Polémica por eliminación de las zonas comunales por obra de la Avenida Mutis

Martes, 11 Septiembre 2018 19:06

La Junta de Acción Comunal está exigiendo zonas sociales que desaparecieron tras el proyecto de ampliación. 

Antes y después de las zonas comunales del barrio La Reliquia||| Antes y después de las zonas comunales del barrio La Reliquia||| Tomada por: Karen Diaz|||
221

Actualmente, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) se encuentra trabajando en el proyecto de ampliación de la Avenida José Celestino Mutis. Esta obra estará ubicada en la calle 63 y pasará sobre la Avenida Boyacá. Se estima que los beneficiados por la construcción serán 500.000 habitantes de los diferentes barrios en la localidad de Engativá, entre ellos La Reliquia, El Encanto, La Cabaña, Bosque Popular y Normandía.

Sin embargo, los diseños trazados desde un comienzo dividieron el barrio La Reliquia en dos partes, y entre el terreno que se tuvo que utilizar para la construcción del puente, estuvieron implicadas las zonas sociales del barrio, entre ellas el parque y el salón comunal. Delegados del IDU, en las reuniones que sostuvieron con la Junta de Acción Comunal (JAC), expresaron que se restituirían estos terrenos, ya que se habían hecho con el esfuerzo de la comunidad.

A medida que avanzaba la obra se presentaron tres cambios en el diseño de los planos de construcción. En el primero -entregado en octubre del 2012- se mostraba que la ampliación constaba de un carril de dos vías y un acceso directo al salón comunal y al parque. En julio del 2016 comenzaron los ajustes y diseños en los planos de la obra, seis meses después cuando le mostraron los planos a la comunidad, en los nuevos diseños desaparece el parque y la calle que daba acceso al salón comunal.

En los últimos ajustes del diseño entregado a la comunidad en diciembre del 2016, desaparece el salón comunal. La directora del IDU, Yaneth Mantilla le afirmó a la JAC que bajo las remodelaciones de los diseños no había espacio para las zonas comunales y en vez de esto, se iba a construir un parque lineal pasivo. Según el presidente de la Junta, Eladio Ángel "se compone de una cicloruta, árboles y algunas sillas".

Ángel comentó que hay tres barrios externos que se beneficiaban del parque, entre ellos: La Cabaña y algunas zonas de Normandía, además de dos colegios que se encuentran en el barrio. La ausencia del parque afecta también directamente a los adultos mayores que ahora se tienen que trasladar hasta un parque público a cuatro cuadras de la Avenida Boyacá para poder hacer los ejercicios matutinos. El pasado 30 de mayo, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa visitó la construcción y resaltó la cercanía del barrio al Parque Simón Bolívar y al Jardín Botánico. 

El IDU se comprometió con la comunidad a entregar el espacio para el desarrollo de las zonas sociales del barrio, tema que se venía hablando desde el 2007 con la Junta de Acción Comunal. Sin embargo, convocó a Catastro para que hiciera un avalúo del terreno y compensará monetariamente la construcción que fue hecha por el esfuerzo de la comunidad. Según Eladio Ángel. “hay un incumplimiento por parte del IDU, porque la ley dice que las áreas sociales en las que se realiza una construcción estatal deben ser compensadas a la comunidad en iguales o mejores condiciones".

No obstante, el Instituto de Desarrollo Urbano compensó las zonas sociales a la comunidad con $500 millones, dinero que en este momento está en manos de la JAC. El presidente de la junta afirmó que ese dinero no alcanza para restaurar el salón, ya que el predio más económico del sector cuesta 700 millones de pesos y la construcción de salón comunal está costando alrededor de $1.000 millones.

¿Qué comenta las instituciones del problema?

CASS, contratista encargado de la obra Avenida Mutis, se pronunció frente a la situación, argumentando que el problema de las zonas sociales parte desde el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), ya que desde el comienzo se había destinado el barrio La Reliquia a una “zona de reserva vial”. Es decir, se le había informado desde 2007 a los residentes del barrio que en algún momento se construiría en el lugar, incluyendo a la JAC. Ellos argumentaron que a medida que se fueron cambiando los diseños las zonas comunales se retiraron del plano, con el fin de primar la seguridad del peatón. “Nosotros hablamos con el Instituto de Recreación y Turismo (Idrd) para ver si era posible la reubicación del parque en la zona y siempre la respuesta fue no, por la magnitud de la construcción”.

Actualmente, ellos están conscientes del cambio social que provocó la construcción del puente en el barrio. Pero, según CASS es un tema que ya está cerrado porque no hay el espacio para las zonas sociales. No comentaron de los daños que esta decisión traería a la comunidad y como argumenta el presidente de la junta "dentro de la zona que ellos llaman como 'reserva vial' no gastaron todas las propiedades, ellos pueden comprar otras propiedades para devolver las zonas sociales al barrio".

La Junta de Acción Comunal, actualmente está quemando todas las instancias jurídicas con la Procuraduría, Contraloría y Personería. Pues, en las últimas reuniones que han tenido con las directivas del IDU y encargados de la obra, no han dado solución al problema de las zonas sociales del barrio, ya que se escudan bajo el argumento que nunca se había acordado la compensación del terreno y que la comunidad fue remunerada económicamente. Miembros de junta afirman que la última opción que tiene la comunidad es realizar una acción de grupo, pero esta estrategia no garantiza el éxito del caso y puede llegar hacer una pérdida de tiempo y dinero.

Eladio Ángel confirmó que frente a esta situación ellos no dejarán de trabajar mientras haya el material humano y un sitio de reuniones, lugar que actualmente se está arrendando. La Reliquia se compone de 370 viviendas, algunas de más de dos pisos, cuatro conjuntos y en promedio seis mil habitantes, además de dos colegios que no se pueden quedar sin las zonas sociales. Miembros de la JAL, aseguran que seguirán en la pelea en búsqueda de que el barrio tenga las áreas sociales, "hemos hablado con la JAL, abogados y concejales, si no se soluciona jurídicamente la situación, tendremos que poner presión al IDU a través de protestas".