La población de Jesús María hace consulta sobre minería

Viernes, 15 Septiembre 2017 17:57

El municipio santandereano es el primero en realizar una consulta para evitar la explotación de hidrocarburos.

|||| |||| Cortesía||||
898

El próximo 17 de septiembre, según el calendario de la Registraduría Nacional, los habitantes del municipio de Jesús María (Santander) asistirán a las urnas para decidir si aprueban o no la explotación minera y de hidrocarburos en su territorio. Otros municipios, como Sucre y El Peñón, se preparan para efectuar esta votación el 1 de octubre y el 5 de noviembre, respectivamente.

La preocupación sobre la exploración y explotación minera en esta zona del departamento surge después de conocerse la licencia ambiental concedida por la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) para la explotación de piedra caliza en 699 hectáreas de la Peña de Órganos, lugar ubicado en jurisdicción de los municipios de Jesús María y Sucre.

Según el geólogo Edwin Peña, quien ha acompañado el proceso de concientización frente a la minería en Jesús María y Sucre, “la Peña de Órganos es un lugar con gran riqueza hídrica. Sin embargo, la totalidad del agua que llega a Jesús María fue concesionada por la CAS”.

El otro agravante de esta licencia ambiental es que "hay unos bosques de robles, que es una especie en peligro de extinción. Hay palmas de cera y una cantidad de especies nativas que necesitan protección. De hecho, la CAS ha sido muy dura con los campesinos que se atreven a tocar estos bosques, pero al consorcio Llano Minas si le entregó estos títulos sin tener ninguna precaución", complementa Peña.

Al parecer, la licencia fue concedida sin previa revisión del área, desconociendo el gran impacto ambiental que causaría la explotación de minerales en una zona en la que se encuentran varios bosques que aún conservan especies nativas, además del nacimiento de 26 fuentes hídricas que abastecen a ambas poblaciones.

En la entrevista que Peña concedió a Plaza Capital sobre el proceso de explotación de piedra caliza, el geólogo explicó que "la explotación de piedra caliza se hace con un explosivo llamado Anfo, que tiene un poder destructivo superior al de la dinamita. Se abren huecos en el suelo y se inserta el explosivo provocando la fracturación de la roca, pero resulta que estas rocas son una fuente hídrica supremamente compleja por la formación de cuevas".

Además, "en estos lugares hay nacimientos y hundimientos de agua" y se trata de "un sistema hídrico en el que las fuentes subterráneas y superficiales de agua están conectadas. En ese orden de ideas, la fracturación de la roca ocasionaría la pérdida de esta interconexión. Esos caminos por donde sale y entra el agua se desvanecerían". 

Antonio Pineda, uno de los campesinos que pertenece al Comité Central de NO a la Minería, colectividad conformada por la pastoral social, el alcalde y varios campesinos del municipio, describió el proceso de organización y socialización de la consulta entre los habitantes del casco urbano y las veredas de Jesús María.

Explica que los campesinos de esta región luchan tanto por la causa de Jesús María, como por la de Sucre. El objetivo es lograr frenar la "arremetida de la locomotora minera para defender el agua que nace en la Peña de Órganos". Esta lucha es tan importante para ellos porque de estos nacimientos de agua, es de donde se surten los acueductos del casco urbano y de otras veredas del municipio.

Por otro lado, la socialización entre los habitantes ha sido a través de los medios de comunicación municipales, entre ellos la emisora. Además, según nos sigue contando Antonio Pineda, han usado volantes, pasacalles y el voz a voz para informar a todos los jesusmarienses sobre la importancia de la conservación del agua. De esta manera, se ha logrado que la mayoría de habitantes de Jesús María, Sucre y municipios aledaños estén informados sobre este asunto.

Cualquier persona que tenga su cédula inscrita en Jesús María o que haya participado de la última elección en el municipio puede participar de la votación. Igualmente, las cédulas nuevas, es decir, las que hayan sido expedidas después de la última elección.

Para las personas residentes en Bogotá y Bucaramanga, que cumplen los requisitos para votar, habrá transporte gratis habilitado hasta Jesús María. Para más información sobre este transporte comuníquese con los números: 318 707 4471 – 3102782985.

Todos los colombianos pueden apoyar este proceso democrático tan importante para la región al compartir en sus redes sociales y con sus conocidos, la información necesaria para que más personas residentes fuera de Jesús María puedan ir a votar.