Ecoladrillos: una alternativa para el reciclaje y la construcción

Viernes, 12 Abril 2013 08:44

Organizaciones sin ánimo de lucro han empezado a trabajar con este tipo de materiales que, además, les ayuda a reducir costos.

Muro construido con ecoladrillos.||| Muro construido con ecoladrillos.||| Foto: latejuela.cl|||
1281

Los ecoladrillos son una de las propuestas que han surgido en los últimos años debido a la necesidad mundial de promover campañas de reciclaje. Estos instrumentos se elaboran con elementos cotidianos que no son fáciles de reciclar, como por ejemplo cepillos de dientes, plásticos muy tinturados, icopor, recipientes de crema dental, papel fotográfico, papel celofán, telas con residuos de pintura, entre otros. Estos materiales, difíciles de reciclar, son introducidos en botellas de plástico.

Para la fabricación de ecolodarillos es necesario tener una botella PET (Politereftalato de etileno), como por ejemplo las botellas plásticas de gaseosa. Ésta debe tener su respectiva tapa para garantizar que los materiales introducidos dentro de la botella no se salgan. Lo ideal es que la basura quede lo más compacta posible y que la botella se convierta en un objeto macizo. Para lograr  esto, se utiliza una varilla cuyo fin es empujar y hacer más espacio dentro de la botella.

Terminado el proceso las botellas pueden ser utilizadas para elaborar toda clase de construcciones como sillas, esculturas, andenes y viviendas. Un ejemplo de una estructura construida a base de ecoladrillos es la casa de Doña Marta, una habitante del barrio El Pacifico, ubicado en la comuna 8 en la ciudad de Medellín. La iniciativa fue patrocinada por MenosBasura, Redeco, y OpEPA, organizaciones sin ánimo de lucro, quienes gestionaron y ayudaron en la realización de la casa. Por otra parte, la promoción del proyecto la realizó Buena Nota, una organización que se encargada de la divulgación de proyectos. Esta fue la primera vez que se utilizaron ecoladrillos para realizar una construcción de tal envergadura.

En Bogotá edificaciones de este tipo han sido fabricadas por pequeños colectivos como fue el caso de los alumnos del once del Gimnasio Fuerza Aérea, quienes hicieron mesas y sillas, además de construir una escultura de un avión completamente con ecoladrillos. Daniel Quintero, miembro de la ONG  Un Techo Para mi país, comenta que en el barrio Altos del Pino, ubicado en el sector de Cazucá, ya se realizó la primera construcción con estas botellas. Se trata de un salón comunal construido completamente con ecoladrillos. Quintero resalta que, además de generar un salón comunal para el sector, el proyecto sirvió para unir a la comunidad puesto que la construcción se hizo con la ayuda conjunta de voluntarios y habitantes del barrio.

En cuanto aspectos técnicos, según David Salas, ingeniero de la firma Construcciones el Bosque S.A., ganadora del premio nacional de ingeniería 2012, otorgado por la Asociación Colombiana de Ingenieros, “en principio, el ecoladrillo tiene el potencial de ser usado con la misma efectividad de un ladrillo normal, pero al igual el ladrillo, necesita de un pórtico compuesto de la red de columna y varilla que le de soporte para que sea una vivienda viable de cualquier tipo.” Además, afirma que los ecoladrillos “no tienen que estar limitados a una vivienda de emergencia, sino que puede ser usado para cualquier estructura mientras se use con las regulaciones necesarias.”