Flores, masajes y esencias para mejorar la vida animal

Jueves, 26 Abril 2012 02:52
Escrito por

Empleando diferentes técnicas, llega por segunda vez a Colombia un taller formativo en medicina alternativa para dueños de mascotas, que busca mejorar la salud física y emocional principalmente de caballos, perros y gatos.

Lina María Lamos mientras le realiza masajes a un perro.Cortesía.||| Lina María Lamos mientras le realiza masajes a un perro.Cortesía.||| |||
1397

Reiki, Terapia Floral y técnica de “Gotas de Lluvia”, son algunos de los elementos que se utilizan en la medicina homeopática. Así como en los seres humanos se busca curar diferentes problemas físicos y emocionales utilizando medicina alternativa en los animales, se espera que ellos alcancen un estado de bienestar y equilibrio.

“Empecé a ver problemas de comportamiento en mi caballo y en mi perro; no sabía qué hacer, tenía claro que era un tema emocional y empecé a tratarlos con flores por la experiencia que ya tenía en humanos y funcionó”, señala Lina María Lamos, terapeuta animal, quien en conjunto con la Fundación Instituto Colombiano de Homeopatía (FICH), desarrollará un ciclo formativo en terapias para animales que iniciará a comienzos del próximo mes en Bogotá. El evento, que incluirá la conferencia de esta terapeuta, y talleres en los que se les enseñará a los dueños de mascotas cómo mejorar la salud de sus animales a través de diversas prácticas alternativas, se llevará a cabo durante el mes de mayo y junio del presente año.

De acuerdo con Lamos, “el primer paso para conocer la dolencia del animal es realizar masajes en puntos estratégicos para encontrar traumas, bloqueos, y después empezar a calmar el dolor dejando caer aceite como gotas de lluvia”. Esta terapia es aplicada en la columna, patas, pecho y orejas, con el propósito de aliviar la tensión muscular del cuerpo; a los perros y gatos, les ayuda a aceptar el contacto que extraños o veterinarios puedan tener con ellos, y mejora la socialización y confianza del animal.

Las esencias florales se utilizan para mantener en armonía la mente del animal, impidiendo que la enfermedad pueda atacar, y suele ser empleada en los trabajos de parto. En el caso de los caballos, se les aplica después de que hayan sido trasladados en remolques para borrar posibles traumas.

Juan Felipe Rodríguez cuenta que a su cachorro, un pastor collie, le empezaron a dar ataques de epilepsia, por lo que se le empezó a practicar un tratamiento con medicina tradicional que no funcionó. Así, siguiendo los consejos del psicólogo canino de aislar al animal y tratarlo con medicina homeopática, “se le empezaron a dar gotas para la ansiedad y el estrés”, señala Rodríguez. A pesar de que el animal no se curó por completo, “sin las gotas nos tocaba hospitalizarlo cada dos meses; con ellas, los episodios de epilepsia se presentaban cada 3, 4 meses, e incluso una vez se amplió a 6 meses, lo que terminó por ampliarle la esperanza de vida”, indica su dueño.

De otra parte, el Reiki, “fortalece el sistema inmunológico, huesos y articulaciones a través de masajes que curan el nerviosismo, calambres y dolencias en general”, comenta Lamos, quien además señala que esta terapia resulta ser muy útil si, en el caso de los caballos, se aplica previo a concursos o competencias.

Myriam Emma Ramírez, médica homeópata y bioenergética, opina que este tipo de terapias “son excelentes porque los animales son seres vivos que sienten como nosotros, se enferman, básicamente lo único que les falta es hablar, entonces ¿Por qué no curarlos de la misma forma que nos curan a nosotros?”.

En adición a las técnicas señaladas existe la “Radiónica”, relacionada con la sanación a través de las energías, y la terapia “Animal Communicator”, que consiste en descifrar el lenguaje no verbal del animal, saber lo que este piensa y siente, para así poder solucionar sus dolencias.