACODRES, Guillermo Gómez, durante una sesión virtual de la comisión legal para la equidad de la mujer, realizada el pasado 27 de abril, afirmó que más de diez mil negocios comerciales ya han cerrado definitivamente. En otras palabras, van a aumentar los restaurantes cerrados después del confinamiento. “Estos diez mil negocios cerrados se va a traducir a aproximadamente 54 mil empleos desactivados”, concluye Gómez, que aseguró también que las ventas del sector cayó un 81%, puesto que el 75% de la industria tuvo que cerrar y sólo está abierta un 25% que, en estos momentos, opera por petición a domicilios.

La vía de escape

Algunas de las alternativas por las que han decidido optar los negocios que prestaban un servicio a la mesa ha sido mediante la entrega de pedidos a domicilio por medio de las plataformas digitales. Esto es una salida a la grave situación que se está dando en la capital por culpa de la pandemia. De este modo, se ayuda a mitigar las pocas ganancias que tienen ahora los restaurantes. El objetivo: mantenerse económicamente a flote, por medio del envío a los domicilios sus productos o sus comidas hechas.

Uno de los días más representativo para el gremio gastronómico es el día de las madres que se celebra el primer domingo del mes de mayo. Este año, sin embargo, se vio bastante eclipsado por las complicaciones que ha traído la pandemia a la ciudad y al país. En una ocasión como ésta, el año pasado, se hacían largas filas para entrar en los restaurantes. Este año se han visto en las plataformas digitales especializadas en los servicios a domicilio. Rappi, por medio de un comunicado informó que debido a la demanda de los usuarios su plataforma se vio afectada, así que damnificó a los usuarios que se quejaron debido a que sus solicitudes duraron un tiempo de casi de tres horas de respuesta. El día de la madre, por tanto, solo registró el 20% de las ganancias con respecto al año pasado.

Aun así, las alternativas que tienen estos establecimientos son muy pocos para mantenerse en pie, y piden al gobierno nacional un apoyo incondicional al gremio gastronómico que esta está viviendo bajo una situación que dificulta su mantenimiento. Algunas de las medidas requeridas por ACODRES, son el aplazamiento de las cuotas de arrendamiento, al igual que el pago de la declaración de renta, además de la aprobación de protocolos de bioseguridad del sector para poder abrirlo oportunamente, con el fin de evitar una quiebra general.