'Los bogotanos aún no conciben que hay ciclistas en su ciudad'

Martes, 12 Marzo 2013 09:35

Bogotá fue catalogada recientemente como la octava mejor ciudad del mundo para andar en bicicleta, según la firma Eroski Consumer. ¿Qué tan preparada está la ciudad normativamente y en cultura ciudadana para el auge que está viviendo este medio de transporte?

Ciclistas se movilizan por el carril 'Bici Séptima', muy cerca de la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá.||| Ciclistas se movilizan por el carril 'Bici Séptima', muy cerca de la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá.||| Foto: Isabela Cantos|||
506

Según datos de la Secretaría de Movilidad, los ciclistas bogotanos representan un 4% del total de la población de la ciudad, lo que significa que casi 300.000 personas se movilizan por los 344 kilómetros de ciclorutas que hay en la capital colombiana.

Para esta entidad, la lista de la legislación de las bicicletas en Bogotá va desde la misma Constitución Política, pasa por resoluciones y acuerdos, hasta el Código Nacional de Tránsito. En estos se reglamenta el uso de casco, de luces y reflectores en horas de la noche, el establecimiento de la cicloruta como vía exclusiva para ciclistas, la prohibición del uso del andén como vía para ciclistas y la posible utilización por la derecha del carril de automóviles, siempre y cuando no haya cicloruta en la vía.

Sin embargo, para algunos la reglamentación en el tema relacionado con accidentes de bicicletas ‘se queda corta’. Juan Sebastián Bello, estudiante universitario, cuyo medio predilecto de transporte es la bicicleta, dice que “la reglamentación de bicicletas se queda mucho más corta cuando se trata de peatones que de vehículos, entonces los accidentes con peatones suceden más que todo en las ciclorutas porque la gente anda por la ahí sin concebir que hay gente que se moviliza en bicicleta por la ciudad”.

Bello, como ciclista urbano cuenta que “una vez en la cicloruta de la carrera 13 un amigo atropelló a un peatón, el tipo se puso furioso, llegó un policía y terminó ganando el ciclista porque tomó la reglamentación, que no es tanto vacía, sino contradictoria, entonces da para argumentar de todas las partes”.

Un cambio de actitud

Andrés Vergara, uno de los creadores del ‘Ciclopaseo de los miércoles’, afirma que la actitud de los peatones y los conductores, al menos frente al ‘ciclopaseo’, ha tenido un cambio. Antes los conductores se desesperaban y hacían sonar sus claxons hasta que terminaba la caravana. Ahora, según narra este ciclista urbano, “los conductores mandan saludos y abren paso”.

Esta iniciativa, que ya lleva alrededor de 6 años de funcionamiento, actualmente moviliza entre 200 y 300 ciclistas cada miércoles por las calles de la ciudad. “Mover 200 o 300 personas en línea en una ciclorruta se vuelve una fila larguísima. Entonces por eso nos tomamos siempre un carril de automóviles, ocupamos menos espacio de la ciudad, o sea, hacemos menos mal, menos trancón” cuenta Vergara.

“De hecho en el primer ‘ciclopaseo’ de este año, algunos policías nos vieron y empezaron a pararnos el tráfico, llegaban a un semáforo, paraban el tráfico y pasábamos. Se adelantaban, llegaban al otro semáforo y lo mismo. Y así casi todo el ciclopaseo”, narra Vergara, con una gran sonrisa.

En el ‘ciclopaseo’ se ha conformado un grupo de logística de 20 personas, que ha tomado como bandera que la prioridad siempre la tenga el peatón para evitar accidentes. “Por supuesto que hay peatones imprudentes y hay ciclistas imprudentes. Lo que nosotros tratamos de hacer en el ‘ciclopaseo’ es decirle a la gente es que si vamos en cicloruta, no nos metamos al andén”, afirma Vergara, un convencido de que “la mejor manera de conocer una ciudad, es andarla en bicicleta”.