Julia Miranda, la triunfadora del Nuevo Liberalismo que llega al Congreso en defensa del medio ambiente

Miércoles, 11 Mayo 2022 07:53
Escrito por

Después de 17 años a cargo de Parques Nacionales, la abogada quedó elegida como Representante a la Cámara por Bogotá. En este cargo, su primero de elección popular, trabajará para mitigar el cambio climático en la ciudad y el país. 

La exdirectora de Parques Nacionales llevará las banderas en defensa del ambiente al Congreso||| La exdirectora de Parques Nacionales llevará las banderas en defensa del ambiente al Congreso||| Foto cedida por equipo de prensa de Julia Miranda|||
280

La noche del 13 de marzo estuvo llena de sorpresas. Mientras se anunciaban los resultados de las elecciones legislativas, muchos ciudadanos se asombraron al descubrir la derrota de varios candidatos que parecían tener una victoria asegurada. Uno de esos desconciertos vino por parte del Nuevo Liberalismo, el partido resucitado de Luis Carlos Galán Sarmiento que, con una lista de candidatos llamativa (por no decir más), casi quedó por fuera del Congreso. Sin embargo, hubo una candidata de dicho partido que fue la excepción: con 39 mil votos, Julia Miranda quedó elegida como Representante a la Cámara por Bogotá.  

Esta abogada bogotana, especializada en derecho ambiental, es recordada por haber sido la directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia durante 17 años, cargo en el que se destacó por su defensa y trabajo por las áreas protegidas de Colombia. En diciembre de 2020, Miranda salió de ese puesto después de la controvertida decisión de Carlos Correa, ministro de Ambiente, de pedir su renuncia, y en su lugar designar a Orlando Molano, exdirector del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), quien, como lo señalaron el líder ambientalista Camilo Prieto y el exministro de Ambiente Manuel Rodríguez Becerra, no contaba con el conocimiento sobre conservación.   

A pesar de esa situación, el trabajo de Miranda siguió siendo respaldado por la ciudadanía. “La gente se acordaba de mí, se acordaba de la gestión en Parques y yo creo que eso me sirvió”, comenta en esta entrevista, orgullosa de su trabajo en el sector público. Gracias a esa larga trayectoria en Parque Nacionales, Julia Miranda conoce de primera mano el impacto que tiene el cambio climático en Colombia y los cuidados que debe tener el medio ambiente en el país. Por eso, la causa ambiental fue y sigue siendo su principal bandera. 

Ahora que llega al Congreso, espera representar las convicciones e ideales del Nuevo Liberalismo, pero también, y más importante aún, busca defender “el mayor capital del Estado colombiano, que es su capital natural”.  

No es secreto que la política electoral en Colombia puede ser de todo, menos fácil.  A pesar de eso, ¿por qué decidió lanzarse al ruedo electoral? 

Yo realmente nunca había hecho política, ni siquiera había sido militante de un partido político. Toda mi carrera profesional había sido en el sector público, pero en la rama administrativa. Cuando salí de Parques Nacionales no tenía en la cabeza ese propósito electoral, hasta que recibí la invitación de las directivas del Nuevo Liberalismo, el mismo partido político del líder asesinado Luis Carlos Galán Sarmiento: la persona que más admirábamos cuando estudié en la facultad de Derecho de la Universidad Javeriana; el líder que nos emocionaba y nos inspiraba.   

Entonces, cuando recibí esa invitación, me fui entusiasmando con la posibilidad de ser parte de esta colectividad que tiene ideales en los que creo profundamente. Además, poder trabajar el tema ambiental, que es en el que he trabajado toda mi vida, desde este partido político. Ellos me invitaron a ser del partido y a ayudarles a construir la agenda ambiental. También, que me respaldaban en todas las propuestas ambientales que yo quisiera incluir en mi campaña y que, en caso de ser elegida, sacarlas adelante en el Congreso. Por eso di el paso.   

Yo ya iba de salida, estaba tomándolo un poco más con calma después de Parques Nacionales, de tantos años de trabajo muy duro y con mucha entrega, y estaba dedicada a dar clases en la Universidad del Rosario, en el Externado, y a tener un poco más de tiempo para mí y para mi familia, pero me sentí emocionada con la posibilidad de trabajar otra vez por el país desde este partido y con estas banderas ambientales.  

Entonces no se lo pensó dos veces cuando le hicieron el ofrecimiento. 

Sí me lo pensé. Duré un par de días hablando con mi familia, con mi esposo, con mis hijos, con mi mamá. También porque era algo totalmente nuevo para mí, un área completamente diferente de trabajo, un reto muy grande en un mundo que no conozco. Yo lo viví desde el otro lado, cuando fui sujeto de control político. Toda mi carrera como funcionaria pública fui al Congreso y tuve que ver con los congresistas de todos los partidos, pero nunca como actora política. Por eso, hacer la campaña me llenaba de angustia y de expectativa porque nunca lo había hecho en mi vida. Entonces, sí lo pensé, y bastante, pero finalmente me fui entusiasmando tanto que acepté.   

Usted fue prácticamente la única candidata del Nuevo Liberalismo que llegó al Congreso. ¿Cuál cree que fue ese valor agregado que tuvo su campaña que le permitió llegar? 

Nosotros hemos hecho un gran análisis de lo ocurrido, de cómo se hicieron las campañas y de lo que el partido pudo lograr y hemos llegado a varias conclusiones: la primera es que tuvimos muy poco tiempo porque el partido escogió las personas que iban a estar en su lista en el mes de diciembre y empezaron a hacer campaña en enero. Entonces, realmente, tuvimos dos meses de campaña. Nos quedó faltando tiempo para poder lograr más resultados en el Senado y en las otras listas de Cámara. 

La segunda conclusión es que yo pude con la bandera ambiental, presentándome como la funcionaria que fui con los resultados que tuve, por lo que muchos votos se ganaron con el voto de opinión de gente que recordaba mi gestión en Parques Nacionales y lo que se logró allí.  

Y hay otra persona del Nuevo Liberalismo que obtuvo una curul.  

Sí, hay alguien más que consiguió un escaño en la Cámara de Representantes: Juan Sebastián Gómez. En ese caso, se logró hacer una alianza de movimientos políticos por Caldas, que se llama “Todos por Caldas”, para sacar adelante la candidatura de Juan Sebastián. Y lo lograron. Entonces vamos a estar los dos representando el Nuevo Liberalismo. 

Pero quiero decir que lo que tiene el partido es futuro, y que, gracias la voluntad política de la gente que se comprometió en esta campaña, el Nuevo Liberalismo llegará a ser una verdadera alternativa para Colombia. Con las banderas de política sana y transparente, vamos a tratar de armar las estrategias para las elecciones a las alcaldías y las gobernaciones. 

¿Con cuáles congresistas electos le entusiasma trabajar en el Congreso? 

De eso es muy bonito hablar porque, cuando somos tan poquitos, hay que hacer bancada, tender puentes y hacer alianzas. Además, yo creo que el tema ambiental que llevamos al Congreso es muy urgente: una bandera de trabajo por el cambio climático que no da espera, por la conservación de nuestra biodiversidad, por crear herramientas financieras para la conservación de las áreas protegidas. Son temas que le van a interesar, diría y espero que así sea, a todos los partidos, porque la agenda ambiental no tiene color político. 

¿Cuáles son las iniciativas que impulsará apenas llegue al Congreso? 

A mí me eligieron a la Cámara por Bogotá, entonces, como el principal problema ambiental que tiene la ciudad es la calidad del aire, la idea es trabajar en la transición a energías limpias dando incentivos.  

Relacionado a esto, el tema del transporte público también es muy importante, no solo en Bogotá, sino en todas las ciudades del país que tienen transporte multimodal, no solo por la calidad de vida de los ciudadanos, sino por las emisiones que causan el cambio climático. Entonces, la idea es crear incentivos y herramientas financieras que permitan el cierre financiero de esos sistemas de transporte multimodal, ya que, actualmente, no cuentan con uno. Hay que crear un instrumento que sirva para que las empresas que se dedican a prestar el servicio de transporte público no vivan quebradas.  

Otro proyecto que me interesa muchísimo, y que es más a corto plazo, es el del manejo de residuos sólidos. En Colombia hay muy pocos sitios con buen manejo de residuos sólidos. Sopó, en Cundinamarca, es uno de ellos, pero es la excepción. En el caso de Bogotá, no hay una separación de residuos en la fuente, debería ser obligatoria. También hay que buscar que haya una mejor disposición de los residuos, no que se lleven a botaderos a cielo abierto que afectan la salud y emiten gases como el metano. Necesitamos armar un esquema de manejo y disposición de residuos sólidos adecuado para Colombia. 

https://twitter.com/juliamirandalo/status/1489253308896186372?s=21&t=LHbmfQtTF49LGxareOos6g

Al rededor del mundo se ha visto una tendencia por parte de los jóvenes de luchar contra el cambio climático. ¿Cómo cree usted que se puede involucrar más a los adultos en esta concientización y acción climática? 

Los adultos sí que tenemos que estar en esa lucha. Es nuestra obligación porque han sido nuestras acciones las que han dejado los problemas que los jóvenes tendrán que sufrir en su adultez. Yo creo que la pedagogía, la sensibilización y las campañas son muy importantes para que la gente comprenda y actúe en consecuencia. 

Por ejemplo, los consumidores tienen una responsabilidad grande, la gente en sus hogares, los empresarios y el sector público. Cada una de las entidades del sector público tendría, actualmente, que cruzar la variable de cambio climático para todas las actividades que desarrollen. Lo que está ocurriendo hoy es el resultado de lo que hicimos hace varios años.   

En ese orden de ideas, ¿cree que estamos a tiempo de tomar las acciones necesarias para revertir el cambio climático? 

Más bien para frenarlo. Hoy la información está al alcance de la mano. El último informe del panel intergubernamental del cambio climático, que fue el 28 de febrero, está en Internet. Hay muchos resúmenes de eso y es lenguaje sencillo, no es técnico. Es importante saber lo que nos está pasando para entender la gravedad del problema. Las acciones de las que hablamos antes ayudan a que no aumente [el cambio climático] y que se vaya frenando a unos niveles manejables. 

Entonces, acciones como ampliar las áreas protegidas y manejarlas eficientemente, hacer los programas de restauración de bosques, la restauración de ecosistemas que se han visto afectados y que van a ayudar a mitigar el cambio climático, a frenar el calentamiento y no llegar nunca a esos temidos 2° o 3° grados centígrados de aumento de la temperatura. Eso es urgente, no da espera y es en lo que tenemos que trabajar todos los días. 

¿Considera que alguno de los candidatos presidenciales puede representar una amenaza contra esas acciones que nos pueden ayudar a frenar el cambio climático? 

No creo o no he visto que haya nadie que pueda ofrecer algo que constituya esa amenaza. Pero estoy muy emocionada con la propuesta vicepresidencial de Sergio Fajardo porque Luis Gilberto Murillo, que fue ministro de Ambiente, y de quien fui subalterna como directora de Parques Nacionales, es un hombre extraordinario y brillante que tiene en la cabeza qué hacer. 

Luis Gilberto Murillo tiene una propuesta ambiental muy importante porque él es, realmente, uno de los mayores expertos de este país en el tema. Tengo mucha fe en que una propuesta como esta pueda llegar a la presidencia y que se pueda trabajar de manera mucho más rápida y eficiente, orientada correctamente en lo que hay que hacer en el país sobre estos temas.  

¿Qué es lo que más extraña de su trabajo en Parques Nacionales? 

Los parques y la gente de Parques. Yo estaba todas las semanas en el campo, entonces el contacto con los guardaparques y con la gente me hace una falta terrible. También extraño ir a los parques y recorrer esos sitios maravillosos. 

¿Qué planes tiene para estos meses que quedan antes de posicionarse como congresista de la República? 

En este momento, como Nuevo Liberalismo, estamos apoyando la campaña de Sergio Fajardo, siendo leales a la palabra que se dio con la Coalición Centro Esperanza, que era la de apoyar al precandidato que ganara la consulta.  

Hace poco, por ejemplo, tuvimos una reunión con Carlos Fernando Galán y con todos los candidatos a la Cámara por Bogotá y algunos candidatos al Senado, en la que hablamos del trabajo en Bogotá para impulsar la candidatura de Sergio Fajardo y Luis Gilberto Murillo. Eso va a calmar los días.   

También tengo que preparar mi equipo de trabajo para el congreso. A eso estoy dedicada. Tenemos que estar listos para ese primer día y entrar a trabajar. 

Si en cuatro años repetimos esta entrevista, ¿cuáles son esas tres cosas que a usted le gustaría decir que logró en el Congreso? 

Los proyectos que te acabo de mencionar: sueño con lograrlos. También esperamos que mucho más, porque hablé un poco del énfasis en Bogotá, pero, por supuesto, hay temas nacionales en los que voy a participar. Por ejemplo, la gran ilusión de lograr completar las categorías del Sistema Nacional de Áreas Protegidas que traté de hacer siendo funcionaria y que no logramos sacar adelante. Lo mismo que esas herramientas e instrumentos financieros que fortalezcan la gestión de las áreas protegidas en Colombia.